Ciudad Anime!

Ciudad Anime!

En esta Ciudad encontraras todo del mundo del anime y manga de la mano de muy buenos amigos. Continúa tu camino y recorre esta ciudad.
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Sing With Me? (cantarias conmigo?)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Sáb Mar 19, 2011 12:05 am

Recuerdo del primer mensaje :

esta historia fue inspirada justo en lo k me paso a mi estudie en una escuela de musica junto a un ex-amigo que ignore por 10 años y que nos volvimos a ver en esta escuela por eso keria escribir esta historia basada en mi vida espero les guste

___________________________________________________________________________________

Sing With Me?


Maka POV

Realmente, nunca me espere esto.

Bueno, no tanto…

- ¡Felicidades hijita! – me felicito papa - ¡lograste entrar!

- Estoy muy orgullosa de ti, Maka – me dijo mama con una gran sonrisa.

Y si, a pesar de que también estaba muy feliz por la gran noticia, ni yo me la podia creer.

Hace un par de días, envié mi solicitud a la gran escuela Shibusen Music School, donde me enseñarían a mejorar mi canto y aprender a tocar instrumentos, por que si, mi gran sueño era ser una de las mejores cantantes, como mis padres, Spirit-san y Kami-san, los integrantes de una de las mejores bandas de todos los tiempos, los "Death Scythe".

Pero ahora que tenia el sobre con mi aceptación a la escuela, estaba totalmente en shock, ¿Cómo era posible que me aceptaran a mí, a Maka Albarn, la niña que se desmaya si canta en público?

Debía de ser una señal de Kami-sama o algo por el estilo…

- ¿Y bien Maka?, ¿Cómo te sientes? – me pregunto dulcemente mama.

- ¿Rara…? – sonó mas a una pregunta que a una respuesta.

- ¡No te preocupes Maka!, ya veras como te acostumbraras, además, no se me hace raro que hayan aceptado, ¡tienes el mismo talento que tu madre! – dijo papa, el estaba mas que feliz.

- Hay querido… - dijo mama, levemente sonrojada mientras papa le daba un beso en los labios.

Tuve que escapar a mi cuarto si no quería vomitar. Quería a mis padres… excepto cuando hacían sus demostraciones de amor en público…

Entre a mi cuarto y me deje caer en la cama.

Entraría al Shibusen…

¡Entraría al Shibusen!

Una sonrisa se formo en la comisura de mis labios.

Después de todo… nada podría salir mal…

¿Verdad…?

Continuara.....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario

AutorMensaje
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Mar Abr 26, 2011 11:21 pm

vamos por la conti de mi historia jejeje

______________________________________________________________________________________

Maka POV

- ¡Hogar dulce hogar! – exclame mientras me dejaba caer en el sofá de la sala.

Soul entro poco después mientras cerraba la puerta y dejaba mis medicamentos en la mesa de la sala, Blair y Little Devil salieron de no se donde para dejarse caer en mi vientre y comenzar a maullar y ladrar de felicidad.

- Yo también los extrañe chicos – les dije mientras les acariciaba la cabeza con la mano derecha, ya que mi brazo izquierdo estaría enyesado por lo menos 3 semanas.

- ¿Tienes hambre? – pregunto Soul desde la cocina.

- ¿Tu que crees? ¡No deberían de llamar comida a lo que te sirven en el hospital!

Escuche la risa de Soul desde la cocina. Era verdad, lo único que había comido en todos estos días había sido gelatina, ya que la comida de hospital era realmente asquerosa.

Jugué un rato con Blair y con Little Devil mientras Soul preparaba la comida. El me había dicho que mientras yo usara el yeso el iba a cocinar todo los días. Intente negarme, pero el no dio su brazo a torcer.

- ¡Ya esta la comida! – anuncio Soul.

- ¡Aleluya! ¿Qué hiciste? – pregunte mientras me sentaba a la mesa.

- Espagueti a la boloñesa, son tus favoritos, ¿verdad?

- Es verdad – dije mientras me sonrojaba y comenzaba a comer.

Desde que desperté, Soul se ha preocupado mucho por mi, y eso me ha gustado mucho, ya que… ¡¿Qué mejor que despertar y ser atendida por el chico que amas? ¡Esto si que era lo mejor que me había pasado!

No sueñes despierta, Maka

Suspire.

Por mas que soñara que Soul y yo seriamos algo, esto nunca se iba a cumplir, ya que Soul no estaba enamorado de mí, y por mucho que me doliese, tenia que superarlo.

- Eh… esto… ¿Maka? – pregunto Soul levemente sonrojado mientras jugaba con una de sus albóndigas.

- ¿Si?

- Este… ¿querrías ir al cine con…?

Pero Soul ya no pudo terminar de hablar ya que de pronto, la puerta se abrió de golpe, asustándoos a los dos.

- ¡Chicos, tienen que oír esto! – grito Black Star, quien cargaba una grabadora.

- Lo sentimos mucho – dijo Tsubaki tímidamente al ver la puerta en el suelo.

- ¿Qué quieres Black Star? – pregunto Soul con una venita en la frente.

- ¡Escuchen, es le programa de radio de la escuela! – dijo mientras subía el volumen.

Soul y yo os miramos confundidos para después escuchar atentamente la radio.

- ¡Queridos oyentes de este espacio "Death Music", queremos informarles que hoy iniciamos el gran concurso "Pide y Canta", patrocinado por nuestro querido Director Shinigami-sama y por Mifune Yojimbo-san, dueño de la nueva Discoteca "Baba Yaga"! – Dijo el locutor, al cual reconocí rápidamente como Hero - ¡Recuerden, el ganador de este concurso cantara el vivo en la disco "baba Yaga" y recibirá un contrato discográfico con la disquera "Bones"! ¿Así qué que esperan? ¡Manden sus canciones ya!

- ¿Se refiere al concurso del que nos hablo Kid? – pregunto Soul alegre. (N/A: Recuerden el capi 8: Excalibur, ¿una mascota insoportable?)

- ¡Si, ese mero! – dijo Black Star emocionado.

- ¿Concurso? – preguntamos Tsubaki y yo al unísono, igual de confundidas.

- Si… verán, la radio de la Academia – como ya escucharon – esta haciendo el concurso de "Canta y Pide", la canción que más pida el público será la ganadora – dijo Soul.

- ¡Genial! ¿y ya enviaron la canción? – pregunte.

Soul y Black Star se miraron por un momento.

- Bueno… hay un pequeño problema… - murmuro Soul.

(15 minutos después…)

- ¡¿QUE? ¡ESTAN LOCOS SI CREEN QUE VOY A CANTAR EN PÚBLICO! – grite.

- ¡Pero Maka…! – murmuro Soul.

- No.

- ¡Te necesitamos! – dijo Black Star.

- Ya les dije que no.

Soul y Black Star pusieron carita de borreguito a medio morir, intente no prestarles atención, sin embargo, mi corazón de pollo* no se pudo resistir.

Suspire derrotada.

- Esta bien… ¡pero no les prometo el que no me desmayare! – les dije.

- ¡SI! – gritaron los dos victoriosos.

- ¡Hay que avisarle a Kid para comenzar a ensayar! – dijo Soul para tomar su chaqueta y salir del departamento con Black Star.

- Espera un momento… - murmure - ¡¿QUIEN VA A ARREGLAR LA PUERTA?

- ¿Y que canción cantaremos? – pregunte curiosa mientras Patty dibujaba una jirafa en mi yeso.

- Simple, Style – dijo Soul mientras afinaba su guitarra.

- ¿Style? – Pregunte - ¿Por qué se llama estilo?

- Simplemente le puse así, la escribí cuando era niño – murmuro sin darle mucha importancia al asunto.

- ¡Bien, ah tocar! – dijo Black Star con las baquetas en el aire.

- ¡1 2 3…!

Y la música comenzó a sonar.

Era una melodía suave y con ritmo, espere mi turno para comenzar a cantar, y cuando llego, deje que la letra saliera libre de mis labios…

"Hajimaru yo kimi to boku o

Tsunagu tobiranooku sureba

Donna mirai ga bokura o matteiru no…"

Todos suspiramos mientras nos dejábamos caer en los sillones de la sala de nuestro departamento.

- ¡Al fin acabamos! – exclamo Black Star mientras abría una de las latas de refresco que Soul había traído.

- Solo falta enviarlo a la radio y esperar el veredicto – dijo Kid mientras agitaba la caja donde estaba el disco con la grabación.

- ¿Se imaginan lo que pasaría si ganáramos? – Dijo Liz mientras miraba el techo – estaríamos a un paso de la fama…

- Y le daríamos su merecido a Kim y los demás – murmuro Chrona.

Todos suspiramos.

- Seria genial, ¿no? – murmuro Tsubaki.

- ¡Un brindis por la banda! – dijo Kid mientras alzaba su refresco.

- ¡Por la banda! – dijimos todos a coro entre risas.

- ¿Qué tatareas Patty? – pregunto Liz mientras volteaba a ver curiosa a su hermana.

- ¡Es la canción que están pasando en la radio, suena igual que la de nosotros, jejejeje! – dijo Patty alegre.

Todos nos miramos confundidos.

Soul se paro rápidamente y le subió el volumen a la grabadora.

Nos quedamos en shock al escuchar la canción.

- Esa letra… - murmure.

- Esa melodía… - continúo Soul.

- ¡Es nuestra canción! – gritamos todos.

- ¡¿Quién demonios la esta cantando? – exclamo Black Star furioso.

- Esa voz… la reconocería donde fuera… Kim… - siseo Soul con odio.

Todos nos miramos fijamente.

- ¿Y ahora que haremos? – Pregunte – si entregamos nuestra canción todos creerán que se las copiamos.

- Pero los que se copiaron fueron ellos – dijo Liz molesta.

- Maka tiene razón – dijo Kid – si les enviamos nuestra canción creerán que es una copia y no nos la aceptaran.

- Creo que tengo una idea… - murmuro Chrona.

- ¿Cuál Chrona? – pregunto Tsubaki.

- Todavía tenemos tiempo para componer otra – dijo tímidamente.

- Pero no tenemos otra canción que tenga solamente voz femenina – dijo Soul serio.

- Yo tengo una – murmure.

- ¡¿Enserio? – preguntaron todos alegres.

- Creo… no se si la traje o no.

- ¡Pues a buscar se ha dicho! – dijo Liz mientras corría hacia mi cuarto.

Después de una búsqueda infinita – y un par de regaños por parte de Kid por la "asimetría" del lugar -, logramos encontrar las tablaturas de mi canción.

- ¿Cómo dijiste que se llamaba Maka-chan? – pregunto Liz mientras leía las hojas.

- Paper Moon – murmure.

- ¿Paper Moon? – pregunto Soul curioso.

- La escribí en clase de historia, no tenia nada que hacer – le dije mientras me encogía de hombros.

- ¡Bien, hay que apurarnos, solo tenemos una hora y media para entregar la canción a la radio! – dijo Kid mientras terminaba de acomodar mis cosas "simétricamente".

- ¡entonces andando! – dijo Black Star mientras salía corriendo hacia el cuarto de ensayo.

- ¡Apúrense que solo nos quedan 20 simétricos minutos! – dijo Kid mientras veía su reloj de pulsera.

- ¡No apures al gran Black Star rayitas! – dijo Black Star molesto.

- Bueno, al menos ya tenemos la canción – dije mientras miraba la caja con el nuevo disco.

- ¡Oigan ustedes! – escuchamos una voz detrás de nosotros.

Todos nos dimos la vuelta sorprendidos. Soul se paro enfrente de mi en forma protectora, y no era para menos, ya que frente a nosotros se encontraban Ox, Kim y los demás. Desde que estaba en el hospital había tenido pesadillas sobre aquella noche en la discoteca, pero no le iba a demostrar a Kim que le tenia miedo.

- ¿Qué hacen aquí? – pregunto Soul molesto.

- Solo veníamos a ver a Maka-chan, nos enteramos que salio hoy del hospital – dijo Kim con preocupación fingida.

- Pues ya viniste, ya lárgate – dijo Chrona molesta.

- ¡Hay Chrona-chan! ¡soy tu prima, no deberías de hablarme así! – dijo Kim, para luego voltear a verme fijamente - ¿Qué es eso que tienes, Maka-chan?

Apreté con mas fuerza el disco contra mi pecho, sabia que Kim se refería a eso.

- Nada que te interese – dije seria.

- ¿Acaso intentan ganarnos en la competencia? ¡Por favor! ¡Ustedes no podrán contra nosotros! – dijo Ox.

- eso ya lo veremos, roba canciones – dijo Patty molesta.

- Soul, Maka, Tsubaki, Black Star, Chrona, ustedes adelántense, nosotros nos encargaremos de ellos, ¿verdad, Liz, Patty? – dijo Kid serio.

- ¡Haiii!- dijo Patty alegre.

- Puff… no salimos nunca de peleas – dijo Liz mientras se paraba a un lado de Kid y de Patty.

- Entonces que sea una pelea justa – dijo Kilik mientras daba un paso hacia enfrente – yo no tengo nada contra ustedes… pero quiero divertirme un rato, ¡Fire, Thunder! – llamo a sus primas, quienes se pararon a ambos lados de el.

- ¡Te lo dejamos en tus manos Kid! – dijo Soul mientras me sujetaba del brazo derecho y me obligaba a correr con los demás.

- ¡No escaparan! – grito Harvar.

Comenzamos a correr lo mas rápido que podíamos, con Harvar, Kim, Jacqueline y Ox pisándonos los talones. Apreté con fuerza el disco, no dejaría que ellos me lo quitaran.

- ¡La radio esta cerca de las gradas, corran mas rápido! – dijo Chrona.

- ¡No los dejaremos! – dijo Jacqueline mientras nos bloqueaba el paso junto a Harvar.

- Maka, Soul, Chrona, adelántense, Tsubaki y yo nos encargaremos de estos – dijo Black Star.

- Yo me quedare con ellos – dijo Chrona – ustedes corran.

- ¡Suerte! – les dijimos soul y yo al unísono mientras esquivábamos a Harvar.

- ¡Hey!

- ¡Tu peleas contra mi idiota! – gruño Black Star.

No pude ver si Black Star lo golpeo o no ya que Kim estaba prácticamente a tres pasos de mi, así que acelere el paso.

Sonreí al ver la estación de radio.

¡Falta poco, apresúrate!

- ¡No te dejare! – grito Ox mientras se abalanzaba contra mi.

Cerré los ojos sin dejar de correr, pero los abrí al no sentir el impacto de Ox contra mi. Soul lo había detenido.

- ¡Maka, corre! – grito mientras empezaba a pelear contra Ox.

Acelere a más no poder. Respiraba entre jadeos, mis piernas ya se sentían pesadas, pero no solo era yo, Kim también ya se veía cansada.

Me lancé contra el buzón de la radio cuando la tenía a dos metros de mi, cuando escuche el grito de Kim cerca de mi.

- ¡Maldita! – grito mientras caía encima mío.

Ambas caímos al suelo mientras yo estiraba mi brazo derecho para meter el disco en la ranura.

Una nube de polvo nos envolvió a las dos. Comencé a toser cuando un poco de polvo entro a mi garganta.

- ¡Maka! – grito soul preocupado.

- ¡Estoy… coff… bien… coff! – dije con una sonrisa.

- ¡Kim! ¿Y el disco…? – dijo Ox mientras ayudaba a parar a Kim.

- ¡No lo tengo…! – Dijo furiosa mientras volteaba a verme - ¡Tu…!

- Al parecer ganamos – le dije burlonamente. Justo cuando habíamos caído, el disco salio volando de mi mano y milagrosamente cayó en la ranura del buzón.

- Mejor suerte para la próxima, idiotas – dijo Soul con una sonrisa.

- ¡Esto no se quedara así! – dijo Kim molesta mientras se enfurruñaba y se daba media vuelta para irse seguida de Ox-Ford.

Soul y yo comenzamos a reírnos de su reacción, para luego voltear a vernos aun con la sonrisa en el rostro.

- Bien hecho Maka – me dijo Soul.

- Ha sido difícil – confesé – bien, es mejor que vallamos por los demás para ir a escuchar el veredicto en la radio – dije mientras suspiraba.

Soul se rió y paso su brazo por mis hombros.

Me sonroje como un tomate, pero no le dije nada y me recargue en su hombro mientras caminábamos hacia los demás…

- ¡Sube el volumen! – le dijo Kid a Black Star.

- Todo yo, todo yo… - murmuró Black Star molesto.

- ¡Konichiwa queridos oyentes de "Death Music"! – Saludo Hero - ¡al fin tenemos los resultados del concurso "Pide y Canta"! ¡Redobles por favor! – se empezó a escuchar una música de tambores de fondo - ¡en segundo lugar, con 123 votos tenemos a… The Pixies con "Style"! – todos gruñimos molestos - ¡ en primer lugar, con 325 votos tenemos a… Soul Eater con "Paper Moon"!

Todos nos miramos sorprendidos.

- No puede ser… - murmuro Liz.

- Nosotros… - susurro Tsubaki.

- Ganamos… - complete.

- Ganamos – dijo Kid serio.

- ¡GANAMOS! – gritamos todos al unísono mientras nos abrazábamos.

- ¡Para los ganadores, reúnanse a las 7:00 con Shinigami-sama y Mifune-san en la dirección para que les den su premio! ¡Felicidades a los demás y suerte para la próxima! ¡Aquí les dejo la canción ganadora, sayonara!

Pronto la música comenzó a sonar, aquella melodía que nos había costado trabajo hacer.

"I'm falling

down into my shadow

iki wo hisomete matte iru deadly night

Don't scary

majyo ga egaita

kabocha no basho mo sono me ni utsuseru kara

See you in your dreams yeah baby

kowai yume dato shitemo"

Tsubaki, Liz, Patty y yo comenzamos a cantar al ritmo de la canción – y para ser sinceros, se me hacia raro escuchar mi voz en la radio – mientras que Soul y los demás festejaban con sodas.

Esto sin duda, era lo mejor que había pasado en toda la semana…

- ¡Felicidades chicos! – nos dijo Shinigami-sama alegre.

- Gracias Shinigami-sama – dijimos todos con una sonrisa.

- Bien, irán a cantar a la disco este 15 de Diciembre, ese día también ira el dueño de la disquera "Bones" para escucharlos, ¿esta claro?

- ¡Si! – dijimos alegres.

- Bien chicos, ya pueden retirarse, ¡y váyanse preparando! – nos dijo Shinigami-sama.

- ¡Claro! ¡adiós Shinigami-sama, Mifune-san!

- Cuídense – se despidió el mientras todos salíamos de la dirección.

Voltee a ver el cielo através de una de las grandes ventanas que había en el pasillo, el crepúsculo se asomaba a lo lejos, dando un bello espectáculo.

- ¡Waaaa! ¡Me muero de hambre! ¡Tsubaki, vamos a cenar algo! – dijo Black Star mientras caminaba hacia el comedor.

- Hasta mañana chicos – se despidió ella con una sonrisa mientras seguía a Black Star.

- Adiós – dijimos todos.

- yo también me tengo que ir – susurro Chrona – tengo que ir a ayudar a mama en la enfermería.

- ¡Te acompaño! – dijo Kid alegre. Chrona se sonrojo y asintió.

- Nosotras también nos vamos, ya llego la hora de nuestra telenovela, ¿verdad Patty? – dijo Liz mientras volteaba a ver a su hermana.

- Es verdad… ¡Fernando, no te mueras! – grito Patty con lagrimas en los ojos. Todos la miramos con pena.

Soul y yo nos despedimos de los chicos para dirigirnos a nuestro departamento.

Ambos estuvimos muy callados durante el camino, cada uno sumido en sus pensamientos.

Vamos Maka, ¡di algo!

- Bonito atardecer… ¿Verdad? – murmure apenada.

- Hum… - murmuro Soul.

Buena idea, ¿eh?

- ¿Maka?

- ¿Si?

- Yo… este… yo… bueno… ¿querrías ir al cine este viernes? ¿Conmigo? – susurro Soul completamente sonrojado.

- ¿Eh? – dije sorprendida, mientras me sonrojaba aun mas de lo que ya de por si estaba.

- Bueno… claro… si quieres – dijo mientras se rascaba la nuca apenado.

Lo mire fijamente por un rato.

- Claro – le dije con una sonrisa.

- ¡¿Enserio?... digo… ¿enserio…?

- Si, me gustaría ir al cine contigo Soul – murmure mientras agachaba la mirada.

- Eh… bueno…

Me acerque a Soul mientras me recargaba en su hombro.

- Baka… - susurre.

- Matada* - me dijo mientras me abrazaba la cintura.

Soul podía ser cool en la música y en otras cosas…

Pero no era nada cool con respecto a pedir una cita.

Continuara…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Miér Abr 27, 2011 12:18 am

no sabia q cada cap tenia su nombre jajaja
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Miér Abr 27, 2011 12:32 am

vamos por la conti de mi hermosa historia-vida jajajajaja

_______________________________________________________________________________________

Maka POV

- Bien señorita Albarn, ¿Cómo siente el brazo?

- Mejor, pero con usted aquí doctor Cullen, se siente de maravilla – le dije, para después taparme la boca y sonrojarme como nunca.

Soul gruño detrás de mí.

- Ejem… ¿y como esta su brazo? – pregunto.

- Bien, pero le dolerá por unos días más, así que deberás tomar estas pastillas – me dijo el doctor Carlisle Cullen (N/A: Si, adivinaron, ¡el de Crepúsculo! OwO) mientras me daba una receta médica.

- Esta bien, gracias por todo doctor, Maka, vámonos.

- ¿No nos podemos quedar un rato mas? Es que siento como si me quisiera enfermar – dije mientras veía embobada al doctor.

- No, ya vámonos.

Y antes de que pudiera decir algo más, Soul me arrastro fuera del consultorio.

Ya habían pasado tres semanas, así que ya era hora de que me quitaran el yeso. Me sentía mas cómoda sin el, ya que, ¡por dios! Uno no puede dormir bien con esa cosa de por medio.

- Gracias por acompañarme – le dije a Soul mientras estiraba mi brazo.

- De que – murmuro mientras volteaba a ver a otro lado.

Le sonreí mientras me acercaba a el y recargaba mi cabeza en su hombro. Ya me estaba acostumbrando a hacer eso, y al parecer a Soul no le molestaba, ya que el siempre suspiraba cuando yo me recargaba en el y me abrazaba por la cintura. Cualquiera que nos viera diría que parecíamos novios…

Cosa que por cierto, NO éramos.

Suspire.

Al menos tenía que disfrutar el momento, ¿no?

- ¡Cuéntanos todo Maka! – disparo Liz.

- ¿A-a que se refieren…? – pregunte temerosa mientras batía mi pasta para el pastel.

- ¡Ya sabes a que nos referimos! ¡a tu cita con Soul!

Me sonroje como nunca.

Estábamos en la clase extra de cocina, por que si, teníamos que tener otras actividades extracurriculares, y era este taller o el de fut bol – digamos que soy todo un imán para balones -. Marie-sensei era nuestra maestra en esta clase, y nos había pedido que hiciéramos un pastel, aunque claro, ni un pastel puede detener a Liz.

- ¿Y bien…?

- ¿Qué quieres saber…?

- ¡Todo! ¿Adonde fueron, se te declaro, te beso…?

- ¡NO! ¡No paso nada! – dije sonrojada.

- ¿Entonces que paso? – pregunto Tsubaki tranquilamente.

Suspire.

- Bueno… me llevo al cine…

- ¿Cuál fueron a ver?

- Bien… yo quería ver la de Como si fuera cierto, pero entonces vi que Soul miraba la cartelera de la película de Destino Macabro… así que decidí que entráramos a ver esa.

- ¿Fuiste a ver una película de terror? – pregunto Chrona sorprendida.

- Si, y debo admitir que es una de las mejores que he visto, aunque si me asuste mucho.

- Y debo de imaginar que Soul te abrazo mas de una vez – me dijo Liz pícaramente.

- Pues… si – admití sonrojada.

- ¡Je! ¡Lo sabia!

- Maka-chan, ¿Por qué no le dices a Soul-kun lo que sientes? – me pregunto Tsubaki.

- Yo… no se que haría si el no me correspondiera… - murmure – me costo mucho trabajo recuperar su amistad y no quiero volver a perderla…

- ¿Sabes? Yo pienso que Soul ha de sentir lo mismo por ti, digo, el lo ha demostrado mas de una vez – dijo Liz mientras le ponía huevos a su harina.

- ¿Cómo cual?

- Cuando estuviste en el hospital Soul no se separo de ti en ningún momento, es mas, casi ni dormía, ya que el quería verte despertar.

Me concentre en seguir batiendo mi masa mientras recordaba el día en que desperté en el hospital. Soul me había dicho que solo estaba descansando los ojos… si tan solo hubiera sabido que el no había dormido por mi culpa le hubiera dado un gran Maka-chop en la cabeza.

- Aun así no estoy muy segura de decírselo… - susurre.

- ¡Bien chicas! – Dijo Marie-sensei – Pasado mañana será la exposición de pasteles, en donde ustedes le dedicaran su pastel a la persona que quieran, ¿entendido? – nos dijo con una sonrisa picara.

- ¿Tiene que ser a un chico? – pregunto una chica nerviosa.

- Sip, pero no a fuerzas será a un chico, también se lo pueden dar a algún amigo, amiga e incluso a un profesor, ¡en fin! ¡nos vemos mañana! – dijo Marie-sensei mientras salía del salón.

- Chicas, quedamos Patty y yo de ir por Kid a la cancha de fut, ¿nos acompañan? – nos pregunto Liz mientras guardábamos nuestras masas en el refrigerador.

- ¡Claro! – dijimos todas a coro.

Todas nos encaminamos a la cancha de Fut bol, ya que los chicos se habían metido a el equipo de la escuela. No pude evitar sonrojarme cada vez que Liz hacia un comentario de cómo se veía Soul con uniforme de deportes.

Cuando llegamos a las canchas vimos que los chicos seguían entrenando. Su uniforme era simple, una playera de manga corta blanca y un short negro con una calavera del lado izquierdo, sus calcetas eran blancas y sus tacos* eran negros.

Como aun no acababan nos fuimos a sentar a las gradas para disfrutar el pequeño espectáculo. Kid traía el balón, pero era perseguido por Harvar.

Kid pateo el balón y se lo paso a Soul – y para ser sinceras… si se veía muy bien en uniforme – quien logro esquivar a Kilik cuando este se lo intento quitar.

Soul se lo paso a Black Star, y este lo pateo con gran fuerza hacia lo portería que ni Ox-Ford se atrevió a pararla.

- ¡YAHOOO! ¡Nadie puede superar al Gran Black Star y a sus pequeñas estrellas acompañantes!

- ¿Sabes algo Black Star? Estamos aquí y podemos oírte a la perfección – dijo Soul molesto.

- bien chicos, el entrenamiento acaba por hoy – anuncio Sid-sensei mientras se retiraba.

- ¡Hey, Tsubaki! – grito Black Star quien caminaba hacia nosotras seguido de Kid y Soul - ¿viste mi fantástico gol?

- Si – respondió Tsubaki con una sonrisa.

- Juegan bien – le dije a Soul.

- Eh… gracias…

- ¿Nos pueden esperar otro rato? Debemos de irnos a duchar, no aguanto estar sudado… y si estos dos no se bañan no habrá simetría de limpieza – dijo Kid con un leve tic en el ojo derecho.

- Esta bien, vallan, aquí los esperamos – dijo Liz.

Los chicos se despidieron y se dirigieron a los vestidores, dejándonos nuevamente solas en las gradas.

- Y bien… ¿ya decidieron a quien le darán su pastel? – pregunto Liz.

- Yo se lo daré a Black Star – dijo Tsubaki sonrojada.

- Yo a Kid – murmuro Chrona.

- Patty y yo también le daremos uno, ¿y tu Maka?

- Yo… este… pues… se lo quiero dar a Soul – admití sonrojada.

- ¿Sabes? Ese seria un gran paso para decirle lo que sientes.

- ¡No se lo pienso decir todavía! – dije mientras me sonrojaba aun mas, debía de parecer ya un tomate.

- Entonces se lo piensas decir algún día – me pico Tsubaki.

- ¡Yo… yo…!

- ¿se lo dirás Maka-chan? – pregunto Chrona.

- Tal vez… - murmure.

Todas suspiraron.

- Lo de ustedes si que es un caso muy complicado – murmuro Liz.

Les sonreí, pero en ese mismo momento se comenzaron a escuchar golpes y gritos desde los vestidores de los chicos.

- ¡¿Pero que…? – dijo Liz asustada.

Todas nos volteamos a ver asustadas.

- ¡Los chicos! – gritamos al unísono.

Como alma que lleva el diablo corrimos hasta los vestidores. Enfrente de estos había una bolita de chicos animando a los que se estaban peleando en el centro. Como pudimos nos hicimos paso hasta el centro, y tal fue nuestra sorpresa al ver a Ox en el suelo y a Soul encima de el golpeándolo sin piedad.

Sentí como el miedo se apoderaba de mi, pero este no tenia comparación al que había sentido en la disco, no… era diferente, muy diferente, podía ver el odio brillando en los ojos de Soul, incluso llegue a pensar que de verdad el quería matar a Ox.

- ¡Soul! – grite, pero el pareció no escucharme.

Black Star y Kid lograron separar a Soul de Ox-Ford, pero antes de que este lograra pararse del suelo Soul le metió una patada en el estomago, haciendo que el escupiera un poco de sangre. Comencé a sentirme mareada, pero Tsubaki me sostuvo del brazo antes de que perdiera el equilibrio.

- ¡Vuelves a decir eso y date por muerto! – rugió Soul.

Nunca creí ver a Soul de esa forma, sus facciones estaban contraídas por la furia y sus ojos estaban brillantes por el odio, a mi mente llego la imagen de un cazador siendo interrumpido a la hora de intentar matar a su presa.

- Vámonos de aquí Ox, Evans parece que quiere matar a alguien – murmuro Harvar mientras ayudaba a Ox a pararse.

- ¡Esto no se quedara así Evans! – dijo Ox mientras se limpiaba la sangre de la boca.

- ¡Ya lárgate de aquí Ox! – dijo Black Star molesto.

Ox y Harvar se fueron, y pronto la bolita de estudiantes comenzó a disiparse, hasta que solo quedamos nosotros ocho. Tsubaki me soltó, y tan pronto lo hizo corrí hasta llegar junto a Soul.

- ¿Estas bien? – le pregunte preocupada.

- Si… - murmuro Soul mientras desviaba la mirada.

- ¿Qué paso? – le pregunte.

- Nada… - respondió Soul molesto mientras pasaba de largo y caminaba hacia los departamentos.

Todos nos quedamos en silencio mientras lo veíamos irse. Sentí mis ojos arder a causa de las lagrimas de rabia que querían salir, ¿Por qué el no me decía nada? ¿Acaso no confiaba en mí?

- ¿Qué paso aquí? – pregunto Tsubaki preocupada.

Kid y Black Star suspiraron pesadamente.

- Ox-Ford comenzó a decir cosas sobre Maka – dijo Kid molesto.

Voltee a verlos sorprendida.

¿Soul se había peleado por eso?

- ¿Qué cosas? – pregunte.

- Estaban diciendo sobre como te verías con el uniforme de fut, pero Ox dijo que te verías mejor sin el, Soul lo escucho y sin pensárselo dos veces comenzó a golpearlo – dijo Black Star.

Me quede en silencio. ¿Tanto le importaba a Soul como para que se pelease por mí? Mi corazón comenzó a latir desenfrenado al recordar las palabras de Liz: ¿Sabes? Yo pienso que Soul ha de sentir lo mismo por ti, digo, el lo ha demostrado mas de una vez.

- Será mejor que valla a hablar con el… - susurre.

Todos asintieron y comencé a correr hacia le departamento.

Mi cabeza estaba hecha todo un caos, ¿Qué se suponía que le diría? ¿Qué haría? ¿Le daba las gracias y después que?

Llegue al departamento y abrí la puerta lentamente.

- ¿Soul…? – pregunte mientras entraba.

Soul estaba acostado en el sillón de la sala mientras miraba el techo seriamente. Me acerque a el lentamente y me senté en el espacio de sillón que aun quedaba libre. Ambos nos quedamos en silencio un rato, hasta que la final decido romperlo yo.

- Gracias… - murmure.

- Ya te lo contaron Kid y Black Star… ¿verdad? – pregunto Soul sin despegar su vista del techo.

- Si… y por eso te doy las gracias – susurre sonrojada.

- De que – dijo Soul mientras volteaba verme con una sonrisa.

- Bien… ¡MAKA-CHOP! – dije mientras golpeaba a Soul en la cabeza con un libro que tenia a la mano.

- ¡Auch! ¡¿Y eso por que? – grito mientras se sobaba.

- ¡Por no dejarme golpear a Ox! – grite molesta.

Y así nos la pasamos peleando el resto del día, aunque eso nos sirvió para olvidarnos de lo ocurrido en la mañana…

- ¡Patty, deja de jugar con la masa, tenemos que acabar ya con el pastel! – regaño Liz a Patty, quien estaba haciendo una jirafa con su masa para el pastel.

- ¡Jirafa, jirafa, jirafa, jejejeje!

- ¡Listo, ya termine mi pastel! – dije con una sonrisa.

- Te acompaño a dejarlo en el horno – me dijo Tsubaki con una sonrisa.

Caminamos hasta el horno que estaba en el salón y metí mi masa en el, puse la temperatura ideal para que se cocinara y comencé a mirar como se iba cocinando poco a poco.

- ¿Cómo esta Soul-kun? – pregunto Tsubaki.

- Ya mejor, ya no tiene tantas ganas de matar a Ox – dije con una sonrisa.

- ¿Y tu? ¿Cómo estas?

Suspire.

- Pues… bien, decidí no prestarle atención a sus comentarios.

- Me alegro – me dijo Tsubaki con una sonrisa.

- ¿Escuchaste lo que paso ayer? – murmuro una voz cerca de nosotras, no tuve que voltearme para saber que era Jacqueline.

- Si – respondió Kim – supe que Soul golpeo a Ox por que según estaba "defendiendo" a Albarn.

- ¿No te sientes mal Kim? – pregunto Jacqueline.

- ¿A que te refieres?

- Digo… Soul y tú son novios… ¿no?

En ese momento sentí como si todo se hubiera parado.

¿Había escuchado bien?

¿Soul y Kim… novios?

Voltee a ver a Tsubaki, ella también tenia la misma – o casi la misma – expresión de sorpresa que yo.

- ¡Ah… te refieres a eso! No… Soul y yo terminamos en cuanto me salí de su banda, tuvimos unas discusiones y pues… lo nuestro ya no daba para mas – dijo Kim como si nada.

- Maka-chan… - susurro Tsubaki.

De nuevo los ojos comenzaron a arderme, aunque esta vez ni yo le hallaba motivo para que empezaran a salir las lágrimas, ya que… después de todo Soul y yo nunca hemos sido nada…

- ¡Oh, Maka, no sabia que estabas aquí! – Dijo Kim con falsa preocupación – debo de suponer que ya lo escuchaste todo, ¿no?

- Cállate Kim – le dijo Tsubaki seria.

- ¿Por qué? Es bueno que ella se entere de que Soul y yo fuimos novios…

Kim ya no pudo continuar, ya que de repente le cayo merengue en su camisa.

- ¡¿Qué…?

Voltee a ver hacia mi mano, en ella tenia una manga con boquilla*, no sabia de donde había salido aquel arranque de ira, el cual me había hecho lanzarle el merengue a Kim, pero me hacia sentir un poco mas relajada.

- ¡Tu…! – siseo Kim furiosa.

- ¡Ups! – Dije con falsa inocencia - ¡perdón Kim!

- ¡Me las pagaras! – grito enojada mientras tomaba un pedazo de un pastel que estaba detrás de ella y me lo lanzaba.

Por suerte logre esquivar ese trozo, pero este siguió su trayectoria para irse a estampar contra la cara de Marie-sensei.

- ¿Qué…? – murmuro Marie-sensei atónita.

- ¡Guerra de pasteles! – grito Patty mientras comenzaba a lanzar pastel a diestra y siniestra.

Lo que antes había sido una clase normal de cocina se había convertido en un campo naval de pasteles, los cuales volaban libremente por el aire ensuciando todo a su paso.

Tsubaki, Chrona, Liz y yo nos escondimos debajo de una mesa, mientras que Patty se la pasaba de lo lindo lanzando masa para pastel.

- ¡Oh no! ¡Ahora tendré que hacer más pastel! – se lamento Liz.

- ¡No se como lidiar con una guerra de pasteles! – dijo Chrona asustada.

- ¡¿Dónde te encuentras Maka Albarn? – grito Kim furiosa.

- ¡Ya me cargo el payaso*! – dije asustada.

- ¡YA BASTA! – grito furiosa Marie-sensei.

Todas dejaron de lanzarse pastel, e incluso Patty se puso seria, pero… ¿Quién no lo haría? Marie-sensei parecía hecha toda una fiera.

- Quiero que limpien todo esto enseguida… ¡¿ESTA CLARO?

- ¡Si, Marie-sensei! – dijimos todas mientras hacíamos un saludo estilo militar.

Después de media hora de limpieza, el salón quedo impecable… lo malo era que todos los pasteles habían muerto en la guerra.

- ¡Mi pastelito se fue a la guerra, que dolor, que dolor, que pena! – canturreo Patty alegre.

- Bien, como ustedes, señoritas, decidieron jugar con sus pasteles que deben entregar mañana, ¡nadie saldrá de aquí hasta que acaben con su pastel! – nos dijo Marie-sensei molesta.

- Si Marie-sensei… - murmuramos todas mientras que se escuchaba la risa de Patty.

Durante el resto de la tarde – y la noche – todas nos concentramos en acabar nuestros pasteles, Kim no paraba de mandarme miradas asesinas, pero no hizo nada, ya que no se quería arriesgar a enfrentar la furia de Marie-sensei.

Mire le reloj de la pared en cuanto termine de ponerle el ultimo detalle a mi pastel, eran las 9:00 de la noche, seguramente Soul y los demás estarían preocupados por nosotras.

- Bien chicas, veo que ya todas terminaron sus pasteles, así que pueden guardarlos e irse… ¡pero si me entero de que se les ocurre hacer algo "gracioso" verán el por que me dicen "La Pulverizadora"! ¡¿Entendido?

- ¡Si Marie-sensei! – dijimos todas asustadas.

- bien, ¡hasta mañana chicas! – se despidió con una sonrisa.

- Es verdad cuando dicen que la maestra es bipolar… - murmuro Liz.

Todas nos reímos, sin embargo no pude evitar volver a sentirme triste…

- ¡¿Se puede saber donde estabas? ¡Me tenias preocupado! – grito Soul una vez que entre al departamento.

- Estaba en la clase de cocina… - murmure sin voltear a verlo.

- ¿En la clase de cocina? ¿a estas horas? – pregunto confundido.

- Si… ¿sabes? Estoy cansada, me voy a dormir… - dije mientras caminaba de largo y me encerraba en mi habitación.

Me deje caer en la cama mientras hundía mi cara en la almohada, Blair se acerco a mi y se acurruco a un lado mío, no me maulló, y yo se lo agradecí, no estaba de humor como para tener una platica "gatuna" con ella.

Supe que estaba llorando cuando sentí mojada la almohada, pero no entendía por que lloraba. ¿Qué me importaba si Kim y Soul fueron novios o no? Yo no tenia derecho a ponerme celosa de ella, después de todo, ¿Qué era Soul de mi? Simplemente éramos amigos…

Si…

Simplemente amigos…

Pronto comencé a llorar más fuerte, Blair comenzó a lamerme la mejilla intentando secarme las lágrimas. La abrase, y después de un rato me quede profundamente dormida…

- T-ten Kid… - murmuro Chrona nerviosa mientras le entregaba su pastel a Kid.

- ¡Gracias Chrona! – dijo Kid sonrojado mientras aceptaba el pastel, pero después se le quedo viendo a este con su típica cara de maniático – pero… ¡¿Solo 1? ¡El 1 no es simétrico!

- ¡Ten! – Dijo Liz mientras le entregaba su pastel – para que no te estés quejando.

- ¡Oh, gracias!

Todas las chicas de la clase de cocina le estaban entregando su pastel a su persona elegida. Note que unas cuantas le querían dar pastel al profesor Stein… pero… nadie se le acercaba ya que a su lado estaba Medusa-sensei con cara de "es mío", por lo que nadie le daba pastel. Tsubaki ya le había entregado su pastel a Black Star, quien lo acepto con una sonrisa, ya que era el triple de grande que los demás.

Yo en cambio me encontraba sentada en una de las gradas – ya que la entrega de pasteles era en las canchas – con mi pastel en las piernas. En un principio había hecho este pastel de chocolate para Soul… pero con lo que había pasado ayer… estaba entre dárselo o no.

Puedes comértelo tu… o se lo puedes dar a Black Star, el lo aceptara sin preguntarte nada y se lo comerá en 1 2 x 3, así no tendrás que dar explicaciones sobre donde esta tu pastel…

Suspire.

O puedes tirarlo a la basura…

Mire hacia donde estaba el bote de la basura, me pare y me encamine hacia el.

Por un momento me sentí como si hubiera hecho algún crimen, así que voltee a ver a todos lados para ver si alguien me miraba o no.

Volví a suspirar mientras me ponía en posición para tirar mi pastel a la basura.

- ¿Maka?

- ¡Ahh! – grite asustada mientras me alejaba del bote de basura y miraba a la persona que me había hablado.

Era Soul.

- ¿Qué haces? – pregunto curioso.

- Eh… etto… nada… - balbuce nerviosa.

- ¿Por qué ibas a tirar tu pastel a la basura?

- Por que… me quedo mal… ¡si, eso! Sabe feo.

- ¿Cómo lo sabes si no lo has probado? – dijo mientras señalaba al intacto pastel.

- ¡Por que si, por que yo lo digo!

- Déjame probarlo, yo te diré si sabe mal o no…

- ¡No!

- Maka…

- ¡Ya te dije que no!

Soul me sonrió de una extraña manera mientras se acercaba a mi.

No pude evitar sonrojarme, ¡era igual que aquella vez! – ya saben a cual me refiero, el día "negro", como yo le digo -.

Soul se acercaba cada vez más y más…

Cerré mis ojos mientras me ponía mas roja de lo que normalmente me pongo y usaba el pastel como un escudo – el cual no dudaba en emplear -, sin embargo, nunca sentí a Soul muy cerca de mi.

Abrí mis ojos lentamente, y lo único que vi fue a Soul quitando un poco del merengue de mi pastel con su dedo, para después llevárselo a la boca.

- No sabe mal… ¿Para quién es? – pregunto.

- P-para ti… - susurre sonrojada.

- ¿Para mi? – Asentí - ¿y lo querías tirar? – pregunto levemente molesto.

- Ya te dije que sabia mal… - susurre sin voltear a verlo.

Soul se me quedo viendo fijamente, tanto que comencé a sentirme un poco cohibida.

- ¿Lo vas a querer o no? – pregunte.

- Si insistes… - murmuro mientras agarraba el pastel – gracias.

- De que…

- En fin, los demás quieren ir a ver una película al cine, ¿quieres ir?

- E-esta bien…

- Vamos a dejar el pastel al departamento, ¿si?

- Ok.

Ambos comenzamos a caminar hacia el departamento. Durante todo el camino el silencio se hizo presente entre nosotros.

Me mordí el labio ligeramente, mi cabeza se debatía entre preguntarle a Soul o no si era verdad lo que había dicho Kim ayer. Comencé a jugar con mi corbatín nerviosa. ¿Decirle o no decirle? He ahí el dilema…

- Maka… ¿te pasa algo? Has estado muy extraña desde la mañana – me pregunto Soul preocupado.

- N-no es nada.

- ¡Vamos! Puedes decirme lo que sea – me dijo con una sonrisa.

Suspire.

- ¿TuyKimhansidonovios? – dije rápidamente, atropellando las palabras.

- ¿Qué? – pregunto Soul confundido.

- ¡Que si tu y Kim han sido novios! – grite mientras me sonrojaba a mas no poder.

Soul me vio fijamente un rato para luego echarse a reír.

- ¡Eso no tiene gracia Soul Eater! – dije molesta mientras desviaba la mirada.

- ¡Perdón… jejeje… es que… jejeje! ¿Kim y yo novios? ¡Nunca! – dijo entre risas.

Ahora fui yo la que lo miro fijamente.

- ¿Enserio?

- ¡Enserio! ¡Kim y yo nunca hemos sido novios…! Bueno… si no contamos aquella vez…

- ¡¿Aquella vez? – dije asustada.

- Si, fue en una obra de navidad, Kim y yo fingimos ser pareja en esa obra, pero solo fue pura actuación, nunca hemos sido novios en verdad… ¿Por qué la pregunta?

- Y-yo… es que… ayer escuche a Kim decir que ustedes habían sido novios… - susurre mientras agachaba la cabeza.

- Pues ahora ya sabes la verdad, Kim y yo nunca fuimos ni seremos novios.

- Si… - murmure, ahora ya me sentía mas tranquila.

Soul comenzó a reírse quedamente, pero no lo suficientemente bajito como para que yo no lo pudiera escuchar.

- ¿Qué sucede? – le pregunte confundida.

- ¿Maka Albarn celosa? Eso si que esta como para subirlo a You Tube… - dijo Soul burlonamente.

No pude evitar sonrojarme por la vergüenza.

- ¡SOUL EATER EVANS! – grite mientras alzaba mi libro mas grueso en forma de amenaza.

- ¡Demonios! – murmuro Soul mientras empezaba a correr.

- ¡NO HUYAS COBARDE!

Corretee a Soul por casi todo el campus, pero para ser sinceros, ya no estaba molesta con el…

Bueno… no mucho…

Continuara…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Miér Abr 27, 2011 1:05 am

jajajajja es geniaal.. jajaja

pero fuera d joda.. la historia me parece genial.. tiene de todo.. es como si fuera totalmente inventada, lo lees y no crees q pueda haber pasado en la realidad, y cuando me acuerdo de eso, realmente me siento mal por vos (si es q entendi bien la historia --y no de mala manera, no lo malinterpretes)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Miér Abr 27, 2011 1:20 am

jejej no estoy molesta ademas yo ise el formato de mi historia como si fuera una historia inventada jejeje pero a decir verdad todo eso me paso y lo de adelante me iso sufrir

____________________________________________________________________________________

Maka POV

- Por eso te has estado mostrando tan distante conmigo, ¿verdad? Por que tienes miedo de lo que puedas hacer. Pero eso ya no es necesario – murmuro Elena.

- ¿No es necesario? – le pregunto Stefan sorprendido.

- Tú no quieres hacerme daño.

- ¿No? Ha habido momentos, cuando te contemplaba en publico, en el que apenas podía soportar no tocarte. En los que me sentía tan tentado por tu blanca garganta, esa pequeña garganta blanca con las venas de un azul tenue bajo la piel… Momentos en los que pensé en agarrarte y tomarte por la fuerza ahí mismo en la escuela…

- No hay necesidad de tomarme por la fuerza. Ya tome una decisión Stefan, quiero hacerlo.

- No sabes lo que me pides… - susurro Stefan con dolor.

- Deseo estar contigo…

- ¡No sabes lo que dices! Si me dejo ir una vez, ¿Qué me va a impedir cambiarte, o matarte? La pasión es más fuerte de lo que te imaginas ¿No comprendes aun lo que soy, lo que puedo hacer? ¿No has visto suficiente aun? ¿O acaso debo mostrarte más? ¿Es que no eres capaz de imaginar lo que podría hacerte? Tus frágiles huesos… Tu suave piel… Tu blanco cuello…

- Nunca me harás daño… - volvió a murmurar Elena mientras lo veía fijamente.

Stefan suspiro mientras veía a su amada.

- ¿Confías en mi?

Elena asintió, y pronto Stefan bajo a su garganta para incrustarle sus colmillos…

- ¡Oh Stefan! ¡Muérdeme a mi! – grito Liz con lagrimas en los ojos.

Todas nos comenzamos a reír.

Habíamos rentado la película de Vampire Diaries: The Awekening, y decidimos verla en mi departamento junto con los chicos, los cuales parecían que estaban apunto de quedarse dormidos.

- ¿Cómo les puede gustar ese vampiro? – pregunto Black Star.

- ¡Simple! ¡Stefan es dulce, amable, caballeroso y ama solamente a Elena! ¡Es del tipo de hombres que ya no existen! – dijo Liz mientras que todas asentíamos, dándole la razón.

- ¡Es un simple vampiro! ¡Se muere bajo la luz del sol!

- Pero te puede matar en un santiamén si se lo propone – le dije.

- ¡Nadie puede derrotar al Gran Black Star!

- Pero si se puede quedar con la chica linda – murmuro Soul.

- Es verdad…

Todos comenzaron a reírse de Black Star mientras que yo suspiraba y miraba la televisión. Aveces me gustaría ser como los personajes de una película, ya que para ellos es fácil decirse sus sentimientos, en cambio, para mi era difícil. ¿Cómo se suponía que le diría Soul que lo amaba?

- Chicos… ¿a que estamos hoy? – pregunto Tsubaki preocupada.

- A 12 de Diciembre, ¿Por qué? – le respondió Kid.

- ¿12…? ¡Oh no! – grito mientras se paraba.

- ¿Qué pasa Tsubaki? – pregunto Black Star confundido.

- ¡Faltan tres días para que vallamos a tocar a la disco!

Todos nos miramos sorprendidos.

- ¡Es verdad!

- ¡No hemos ensayado nada! – dijo Soul preocupado.

- ¡No hemos afinado los instrumentos! – se quejo Kid.

- ¡No he ido a comprar el vestuario! – exclamo Liz. Todos la miramos fijamente.

- Liz… eso no es tan importante… - murmuro Chrona.

- ¡Claro que si! ¡No crean que van a subir al escenario con fachas!

- Bueno, Chrona, Tsubaki, ustedes acompañen a Liz por todo lo que necesite, los demás iremos a ensayar – dijo Kid mientras se paraba.

- ¡Si! – dijimos todos mientras nos dividíamos.

Los chicos y yo nos dirigimos al cuarto de ensayo, sin embargo, tan pronto llegamos y tan pronto me puse frente al micrófono un miedo me embargo. ¿Qué pasaba si me desmayaba en el escenario? Aun no podía superar mi miedo escénico.

Voltee a ver a los demás. No quería defraudarlos, se habían esforzado mucho para conseguir esta oportunidad, y yo con mi estupido miedo los voy a hacer perder…

- ¿Pasa algo Maka? – pregunto Kid.

- ¿Eh? N-no… ¡nada! ¡No pasa nada!

- ¡Bien, hay que empezar a tocar! – Grito Black Star - ¡y 1 2 3…!

Suspire mientras me dejaba llevar por la música.

Ya me preocuparía por mis traumas mas al rato…

- ¡Vamos Maka! ¡Pruébatelo! – me dijo Liz emocionada.

- ¡No pienso ponerme eso! – le dije mientras señalaba mi conjunto.

- ¿Ni por mi? – me dijo con carita de perrito abandonado.

- No – le dije mientras me cruzaba de brazos y volteaba a ver a otro lado.

- Puff… no me dejas otra alternativa… ¡Patty!

- ¡Jejejejeje! – se rió Patty mientras se acercaba a mi.

- ¿Qué…? No… ¡Patty, aléjate de mí! – grite, pero ya era tarde, Patty se había lanzado contra mi y me comenzó a quitar la ropa, para luego ponerme el conjunto que Liz me había hecho.

Las mire con odio mientras que suspiraba y volteaba a ver el espejo.

El conjunto que Liz me había hecho era de una faldita – por que si que era pequeña – de tablones morada, la blusita también era pequeña de color blanco, mostraba gran parte de mi vientre y solo tenia un tirante de un lado, en la cintura traía una cadena que era sujeta por una figurita con la imagen de la banda (N/A: El símbolo del alma de Soul para que me entiendan) y traía unos guantes de malla que me llegaban hasta los codos.

- ¿Y bien? – me pregunto Liz.

- Me siento… rara… - murmure.

- ¿Por qué? – pregunto Tsubaki.

Suspire.

- ¡Mírenme! ¡Estoy mostrando más piel que otra cosa! – dije mientras las volteaba a ver y me sonrojaba.

- ¡Por Dios Maka! ¡Se te ve bien ese conjunto! – me dijo Liz.

Las mire fijamente.

- ¿Enserio lo creen? – le pregunte.

- ¡Claro! – me respondieron todas a coro.

- Además, a Soul le encantara – me dijo Liz con una mirada picara.

- ¡Liz! – la regañe mientras me sonrojaba.

- ¿Qué? Yo solo digo la verdad.

- ¡Bien! Hay que salir a ver a los chicos para ver como les quedaron sus trajes – dijo Tsubaki mientras se dirigía a la puerta de mi cuarto.

Suspire como por tercera vez mientras seguía a las demás.

Los chicos estaban sentados en el sofá de la sala. Kid traía una playera morada y unos pantalones blancos con el símbolo de la banda en ambos lados, Black Star traía una camiseta morada y unas muñequeras blancas con el símbolo de la banda, sus pantalones eran cortos y de color blanco, Soul en cambio traía una camisa blanca y un pantalón morado, y en la cadera tenia una cadena iguala la mía, sujetada también por la figurita con el símbolo de la banda.

- ¡Maka, te ves bien, aunque claro, no tanto como el Gran Black Star! – dijo Black Star con una sonrisa.

- ¿Gracias…?

- ¡Liz, esa playera no es simétrica! ¡Tiene solo un tirante! – se quejo Kid.

- ¡Perdón por no hacerla simétrica! ¡Y si te vuelves a quejar, are asimétrico tu traje! ¡¿Esta claro? – dijo Liz molesta.

- Esta bien… - murmuro Kid derrotado.

Todos comenzaron a reírse, y ene se momento voltee a ver a Soul, quien no me quitaba la vista de encima. Me sonroje – nuevamente – mientras agachaba la mirada.

- ¡Tenemos que dar lo mejor de nosotros en el escenario! – dijo soul con una sonrisa.

- Es verdad… habrá mucha gente, y yo no quiero hacer algo asimétrico frente a todos… - susurro Kid.

En ese momento el estomago comenzó a dolerme. ¿Y que pasaba si me ponía nerviosa? ¿Y si me equivocaba en la letra de la canción? ¿O si me desmayaba…?

Un escalofrío recorrió mi espalda, haciendo que mis vellos de la nuca y de los brazos se erizaran.

¡¿Cómo demonios deje que me metieran en esto?

- Maka-chan, ¿estas bien? – pregunto Tsubaki.

- ¿Eh…? ¡Si, claro, estoy bien! – mentí.

- te ves muy pálida – susurro Chrona.

- ¿Enserio? ¡Ha de ser por que no he comido, jejejeje! – dije con una sonrisa forzada.

Todos me miraron serios por un momento para después volver a su plática, al parecer se lo habían creído. Suspire nuevamente, ya un poco mas tranquila, sin embargo, el miedo aun no se iba. ¿Qué iba a hacer…?


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

Todos siguieron en su plática, mientras que yo veía de reojo a Maka.

Por alguna razón ella se veía triste y angustiada, quise preguntarle que le pasaba, pero lo mas seguro es que me mentiría como hace unos momentos, por que si, esto sonaría loco, pero desde que éramos pequeños yo sabia cuando Maka mentía, sus ojos siempre se opacaban.

Suspire mientras sonreía en mis adentros.

Ya la haría hablar más al rato…

Mire el reloj, ya eran las 8 de la noche, hacia ya dos horas que los chicos se habían ido y Maka estaba en la cocina preparando la cena. Blair y Little Devil habían salido a hacer su paseo nocturno, así que nadie nos iba a molestar mientras hacia que Maka hablara.

Me pare del sofá mientras apagaba la televisión, camine hasta la cocina y vi a Maka de espaldas a mi junto al fregadero partiendo unas verduras. Lentamente camine hacia ella en silencio, acerque mi boca a su oído y le susurre:

- ¿Qué haces?

Maka se sobresalto y se giro para voltear a verme. Sus mejillas estaban adquiriendo un lindo… ejem… ¿yo dije lindo?... sus mejillas estaban adquiriendo un ligero tono rosa.

- ¡S-Soul! – Tartamudeo - ¡me asustaste!

- ¿Enserio?

- Si, baka – dijo molesta mientras regresaba a lo que estaba haciendo.

- Maka… ¿podemos hablar?

- ¿De que?

- ¿Qué fue lo que sucedió en la tarde? ¿Por qué te veías tan rara?

- Me sentía mal… eso es todo…

- Se que mientes, además, tu mejor que nadie sabes como te puedo hacer hablar – murmure con una sonrisa.

Maka se puso más roja que el tomate que estaba partiendo.

- ¡Ya te dije que no es nada! – me dijo.

- ¿Entonces por que te pones así? ¿Qué acaso no quieres ir a cantar? – le pregunte.

- Yo… si quiero…

- ¡¿Entonces?

- ¡Tengo miedo! – grito mientras volteaba a verme.

Se me hizo un nudo en la garganta en cuanto vi las lágrimas que deseaban escapar de los ojos de Maka. Nunca la había visto tan vulnerable como ahora, ni siquiera cuando nos enfrentamos a los matones de Arachnophobia. Tenia tantos deseos de abrazarla, de decirle que no tenia de que preocuparse, pero ni un solo sonido salía de mi boca.

El silencio creció entre nosotros, Maka había comenzado a sollozar y las lágrimas caían libres por sus sonrojadas mejillas.

Suspire mientras me acercaba más a ella y le limpiaba sus mejillas. Maka dejo de sollozar para voltear a verme sorprendida, yo solo le sonreí.

- No tienes de que preocuparte, sabes que nada pasara – le dije.

- Eso tu no lo sabes… se que me voy a desmayar o algo por el estilo… - susurro mientras desviaba la mirada.

- Bueno, pero en caso de que eso suceda, yo estaré contigo.

Maka me miro fijamente.

- ¿Me lo prometes? – pregunto.

- Te lo prometo – le dije mientras ponía mi mano derecha en mi pecho y alzaba la izquierda – ya que… después de todo, ¿para que son los amigos?

Amigos…

No entendía por que, pero no me agradaba para nada esa palabra cada vez que la usaba para referirme a mi relación con Maka.

Sabia que solo éramos amigos… pero… en el fondo, yo siempre había querido ser algo mas que amigos, pero yo no le podía decir a Maka mis sentimientos hacia ella, no quería perder su amistad – la que contrabajo recupere – ni tampoco quería escuchar su rechazo, ya que a Maka yo no le gustaba.

Maka me sonrió mientras se limpiaba las lágrimas que tenia aun en sus mejillas.

- La cena estará lista en un momento, ¿puedes poner la mesa? – pregunto.

- Claro – le dije mientras me daba la vuelta en dirección al comedor.

- Ah… y Soul…

- ¿Si?

- Gracias… - murmuro sonrojada.

Le sonreí.

- De que.


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

- ¡Salen en 15 minutos! – nos anuncio la asistente de Mifune.

Comencé a híper ventilar.

- ¡Contrólate Maka! – me dijo Liz mientras me terminaba de maquillar.

- ¡Si, claro! ¡Para ti es muy fácil decirlo! ¡Tú no eres la que cantara frente a casi 1000 personas!

- Nosotras estaremos ahí con ustedes, no en el escenario, pero si con ustedes, se que todo saldrá bien – murmuro Tsubaki con una sonrisa.

Le sonreí, Tsubaki siempre lograba calmarme.

- ¡Bien! ¡Ya estas lista! – anuncio Liz mientras se hacia a un lado para dejarme ver en el espejo.

Me quede sin habla cuando vi mi reflejo. Mi cabello estaba peinado en unos perfectos tirabuzones, mis labios estaban pintados de un rojo intenso y mis parpados tenían una leve sombra color morado, mis pestañas se veían mas largas debido al rimel y mis ojos estaban mas remarcados gracias a el delineador, tenia un ligero rubor en las mejillas gracias al polvo y alrededor de mis ojos tenia calcomanías de estrellitas.

No pude evitar llevarme una mano a mi mejilla.

- Bien… ¿Cómo le hiciste para hacerme una cirugía plástica en menos de una hora? – le pregunte a Liz.

- ¡Oh, vamos Maka! Tú eres bonita, solo vasta un poco de maquillaje para hacer relucir esa belleza – me dijo Liz sonriente.

- No trates de engañarme, sabes que caigo muy fácilmente – le dije.

- No te estoy engañando.

- ¡8 minutos! – gritaron tras la puerta.

Suspire mientras me paraba y me arreglaba la falda, para luego dirigirme a la puerta.

- Voy a morir… - murmure al llegar frente a la puerta.

- ¡No digas eso y sal a enorgullecer a mama, que tu eres mi gran obra de arte! – me dijo Liz mientras me empujaba fuera de los vestidores.

Cuando salí vi a los demás, todos ya estaban arreglados para salir al escenario.

- Patty, quiero que te controles y no rompas la guitarra cuando acabemos, ¿esta claro? – le dijo Kid serio.

- Ahummmmm… - se quejo Patty.

- Si lo haces bien te daré helado de vainilla llegando.

- ¡¿Qué esperan? ¡Es hora de que empiece el show! – grito Patty.

Todos la miramos con pena.

- Es la única forma de que se controle… - murmuro Kid.

Caminamos hacia el escenario, el cual estaba a oscuras todavía, pero se podía ver un poco gracias a las luces de colores que adornaban la discoteca. La música resonaba fuertemente por todos lados, justamente igual como la última vez que estuvimos aquí.

Inhale fuertemente mientras me dirigía hacia le micrófono. Kid, Soul y Patty tomaron sus respectivas guitarras mientras que Black Star tomaba sus baquetas y se alistaba detrás de la batería.

El corazón me latía a mil por hora y las manos comenzaban a sudarme. Estuve apunto de salir corriendo para jamás regresar cuando voltee a ver a Soul, quien tenia una gran sonrisa e su rostro, pronto recordé sus palabras y una extraña paz lleno mi cuerpo, me sentía con valor, como si pudiera hacer cualquier cosa. La adrenalina recorría todas mis venas, y pronto, ya no tuve más miedo.

- ¡Su atención por favor! – Dijo el DJ, el cual se llamaba Free - ¡démosle la bienvenida a una gran banda, los Soul Eater!

Pronto, la música paro y las luces apuntaron hacia nosotros. Soul me sonrió, dándome ánimos y yo le regrese la sonrisa.

Estaba lista.

- ¡Y 1 2 3…! – comenzó a decir Soul mientras marcaba el ritmo junto con Black Star.

La música comenzó a sonar, al principio era rápida, para después hacerse más lenta, pero sin perder el ritmo. Suspire cuando al fin llego mi turno para cantar.

"I'm falling

down into my shadow

iki wo hisomete matte iru deadly night

Don't scary

majyo ga egaita

kabocha no basho mo sono me ni utsuseru kara

See you in your dreams yeah baby

kowai yume dato shitemo

Fairy Blue kimi no tameni hoshi wo kudaki

kazari tsuketa

Black Paper Moon

shinjite kureta nara

when you're lost "here" I am...

"Forever" with your soul

mia kereba kagayaku tsuki no youni"

La música siguió. Yo me sentía extrañamente feliz.

Todo iba a terminar bien…

La ultima nota resonó en el lugar, y cuando lo hizo, se escucharon los aplausos en toda la disco.

Me quede atónita mientras volteaba a ver a los demás, todos estaban en el mismo estado que yo, pero pronto esa mirada cambio para dejar paso a una gran sonrisa.

Lo logre…

¡Lo logre!

- ¡Bien, esos fueron los Soul Eater con su canción titulada Paper Moon! ¡Ahora sigamos poniéndole sabor a la noche! – dijo Free mientras ponía de nuevo música.

Todos salimos del escenario, y tan pronto estuvimos tras bambalinas, los brazos de Liz, Tsubaki y Chrona nos envolvieron en un gran abrazo.

- ¡Lo hicieron! – gritaron a coro alegres.

- ¡Eso estuvo genial! – nos felicito Liz.

- Gracias – les dijimos apenados.

- Los felicito chicos – nos dijo Mifune, quien venia entrando por una puerta acompañado de un chico.

Mire con detenimiento a el chico que acompañaba a Mifune, se veía de unos 23 o 25 años, traía un pantalón negro y una camisa blanca, sus ojos eran azules y su cabello era corto y rubio. Voltee a ver a los demás, todos miraban también a aquel extraño chico -sobre todo Liz -.

- Chicos, el es el Director del estudio "Bones", Justin Law.

- Un placer – dijo Justin, tenía un acento europeo. Sentí a mi lado como Liz se "derretía" – literalmente -.

- El placer es nuestro – dijo Kid.

- ¿Quién es el representante de la banda? – pregunto Justin con una sonrisa.

- Y-yo – murmuro Chrona mientras daba un paso al frente – mi nombre es Chrona Makenshi.

- Bien Chrona-chan, ¿Qué te parece si discutimos lo del contrato con la disquera? – le dijo Justin amablemente.

- C-claro – murmuro Chrona mientras seguía a Mifune y a Justin hacia el despacho del primero.

Todos suspiramos mientras que bajábamos a la barra por unos refrescos.

Durante un rato, mientras esperábamos a Chrona, nos la pasamos bromeando o haciendo x comentario, solo para matar el tiempo, alguno que otro chico vino a pedirnos autógrafos – los cuales Black Star dio con alegría – mientras que otros tantos querían tomarse una foro conmigo, cosa que Soul no dejo que hicieran.

Después de una hora, divisamos a Chrona, quien bajaba las escaleras del despacho de Mifune y se dirigía hacia nosotros, cuando al fin llego con nosotros se dejo caer en uno de las sillas que estaban frente a la barra.

- ¿Qué paso Chrona? – pregunto Soul.

- Bueno… hay malas y buenas noticias… - susurro.

Todos nos volteamos a ver preocupados.

- ¿Cuáles son las malas? – pregunte.

- El estudio esta teniendo problemas económicos, por lo que no podremos grabar todavía…

- ¿Y las buenas? – pregunto Kid.

- Pues… ¡ya tenemos contrato discográfico! – grito emocionada.

- ¡¿Enserio? – dijimos todos emocionados.

- Si, comenzaremos a grabar en verano, justo después de que salgamos de vacaciones.

- ¡Yahoooo! ¡Este verano Black Star brillara mas que nunca! – grito Black Star mientras se subía a la barra y un camarero lo regañaba.

- ¡Esto tenemos que celebrarlo! – dijo Soul alegre.

Liz y Patty se miraron alegres.

- ¡COMPRAS! – gritaron alegres.

- ¡Tsubaki, Chrona, Maka, agarren sus cosas, iremos de compras para festejar! – dijo Liz con una sonrisa de oreja a oreja.

- ¡¿Eh? – dijimos las tres confundidas, pero antes de que dijéramos mas, Liz y Patty nos arrastraban hasta la salida.

Les dijimos adiós con la mano a los chicos, y cuando salimos a la calle, Liz y Patty pararon rápidamente a un taxi, el cual nos llevo al centro comercial mas cercano.


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

Las chicas habían salido – literalmente – corriendo del lugar. Kid y yo suspiramos, ¿y ahora que se suponía que hiciéramos?

- ¿Qué haremos? – pregunte.

- No lo se – respondió Kid.

- ¿Qué les parece si vamos al "Death Room"? – pregunto Black Star.

- ¿Adonde? – preguntamos Kid y yo confundidos.

- ¡Al Death Room! Es el mejor lugar que conozco, ¡vamos!

Kid y yo nos miramos, para luego encogernos de hombros y seguir a Black Star.

Tomamos el primer taxi que vimos, Black Star le dio la dirección y el taxista solo nos miro sorprendido, no entendí muy bien por que, pero decidí no prestarle atención. Mire por la ventana el paisaje, me sorprendí que cada vez nos alejábamos mas de Death City. Después de un rato mas, llegamos a un local, el cual tenía en letras grandes y luminosas las palabras "Death Room", y ahora que lo pensaba… el nombre me daba mala espina.

- ¿Por qué el lugar se llama "El cuarto de la Muerte"? – le pregunte a Black Star.

- Pura propaganda – me contesto el mientras abría la puerta.

En el interior se encontraban puros hombres adultos, casi no habían mujeres – claro, si no contamos a las camareras -. Black Star nos guío hacia una de las mesas mientras que llamaba a una de las meseras.

- ¿Puedo tomar su…? ¡Black Star! – dijo la mesera sorprendida.

- Hola Eruka – le dijo Black Star con una sonrisa.

La tal Eruka era una chica de unos 18 años, su cabello era largo y de color plateado, sus ojos eran negros y tenía unos extraños lunares en las comisuras de sus labios.

- ¿Qué te trae por aquí? – le pregunto con una sonrisa.

- Vine a festejar con unos amigos – le dijo mientras nos señalaba – ellos son Soul y Kid, chicos ella es Eruka.

- Hola – la saludamos Kid y yo a coro.

- Hola, bien, ¿Qué les traigo?

- Tráenos unas tres "botellas misteriosas" – ordeno Black Star.

- Enseguida – dijo Eruka mientras e daba media vuelta y se iba.

- ¿"Botellas misteriosas"? – pregunte.

- Es el especial de la casa, les gustara.

Kid y yo lo miramos confundidos, y después de un rato Eruka regreso con tres botellas de color azul claro, nos las dejo en la mesa, nos sonrió y se fue.

Me acerque la botella a la nariz y comencé a olfatear. El aroma era dulce y con un toque de moras.

- ¡Vamos chicos, no es veneno! ¡Tomen! -nos dijo Black Star con una sonrisa mientras se empinaba su botella.

Trague saliva mientras tomaba un trago de la botella. El sabor era un poco amargo pero dulzón a la vez, también era un poco acido y tenia cierto sabor a moras azules. Realmente sabía bien.

- ¿Qué tiene? – pregunto Kid.

- Una cosa de la otra, ¡no pregunten y tómenselas!

Kid y yo nos volvimos a encoger de hombros y nos empinamos las botellas.

Nada podía salir mal…

¿Verdad?


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

Estábamos subiendo las escaleras hacia mi departamento entre risas y bromas. Liz y Patty si que se habían alocado con las compras, en cada mano llevábamos de 3 a 4 bolsas con pura ropa.

Apenas íbamos a terminar de subir los escalones cuando escuchamos un ruido en el pasillo.

- ¿Han oído eso…? – pregunto Liz asustada.

- ¿Serán Soul y los demás…? – pregunto Tsubaki preocupada.

- ¡Eso espero! – dijo Liz mientras se escondía detrás de Patty.

Terminamos de subir los escalones y nos asomamos hacia el pasillo.

No creí la imagen que veían mis ojos.

Ahí, en el piso, frente a la puerta de nuestro departamento estaban Soul, Kid y Black Star sentados y recargados contra la puerta. En cada mano traían una botella azul, sus mejillas estaban ligeramente sonrojadas y tenían una sonrisa tonta en sus caras.

"Making my way downtown

Walking fast

Faces pass

And I´m home bound

Staring blankly ahead

Just making my way

Making a way

Through the crowd

And I need you

And I miss you

And now I wonder..."

Tsubaki, Liz, Chrona, Patty y yo los miramos con la boca abierta. ¡¿Estaban cantando la canción de 1000 miles de Vanesa Carlton?

- Dios… esto es… - murmuro Tsubaki.

- ¡Lo mas patético que he visto! ¡jajajajaja! – grito Patty entre risas.

- ¡Esto si tengo que grabarlo! – dijo Liz mientras buscaba su celular.

- ¡Chicosh, miren, shon lash chicash! – Dijo Black Star.

- ¡Liz, Patty, apeshar de que shon asimetricas, las quiero! – dijo Kid mientra se aferraba a la pierna de Patty.

- ¿Qué les paso? – les pregunte.

- ¡Maka, eresh mi cielo! – dijo Soul mientras me abrazaba por la cintura.

- yo creo saber que les paso – dijo Liz mientras le quitaba una de las botellas a Black Star.

- ¡Hey, esh mía! – se quejo el.

Liz se acerco la botella a la nariz y comenzó a olfatearla, para luego suspirar pesadamente.

- Es una "botella misteriosa" – dijo.

- ¿Una que? – preguntamos todas.

- Una botella misteriosa, las venden en el local llamado "Death Room", contienen alcohol, jugo de limón y extracto de moras, es una bebida alcohólica que esta muy de moda – dijo Liz.

- Espera… ¿dijiste el Death Room? – pregunto Tsubaki.

- Si, ¿por…?

- La prima de Black Star, Eruka, trabaja ahí… por eso el conoce ese local – dijo Tsubaki con pena.

- Por cierto onee-chan, ¿Cómo sabias todo eso? – pregunto Patty.

- las revistas me mantienen informada.

- Bueno, en ese caso no podemos dejarlos aquí si están borrachos, hay que llevarlos a sus casas – dijo Chrona.

- ¡Oh, Chrona! ¡Mi hermosha y dulce Chrona! ¡Te amo mash que a mi vida! – grito Kid mientras abrazaba a Chrona, quien estaba mas roja que el mismo rojo.

- ¡¿Q-que? – pregunto ella confundida.

- ¡Cashate conmigo! – le dijo Kid.

- ¡Ya párale, la estas asustando! – dijo Liz mientras separaba a Kid de Chrona y lo cargaba en su espalda.

- ¿estas bien Chrona? – le preguntamos Tsubaki y yo.

- N-no se como lidiar con las declaraciones… - murmuro sonrojada.

- Bien chicas, nos llevamos a Kid, ¡hasta mañana! – se despidieron Liz y Patty.

- ¡Hasta mañana!

- Bueno… yo también tengo que llevar a Black Star a casa – murmuro Tsubaki mientras cargaba también a Black Star.

- Te acompaño – le dijo Chrona.

- Hasta mañana chicas – me despedí.

- Hasta mañana Maka – se despidieron.

Suspire mientras veía como bajaban las escaleras, para después voltear a ver a Soul, quien estaba en el suelo diciendo incoherencias.

- Ven Soul, lo mejor será llevarte al departamento… - le dije mientras lo ayudaba a pararse.

- ¿Shabesh algo Maka…?

- ¿Qué cosa? – le pregunte para seguirle la corriente.

- Te amo

En ese momento me quede en shock.

- ¿Q-que acabas de decir…? – le pregunte sonrojada.

- Que yo te amo, siempre te he amado…

- S-Soul, ya estas alucinando… - tartamudee nerviosa, pero ya no pude terminar por que sentí los labios de Soul contra los míos.

Mi corazón bombardeaba rápidamente de pura felicidad.

¿Esto era un sueño…?

¡Por favor, no me despierten!

Soul y yo nos separamos para tomar un poco de aire. Mis mejillas estaban mas que sonrojadas y mi corazón parecía que estaba corriendo un maratón.

- S-Soul… yo… - balbucee.

- Te amo, te amo, te amo… shi no te lo dije antes esh por que soy todo un idiota… - murmuro.

Y pronto sus labios volvieron a estar contra los míos.

Soul me sujeto de la cintura mientras que me recargaba contra la pared. Yo ya no le pude decir nada, además, ¿Qué le iba a decir cuando ni siquiera me acordaba de cómo me llamaba? Lo único que tenia en mi mente era a Soul, y la dulce sensación de sus labios contra los míos. Pase mis brazos por su cuello. Ya no me importaba nada, solamente quería estar con Soul así por el resto de mi vida.

Todavía sin separarnos nos dirigimos hacia la puerta, Soul la abrió rápidamente y nos metimos al departamento, cerro la puerta tras de si y nos encaminamos hacia la sala. Soul me acostó delicadamente en uno de los sofás para luego ponerse encima mío y después nos volvimos a separar. No me había dado cuenta de que me faltaba el aire hasta que mis pulmones comenzaron a dolerme.

- Yo también te amo – susurre.

Soul me sonrió mientras volvía a besarme. Sentía una de sus manos viajar libremente por una de mis piernas mientras que con la otra me bajaba el tirante de la playera. Yo en cambio le comencé a desabotonar torpemente los botones de su camisa. Sabía a donde nos llevaría todo esto, pero la verdad ya no me importaba, solo quería estar con Soul.

Sentí como la mano de Soul – la que estaba bajándome el tirante – comenzó a ir mas haya por debajo de la tela de la playera, hasta que sentí como tocaba uno de mis pechos. Me separe de soul, totalmente sonrojada, aun no estaba acostumbrada a eso.

- ¿Pasha algo? – me pregunto Soul.

- Y-yo… es que yo… - tartamudee.

Soul me sonrió mientras me acariciaba la mejilla.

- Te amo demashiado… - murmuro mientras me volvía a besar.

Apenas iba a decirle algo cuando sentí como Soul se recargaba en mi pecho, baje la mirada para verlo y me sorprendí cuando lo encontré dormido.

Me sentí súper avergonzada en ese momento. ¡¿Qué demonios habíamos estado apunto de hacer?

Suspire mientras volvía a ver a Soul. Estaba tan tranquilo y sereno… Le acaricie lentamente el cabello mientras me sonrojaba aun mas por lo que me había dicho hace unos momentos.

Había un dicho que decía: "Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad" y me pregunte… ¿Soul en realidad me amaba?

Una parte de mi – una gran parte – me decía que eso era verdad, y que el me amaba casi tanto como yo a el, sin embargo, otra parte me decía que todo eso había sido causa del alcohol.

Me aguante las ganas de llorar.

No sabía lo que haría si eso resultaba ser una mentira.

Volví a suspirar mientras me paraba con cuidado y me arreglaba la ropa, para luego arrastrar – literalmente – a Soul hasta su cuarto. Lo acosté en su cama, y antes de irme, le di un beso en la frente.

- Que descanses – susurre.

Y luego me fui directamente a mi cuarto.


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

Comencé a despertarme lentamente.

La cabeza me dolía horriblemente, sentía como si me hubiera tirado de un noveno piso o como si hubiera escuchado a Black Star hablar junto con Excalibur durante 5 horas.

Me levante torpemente de la cama y salí hacia la cocina. Un buen te no me haría mal en estos momentos.

- ¡Buenos días! – me dijo Maka con una radiante sonrisa en el rostro.

- ¿Qué tienen de buenos…? – pregunte mientras me dejaba caer en una de las sillas que habían por ahí.

- ¿Qué pasa? – me pregunto.

- Me duele la cabeza…

- ha de ser la resaca.

- ¿Resaca? ¡Pero yo no tomo!

- Ayer si tomaste, Black Star les dio alcohol en esas botellas.

- Black Star… - sisee molesto, ya me las pagaría en cuanto lo viera.

- Oye… Soul… - murmuro Maka sonrojada.

- ¿Qué?

- T-te… ¿te acuerdas de lo de anoche…? – pregunto tímidamente.

- ¿Lo de anoche? – pregunte mientras intentaba recordar, pero el dolor de cabeza no me dejaba.

- Si, lo de anoche.

- No, ¿Qué paso anoche? – pregunte como si nada.

Maka me miro sorprendida.

- ¡¿No te acuerdas?

- No… ¿por…?

- Soul… ¡Eres un idiota! – grito molesta mientras me golpeaba la cabeza con un libro grueso.

- ¡Ay! ¡¿Y eso por que? – le respondí mientras me sobaba la cabeza.

- ¡Por idiota!

- ¡¿A quien le dices idiota?

- ¡A ti!

Y así comenzamos otra mañana normal, en la que Maka se enojaba conmigo y yo salía con una gran migraña…

Kami…

¡¿Qué hice para merecer esto?

Continuara…


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Miér Abr 27, 2011 2:50 am

:O
WTF!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Miér Abr 27, 2011 2:54 am

weno aqui una parte que me dio miedo que es cuando vino de visita la directora del consejo estudiantil esa si que da miedo mas miedo que azusa o que shinigami-sama enojado pale

_______________________________________________________________________________________

Soul POV

- ¡Navidad, navidad, hoy es navidad! – canturreo Patty alegre.

- Patty, estamos a 18, faltan seis días para Navidad – le dijo Liz a su hermana.

- ¡Oh! En ese caso… ¡Navidad, navidad, casi es navidad! – siguió cantando como si nada.

Todos la miramos con pena.

La Navidad ya se acercaba, y como siempre las vacaciones también. Según los rumores, Shinigami-sama nos iba a llevar de viaje a toda la Academia, sin embargo, nadie sabia nada, y Kid nos había dicho que su padre todavía no le decía.

Ese día todos nos habíamos reunido en el patio para pasar un rato entre amigos. Liz y Kid le ayudaban a Patty a hacer un muñeco de nieve mientras que Black Star, Chrona y Tusbaki hacían una pequeña guerra de bolas de nieve. En cambio, Maka y yo nos encontrábamos observando a los demás sin dirigirnos la palabra.

Desde el sábado Maka había estado molesta conmigo por algo que hice mientras estaba borracho, y por más que tratara de recordarlo, no podía.

Estupidas lagunas mentales.

Suspire mientras volteaba a ver a Maka. Ella estaba leyendo no se que libro sobre bailes de graduación. Intente acercarme a ella, pero por cada paso que yo daba, Maka se alejaba otros dos.

¡¿Quién entiende a las mujeres?

- ¡Oh, chicos, aquí estaban! – nos dijo Sid-sensei mientras se acercaba a nosotros.

- ¿Pasa algo Sid-sensei? – le pregunto Tsubaki preocupada.

- Shinigami-sama esta reuniendo a todos en el auditorio, dará un aviso importante, así que mejor vallan.

- Si – dijimos todos mientras caminábamos hacia el auditorio.

Cuando llegamos vimos que ya todos estaban sentados, solo habían pocos asientos libres, por suerte logramos encontrar ocho lugares seguidos, nos sentamos en ellos y esperamos a que Shinigami-sama hablara.

- ¡Hola, holitas!

- ¡Hola Shinigami-sama! – dijimos todos al unísono.

- Bien chicos, supongo que ya han escuchado los rumores, ¿verdad?, pues bien, ¡empaquen sus cosas, mañana mismo partiremos hacia Canadá!

- ¡SIIIII! – gritaron todos alegres.

- ¡Iremos a Canadá! – grito Liz alegre.

- ¡Nieve, nieve, nieve! – canturreo Patty alegre.

Todos comenzaron a salir del auditorio mientras hablaban del viaje, Black Star, Kid y yo quedamos de ir a comprar unas tablas para la nieve al rato, las chicas en cambio iban a ir de compras para "renovar" su guardarropa de invierno. Voltee a ver a Maka, ella seguía sin verme directamente a los ojos.

Suspire mientras la sujetaba del brazo y la arrastraba lejos de los demás – los cuales ni siquiera se dieron cuenta de que nos habíamos separado de ellos -. Cuando paramos Maka se soltó de mi agarre y me miro furiosa.

- ¿Y ahora que quieres? – me pregunto.

- Mira, no se que te hice la noche pasada, así que no tienes por que estar enojada conmigo.

- No estoy enojada contigo – me dijo mientras se sonrojaba un poco y fruncía más sus cejas.

- ¿Entonces por que no me hablas?

Maka desvió la mirada.

- No te lo puedo decir – murmuro.

- ¿Por qué no?

- ¡Por que no y ya deja de insistir!

- no te dejare de molestar hasta que me digas – le avise.

Maka suspiro rendida.

- Esta bien… te lo diré… - murmuro.

La mire fijamente, ¡al fin iba a quitármela duda de saber si le dije o no lo que sentía!

- Me besaste… - susurro, pero no la escuche muy bien.

- ¿Qué?

- ¡Que me besaste idiota! – grito sonrojada.

Me quede como tonto en mi lugar.

¡¿Qué había hecho que?

- ¿Q-que?

- Ya me oíste… me besaste… pero… fue un accidente, te tropezaste y caíste encima de mi – murmuro.

Suspire aliviado.

Al menos no le había dicho que la amaba, si no estaría en un gran problema.

- que alivio, creí que te había violado o algo por el estilo – murmure.

Maka desvió la mirada, pero decidí ignorarla.

- Bien, será mejor que vallamos con los demás antes de que se preocupen por nosotros – le dije mientras caminaba hacia los demás.


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

Suspire mientras seguía a Soul.

No le había dicho la verdad de lo que había pasado la otra noche, y nunca se lo diría. No pude evitar sonrojarme cuando el dijo que había pensado que me había violado o algo por el estilo, así que desvíe mi mirada para que no viera mi sonrojo, o de lo contrario me seguiría preguntando.

Volví a suspirar.

El pecho me dolía y los ojos me ardían a causa de las lágrimas que se morían por salir. Desde un principio sabia que Soul solo había dicho todo eso por culpa del alcohol, así que no entendía el por que me había hecho tantas ilusiones.

Tonta, tonta y más tonta.

- ¿Pasa algo Maka-chan? – me pregunto Tsubaki sacándome de mis pensamientos.

- ¿Eh?... ¡n-no, no pasa nada! – le dije con una sonrisa forzada.

- ¿Segura?

- ¡Segura!

Tsubaki me miro desconfiada un rato, pero ya no siguió preguntando y yo se lo agradecí internamente.

Llegamos al centro comercial, donde estuvimos por lo menos tres horas y salimos con un montón de bolsas cada una – cortesía de Liz -. Aun seguía sin entender el por que Liz nos obligo a comprar ropa, ya teníamos mucha - gracias a la excursión que hicimos el sábado -.

Cuando llegamos a la Academia nos separamos para ir a nuestros respectivos departamentos para hacer nuestras maletas. Yo no iba a llevar mucha ropa, ya que solo estaríamos 13 días en Canadá y la chamarra me iba a cubrir el cuerpo la mayor parte del tiempo.

Metí en mi maleta cuatro faldas de tablones y nueve pares de mallones – para ponérmelos debajo de las faldas -, diez playeras y camisas para el frío y mi chamarra mas gruesa, además de mi pijama mas calientita y mi ropa interior – esta tendría que vigilarla todo el tiempo, no quería que se volviera a repetir lo de la otra vez – y por ultimo mis botas para la nieve.

Cuando termine voltee a ver mi reloj, eran las 9:00 de la noche, así que decidí cambiarme para irme a dormir de una vez, ya que mañana saldríamos de aquí a las 5:00 de la mañana.

Me metí a mi cama y me enrolle en las sabanas mientras que Blair se acurrucaba encima de mí.

Suspire antes de cerrar los ojos.

¿Seria capaz de decirle algún día a Soul sobre mis sentimientos?

(N/A: No se cuanto tiempo sea de viaje hasta Canadá, ya que nunca he ido para haya, ni siquiera he ido a Estados Unidos, pero como este es un Fan Fic, usare la magia del Fan Fiction para que el viaje dure 11 horas xD)

- ¡Waaaaaaaaaaa! ¡Al fin llegamos! – murmuro Liz mientras se estiraba.

Todos comenzamos a bajarnos de los autobuses mientras veíamos la gran mansión que estaba frente a nosotros. Era de 5 pisos y las paredes estaban pintadas de color crema, sobre el portón de la entrada estaba la imagen de una calavera – símbolo de la escuela – y los jardines y alrededores estaban inundados por la nieve, la cual ya había comenzado a caer en copos de nieve.

- Que hermoso – murmuro Tsubaki mientras veía el paisaje.

Los alrededores eran puros bosques con árboles secos, pero los cuales tenían grandes capas de nieve en sus ramas, se podían ver las montañas desde donde estábamos, al igual que uno que otro lago o río congelado.

Sin duda era el paisaje más hermoso que jamás había visto en mi vida.

- Bien chicos – murmuro Shinigami-sama – los cuartos serán compartidos, y para que no haya problemas sus compañeros serán los mismos que tienen en sus departamentos en el Shibusen, ¿quedo claro?

- ¡Si! – respondieron todos.

- En ese caso, pueden ir a desempacar, su habitación será la que tenga el mismo numero que su departamento, luego podrán a los alrededores o al pueblo cercano, pero quiero que todos este naca a las seis de la tarde, los maestros les indicarán cuando la cena este lista, ¡disfruten por mientras!

- ¡Siii! – dijeron todos mientras que entre risas y murmullos entraban a la gran mansión.

El interior de la mansión era mucho mejor que la parte de afuera. Los muebles eran rústicos y las paredes eran de color blanco mientras que el piso era de madera, la sala de estar era gigantesca y al fondo se veía un gran comedor con muchas mesas y unos instrumentos, como un piano de cola negro, unos saxofones, entre otros. Mire con detenimiento las pinturas, todas eran de paisajes nevados o de bosques, habían muchas mas puertas, pero ya iría a ver luego que había detrás de ellas, lo que mas quería hacer en estos momentos era desempacar e ir a tomar un buen chocolate caliente.

- 353… 354… 355… ¡356! ¡Aquí es! – dijo Soul mientras abría la puerta de nuestra habitación.

Me sorprendí al ver el cuarto, era muy grande y en el centro habían dos camas individuales, había un gran ropero de un lado y dos mesitas de noche a ambos lados de las camas, las paredes también eran blancas y las cortinas eran de color beige, detrás de estas había un gran balcón privado, había otra puerta – la cual supuse que era el baño – y un biombo de madera. Blair y Little Devil corrieron hacia un sofá que estaba a un lado de la ventana y se acurrucaron ahí para dormirse.

Deje mi maleta sobre la cama que estaba cerca de la ventana y me acosté en ella, las 11 horas de viaje me habían dejado agotada.

- No me digas que estas cansada – me dijo Soul burlón.

- Oh, cállate – le dije molesta mientras ocultaba mi rostro en la almohada.

- Será mejor que no te duermas, los chicos quieren salir mas al rato, y ten por seguro que Black Star te arrastrara si te opones.

Bufe molesta mientras me sentaba en la cama.

- Tienes razón – murmure.

Soul me sonrió y luego se puso a desempacar su maleta. Media hora después ya estábamos listos para salir, y apenas íbamos a salir del cuarto cuando tocaron la puerta, Soul la abrió y nos encontramos con las caras sonrientes de los demás.

- ¿Listos para una guerra de bolas de nieve? – pregunto Black Star.

- Claro – dijo Soul alegre.

- Maka, no te molesta que deje a Ragnarok aquí, ¿verdad? – me pregunto Chrona tímidamente.

- Por supuesto que no, mientras les dejemos el canal de Animal Planet estarán quietos – le dije mientras apuntaba a la televisión.

- ¡Bien, en marcha! – dijo Liz mientras ella y Patty marchaban hacia las escaleras.

Soul cerró la puerta del cuarto cuando salimos y seguimos a los demás hacia el patio de la mansión. Uno que otro estudiante se encontraba en el – supuse que los demás estaban adentro tomando chocolate caliente o debían de estar en el pueblo –.

- ¡Onee-chan, vamos a hacer muñecos de nieve! – canturreo Patty mientras jalaba a Liz al centro del patio.

- Si, si, si… - murmuraba Liz tranquilamente.

Black Star dio un paso al frente y se puso en pose de líder. Todos lo miramos confundidos.

- Bien, las reglas para la batalla de bolas de nieve serán las siguientes, no se valen emboscadas, no se permiten alianzas, la que le peguen mas de cuatro veces será descalificado, y el ganador – ósea yo – será el que tenga mas puntos, los puntos serán los siguientes: 10 puntos los brazos y las piernas, 15 puntos el pecho o la espalda, 20 puntos la cabeza y 25 la cara, ¿esta claro?

- Si – dijimos todos.

- en ese caso… ¡COMENZEMOS! – grito mientras me lanzaba una bola de nieve en la cara – la cual para mi desgracia acertó -.

- Black Star… ¡ME LAS PAGARAS! – le grite mientras le lanzaba una bola de nieve, la cual el esquivo.

Y así comenzamos nuestra pequeña guerra de bolas de nieve, Chrona y Tsubaki fueron las primeras en ser eliminadas, pero para mi desgracia, quedaban los chicos, los cuales no paraban de lanzarme bolas de nieve – las cuales, para sorpresa mía lograba esquivar -. A Soul y a Kid les quedaban dos oportunidades – de hecho, a Kid le quedaban tres… pero el dijo que el tres no era simétrico y se dejo golpear por una bola que venia directo a mi -, en cambio a Black Star y a mi nos quedaban tres.

Guarde silencio mientras que me hacia bolita en los arbustos, apreté con fuerza la bola de nieve que estaba en mi mano mientras veía como Soul estaba al acecho. Sabia que el lograría encontrarme, ya que cuando éramos pequeños y jugábamos a las escondidas el siempre lograba encontrarme.

- Marco… - murmuro.

Apreté con más fuerza la bola de nieve.

No saldría viva de esta.

- ¡POLO! – grito Black Star mientras le lanzaba dos bolas de nieve, las cuales acertaron en su cara.

Soul se quedo estático en su lugar, así que yo aproveché para salir rápidamente de mi escondite para esconderme en las raíces de un árbol.

- ¡Jajajaja! ¡Tú y Kid quedan fuera! ¡Soy el Dios de las Bolas de Nieve! – grito Black Star.

- Idiota, no se que opines, pero todavía queda Maka – murmuro Soul mientras se quitaba la nieve de la cara.

- ¡Es verdad! Makita-chan… ¿Dónde estas…? – canturreo Black Star macabramente, no supe por que pero me sentí como en la película de "Mente Siniestra".

Suspire mientras me preparaba para salir. Si Black Star me encontraba, seguro me masacraría, así que era mejor rendirse por las buenas.

Salí de mi escondite con las manos en alto, Black Star sonrió mientras alzaba tres bolas de nieve en sus manos.

- ¿Lista para tu día final?

- ¡Venga, estoy lista! – murmure mientras daba un paso enfrente.

Sin embargo, en ese momento me resbale con un poco de nieve, haciendo que me estrellara contra el árbol, el cual se agito un poco, para después dejar caer toda la nieve que tenía sobre sus ramas sobre Black Star.

Todos nos quedamos en silencio sorprendidos, Black Star salio del montículo de nieve escupiendo un poco de esta. Soul, Kid y Patty no tardaron en estallar en risas. Tsubaki se acerco a el preocupada, pero no hizo falta de su ayuda, Black Star derritió – literalmente – la nieve con su enojo.

- ¡Hey, creí que te habías rendido! – se quejo.

- ¡Lo lamento! – me disculpe.

- ¡Jajajaja! Lo siento Black Star, pero tu… jajaja… perdiste – dijo Soul entre risas mientras se agarraba el estomago a causa del dolor.

- ¡¿Qué? – dijimos Black Star y yo al unísono sorprendidos.

- Eso cuenta como bolas de nieve – dijo Kid mientras señalaba el montículo de nieve – y como te callo toda encima significa que Maka tiene el mayor punto de números, así que ella es la ganadora.

Black Star me miro con cara asesina mientras que yo me escondía temerosa detrás de Tsubaki.

- Lo mejor será entrar ya, esta refrescando y todos estamos llenos de nieve derretida – dijo Tsubaki preocupada.

- Es verdad, si no pescaremos una severa pulmonía – murmuro Chrona.

Todos asentimos mientras regresábamos a la mansión. Nos paramos bajo uno de los tejados mientras observábamos los copos de nieve caer, realmente era un espectáculo maravilloso…

- ¡Hey Soul, Maka! ¿Ya vieron bajo que están parados? – nos pregunto pícaramente Liz mientras señalaba el techo.

Soul y yo la miramos confundidos mientras volteábamos a ver el techo.

Sentí como toda la nieve que traía encima se derretía en mi ropa.

Era un muérdago.

- Ya saben lo que tienen que hacer, ¿no? – nos dijo Kid con una sonrisa picara.

- Eh… esto… nosotros… - murmuramos Soul y yo sonrojados.

- ¡Vamos, solo será de piquito! – dijo Liz mientras sacaba su teléfono celular y se preparaba para tomar una foto.

- Liz… ¿para que es eso? – pregunte.

- Para que recuerden en el futuro su primer beso – nos dijo burlona.

Mis mejillas ya comenzaban a dolerme a causa de mi sonrojo.

Voltee a ver a Soul, quien también había volteado a verme. Trague saliva mientras comenzaba a acercarme a el y el hacia lo mismo.

¡No podía creer que estuviéramos apunto de besarnos!

Estábamos tan cerca, podíamos sentir la respiración del otro en los labios…

Pero una voz chillona arruino el momento.

- ¡MAKAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

- Oh no… - murmure mientras me separaba se Soul.

- ¿Qué pasa?- pregunto el.

- ¡MAKA, PAPA TE HA EXTRAÑADO MUCHO, PERO NO TE PREOCUPES, YA ESTOY AQUÍ CONTIGO!

- Ah… hola Sempai – murmuro el profesor Stein.

- ¡STEIN! – Grito papa asustado mientras se escondía detrás de mi - ¡¿Qué haces tu aquí?

- Trabajo aquí, ¡ah! Por cierto, chicos, la cena ya esta lista – nos informo mientras prendía un cigarrillo y comenzaba a fumar.

- Gracias por decirnos – dijimos todos a coro.

- ¡MAKAAAAAAAAAA, TE EXTRAÑE! – grito papa mientras me abrazaba y me mecía de un lado a otro.

- Papa… ya… no sigas… - dije apenada.

En ese momento, papa dejo de abrazarme mientras que alguien lo jalaba de la oreja, voltee a ver a esa persona, una mujer alta, rubia y con ojos idénticos a los míos regañaba a papa.

- ¡Mama! – dije feliz.

- Hola Maka – me dijo mama con una sonrisa.

- Kami-san, tiempo sin vernos – murmuro el profesor Stein.

- Lo mismo digo Stein-kun.

- ¿Qué hacen aquí? – pregunte curiosa.

- Shinigami-sama nos invitó pasar las Navidades aquí, creo que también vendrán otros ex – alumnos.

- ¡Oigan ustedes! – escuchamos una voz femenina a lo lejos.

Todos volteamos a ver el lugar de donde provenía la voz. Una mujer alta nos miraba fijamente, su cabello era negro y corto, su ropa era un traje negro con chamarra blanca, sus ojos eran también negros y usaba lentes.

Papa, mama y el profesor Stein palidecieron.

- A… Azusa-san - murmuro mama nerviosa.

- ¡Azusa! ¿Qué pasa? – pregunto Stein nervioso.

- Hace más de 15 minutos que todos ustedes debieron de estar en el comedor, así que, ¿podrían explicarme que hacen aquí? – dijo Azusa furiosa.

- Eh… yo… nosotros…

- ¡Formen filas! – grito.

Todos hicimos una fila asustados, la tal Azusa si que daba miedo, tanto que hasta Black Star la obedeció sin rechistar.

- ¡Tomen distancia! – ordeno.

La obedecimos.

- ¡Y… marchen, un dos, un dos, un dos!

Me sentía estupida marchando en fila con los demás, pero al parecer no era la única, Soul y los chicos también estaban irritados, en cambio mama, papa y el profesor Stein miraban temerosos a Azusa.

Llegamos al comedor y me despedí de mis padres mientras seguía a los chicos, todos ya se encontraban sentados en las mesas redondas que habían en el lugar, por lo que nos fue difícil encontrar una mesa vacía para todos nosotros. Cuando al fin pudimos sentarnos, unos camareros aparecieron y nos sirvieron crema de elote y unos filetes con ensalada cesar.

- ¡A COMER! – grito Black Star mientras devoraba su comida.

- Oigan…. Una pregunta… - murmure, todos voltearon a verme - ¿Quién es Azusa? ¿Por qué le tienen tanto miedo?

- Bueno… ella es Yumi Azusa, es la Directora del Consejo Estudiantil… siempre ha dado miedo, se encarga de que todo este en orden – me dijo Tsubaki.

- Nunca te metas con ella, si sabes lo que te conviene – me advirtió Liz mientras comía una cucharada de su crema.

Suspire mientras regresaba mi vista al plato.

Nota mental: alejarse de Azusa-sensei.

Después de un rato más, decidimos salir en parejas para dar una vuelta por toda la mansión. Apenas iba a ir a preguntarle a Tsubaki si quería ir conmigo cuando sentí como alguien me sujetaba de la muñeca, me gire y me encontré de frente con Soul.

- ¿Qué pasa? – le pregunte.

- Eh… esto… yo… me preguntaba si querías ir a dar una vuelta conmigo… - murmuro Soul mientras sus mejillas se teñían de rojo… pero supuse que era a causa del frío.

- De acuerdo – le dije con una sonrisa.

Soul y yo nos encaminamos hacia el patio trasero, comenzamos a caminar por los pasillos que habían en el. Ninguno de los dos hablaba, pero el silencio no era incomodo. Suspire mientras miraba hacia el jardín, los copos de nieve seguían cayendo hacia le suelo.

- Linda vista, ¿no? – me pregunto Soul.

- Si, es verdad – murmure.

- ¿Te acuerdas de la ultima navidad que pasamos juntos, antes de que pasara eso?

- Si… recuerdo que salimos al jardín de tu casa a hacer muñecos de nieve, pero como nos quedamos toda la tarde bajo la nieve terminamos enfermos y tu mama nos regaño… - murmure, pero luego me callé.

Soul bajo la mirada triste.

- ¿Has sabido algo de ella? – le pregunte preocupada.

- Wes me dijo que ya esta fuera de peligro… por el momento – susurro.

- Descuida, se que ella estará bien – le dije con una sonrisa.

- ¿Qué te parece si hacemos muñecos de nieve? – me pregunto alegre.

- De acuerdo, pero de una vez te digo que el mi osera mas bonito – dije mientras corría hacia el jardín.

Comenzamos a hacer nuestros muñecos de nieve, pero para ser sinceros, el mío se veía muy raro, tenia extrañas deformaciones a las que Soul llamo "tumores malignos", y dijo que mi muñeco de nieve tenia una enfermedad incurable. Yo le dije que el suyo tenía los ojos raros y una mano mas arriba que la otra, y que si Kid lo veía diría que era totalmente asimétrico.

- ¿así que mi muñeco es asimétrico, eh?

- Si – le dije molesta.

- Ya veras lo que es asimétrico – y tan pronto dijo eso, una bola de nieve se estrello contra la parte de atrás de mi cabeza.

Lo mire furiosa.

- ¡SOUL EATER EVANS!

Agarre nieve con mi mano y forme una bola de nieve, la cual lancé contra Soul – y para mi sorpresa atino en su cara -.

- ¡Esto es la guerra! – me dijo Soul mientras me lanzaba mas bolas de nieve.

Cualquiera que nos viera diría que parecíamos niños de kinder jugando con la nieve, pero no nos importaba, me gustaba recordar los viejos tiempos con Soul.

Lancé otra bola de nieve contra el, sin embargo Soul la esquivo, lo mire furiosa, pero un grito nos llamo la atención.

- ¡¿QUE? – grito una voz femenina.

Soul y yo volteamos a ver a la persona que había gritado. Nos quedamos helados al instante.

La bola de nieve había seguido su trayectoria… para estamparse contra la cara de Azusa-sensei…

- ¡USTEDES! – grito furiosa.

- ¡CORRE! – grito Soul mientras me tomaba de la mano y salíamos prácticamente como almas que lleva el diablo del lugar.

- ¡NO ESCAPARAN!

Soul y yo corríamos desesperados, ambos nos reíamos de lo que había pasado, pero le metimos turbo cuando escuchamos a Azusa muy cerca.

Llegamos hasta la puerta de la entrada, todavía nos estábamos riendo, hasta que al fin el aire comenzó a faltarnos y tuvimos que respirar a grandes bocanadas.

- Azusa nos matara en cuanto nos encuentre – le dije mientras me limpiaba las lagrimas que me habían salido por la risa.

- Es verdad… - murmuro Soul en el mismo estado.

Me recargue en el marco de la puerta mientras miraba a Soul, quien veía distraídamente el techo.

- ¿Pasa algo? – le pregunte.

- ¿Ya viste bajo que estamos parados? – me pregunto con una sonrisa mientras apuntaba el techo.

Voltee a ver hacia donde Soul señalaba. Me sonroje como nunca.

- Un muérdago… - susurre.

- Y sabes que se tiene que hacer cuando se esta bajo un muérdago, ¿verdad? – me pregunto Soul mientras e acercaba lentamente a mi.

Asentí tímidamente.

Soul se acerco lentamente a mí, para después juntar nuestros labios en un tierno beso.

Mi corazón palpitaba desembocado mientras que las mariposas revoloteaban en mi estomago. Cerré los ojos mientras pasaba mis brazos alrededor del cuello de Soul, quien puso sus manos a ambos lados de mi cadera.

No existían palabras para describir todas las emociones que me invadieron en ese momento. Era especial… único… era como escuchar fuegos artificiales…

Después de unos minutos – los cuales se me hicieron una eternidad –, Soul y yo nos separamos en busca de aire. Volteamos a vernos a los ojos, me sentí un poco cohibida ante su intensa mirada rubí.

- Todavía seguimos bajo el muérdago… - murmure.

- Ya lo se… - murmure Soul con una sonrisa.

Volvimos a acercarnos lentamente, sin embargo, un carraspeo nos llamo la atención.

- Al fin los alcancé – murmuro Azusa-sensei siniestramente.

Soul y yo tragamos saliva mientras volvíamos a emprender carrera.

- ¡REGRESEN!

Corrimos hasta llegar a nuestro cuarto, cerramos la puerta con seguro y nos recargamos en la puerta mientras jadeábamos en busca de aire.

- Creo… que la perdimos… - murmuro Soul.

- Si… - coincidí.

Lentamente voltee a ver a Soul, el cual también hizo lo mismo, no pude evitar sonrojarme al recordar lo que había pasado hace unos momentos.

- Eh… esto… yo… - balbuceamos los dos al unísono.

- ¡Creo que iré a ver la tele! – dijo Soul.

- ¡Si, yo me iré a cambiar para dormirme!

Ambos comenzamos a reírnos nerviosamente, hasta que nos separamos, el se fue a ver la televisión y yo me fui a encerrar en el baño.

Cuando le puse seguro a la puerta, me recargue en ella mientras lentamente me resbalaba hasta sentarme en el suelo.

Tenía un gran dilema ahora…

Aquel beso que nos habíamos dado había sido tan mágico… e incluso Soul no dudo en darme otro…

Lo que significaba que… ¿el también me quería…?

Dios…

¡¿Y ahora que se suponía que debía hacer?

Continuara…


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Miér Abr 27, 2011 3:53 am

naahh.. sos como los q hacen series en la tele...!!
cortan todo en la mejor parte!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Abr 28, 2011 12:26 am

pa que veas que algunas veces soy un poco mala jejej no broma jejjeje
bueno aqui va la conti

_____________________________________________________________________________________

Maka POV

- ¡Explícate Maka! ¡¿Soul y tú se besaron? – me dijo Liz.

Baje la mirada apenada.

- Si… - susurre.

- ¿Y que paso luego? ¿Te dijo que te amaba? – me pregunto Tsubaki.

- Pues la verdad… apenas nos íbamos a besar otra vez cuando llego Azusa-sensei…

- Veamos, si hacemos la cuenta… serian mas de 5 besos los que se han dado – dijo Liz mientras contaba con los dedos.

- ¡Los besos de la obra no cuentan! – murmure sonrojada.

- ¿Y el que se dieron cuando eran pequeños? – inquirió pícaramente.

- Ese tampoco… este beso fue… diferente… fue mágico…

- Ustedes si que están hecho es uno para el otro – murmuro Tsubaki con una sonrisa.

Todas suspiramos.

Nos encontrábamos en el cuarto de Liz, Patty y Kid en una pijamada exclusiva para chicas, los chicos en cambio tenían su propia pijamada en el cuarto de Black Star y Tsubaki. Las chicas intentaban ayudarme con respecto al tema de Soul, quería decirle que lo amaba… pero no tenía ni la más minima idea de cómo hacerlo.

- ¿Por qué simplemente no vas y se lo dices? – me pregunto Chrona mientras abrazaba su almohada.

- No es tan fácil Chrona – le dije.

- Pues… a mi eso me funciono… - susurro.

Todas la miramos fijamente.

- ¡¿Qué? – preguntamos sorprendidas.

- ¡¿L-lo d-dije en voz a-alta? – tartamudeo sonrojada.

- Si, y ya no hay vuelta atrás, explícate que querías decir con que eso te había funcionado – le dijo Liz seria mientras Patty sacaba una libretita lista para apuntar la confesión de Chrona.

- P-pues que… K-Kid y yo ya somos n-novios…

- ¡¿Qué? – volvimos a gritar emocionadas.

- ¡¿Cómo, cuando, donde? – le interrogo Liz.

- F-fue cuando nos separamos para ver el lugar.

- ¡¿Cómo ocurrió? ¡Cuéntanos todo! – le pedí.

Chrona suspiro.

- Pues… paso así…

- Flash Back -

Chrona POV

Caminábamos por los fríos pasillos de la mansión de Shinigami-sama, Kid y yo no habíamos hablado durante todo el camino, así que solo me limite a ver el paisaje por las grandes ventanas.

Los copos de nieve caían lentamente al suelo, dando un aspecto más tranquilo y tierno al espeluznante bosque que estaba frente a la mansión.

Suspire.

¡No se lidiar con los bosques!

- ¡No puedo creerlo! – grito Kid, sacándome de golpe de mis pensamientos.

- ¡¿Q-que pasa? – le pregunte asustada.

- ¡El paisaje es totalmente simétrico! – me dijo mientras salían estrellitas de sus ojos.

Lo mire fijamente un rato, para luego comenzar a reír un poco.

- ¿Q-que sucede? – me pregunto confundido.

- Es que te ves muy lindo cuando pones esa cara – le dije, pero luego me tape la boca y lo mire totalmente sonrojada.

Kid me miraba fijamente, el también tenía un ligero rubor en sus mejillas, aunque no supe si era por el frío o por lo que acababa de decir.

- ¿T-tu crees eso? – me pregunto sorprendido.

- S-si – murmure mientras desviaba la mirada apenada.

- Pues… yo también te encuentro linda… - murmuro.

Lo mire fijamente.

¿Acaso había escuchado lo que creo que había escuchado?

- ¿D-de verdad? – le pregunte.

- S-si… bueno… acepto que tu corte no es simétrico… pero… si no contamos eso, eres una de las chicas mas lindas que jamás he visto.

Baje la mirada totalmente roja.

¡No se como lidiar con las confesiones!

Suspire.

Tenia que hacerlo, tenía que aprender a enfrentar mis miedos… bueno, no todos, pero si no le decía a Kid lo que yo sentía, jamás se lo podría decir y me sentiría fatal por el resto de mi vida.

Tome una gran bocanada de aire.

Era ahora o nunca.

- K-Kid… y-yo… yo tengo algo que decirte.

- ¿Si?

- Pues… bueno… tú… tú… ¡Tú me gustas mucho! – grite mientras me ponía más roja.

Kid me miro fijamente, para luego sujetarme de la muñeca y arrastrarme hasta el marco de una puerta.

- ¿Q-que…? – murmure confundida.

- Tengo que tener una excusa para hacer esto – me dijo.

Y lo próximo que supe, es que los labios de Kid se juntaron a los míos…

- Fin del Flash Back -

Maka POV

- ¡Que románico! – gritamos todas emocionadas.

- Así que te llevo debajo de un muérdago para besarte, ¿eh? – inquirió Liz pícaramente.

- S-si.

- ¿Y después te pidió que fueras su novia? – pregunto Tsubaki.

- Si – repitió Chrona mientras se sonrojaba más.

- Nunca vimos ese lado romántico en Kid, ¿verdad Onee-chan? – dijo Patty mientras se reía.

- Es verdad – coincidió Liz.

- Tal vez si tú haces lo mismo Maka-chan, Soul-kun te pida que si quieres ser su novia – me dijo Tsubaki con una sonrisa.

Suspire.

- ¿Pero si me rechaza? – Murmure – no creo poder aceptar un no por parte de el…

- No creo que te rechacé, a leguas se nota que el te ama tanto o igual que tu a el – me dijo Liz seria.

- ¿Ustedes lo creen?

- Si, es mas, ¡se me ocurrió una idea para que se lo digas! – dijo Liz con una sonrisa.

- ¿Qué cosa? – pregunte.

- Pasado mañana es Navidad, ¿no?, puedes regalarle algo a Soul y usar ese pretexto para decirle lo que sientes.

- ¿Y según tu que puedo regalarle?

- ¿Qué le gusta a Soul? – me pregunto Tsubaki.

- Pues… le gusta la música, la lucha libre, el fut bol, los cómics, las películas de terror, el pastel de chocolate, las galletas de chocolate, adora a los leopardos, le gustan también las águilas, ¡ah! También le gusta la pizza, pero que no tenga anchoas, las detesta, odia la vainilla, también los osos de peluche, no le gustan los perros, detesta tocar el piano en publico, le gusta un poco la música country, no le gusta leer, aduras penas lee los libros de la escuela, no le gusta peinarse, ni le gusta levantarse temprano, odia las películas románticas, le gustan los aliens y los ovnis, detesta a su hermano, odia usar el color rosa, dice que es muy afeminado para alguien cool como el, odia a los monos, ya que cuando éramos pequeños y fuimos al zoológico un monito lo ataco… para quitarle su galleta de chocolate, le gusta dormir mucho y…

- ¡Ya, ya, mucha información! – dijo Liz mientras me tapaba la boca.

- Sabes todo acerca de Soul, Maka – me dijo Chrona sorprendida.

- Soy muy observadora – admití mientras me encogía de hombros.

- En fin, ¡mañana en la mañana comienza la operación: En busca de un regalo para Soul! – dijo Liz mientras se paraba decidida.

Todas aceptamos y comenzamos a reírnos, para luego prepararnos para irnos a dormir.

¿Qué podría regalarle a Soul?


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

- ¡¿Tu y Chrona ya son novios? – preguntamos Black Star y yo sorprendidos.

- Pues… si – murmuro Kid.

- ¡No puedo creerlo! ¡¿Qué le viste a Chrona? – pregunto Black Star.

- ¡¿Como qué que le vi a Chrona? ¡Es la chica mas linda, tierna, simpática, alegre, hermosa…!

- Vale, vale, ya entendimos – le dije.

- en fin, ¡es la chica que amo! – dijo alegre.

- Jum, nunca entenderé a los enamorados, por eso no nos gusta nadie, ¿verdad Soul?

- Eh… si… claro… - murmure nervioso.

- Soul… ¡¿Te gusta alguien? – pregunto Black Star alterado.

- Bueno… yo…

- Le gusta Maka – dijo Kid con una sonrisa picara.

- ¡No me gusta Maka! – dije, pero no pude evitar sonrojarme.

- Claro que si, cualquiera se daría cuenta de que te gusta… bueno, cualquiera menos Black Star.

- ¡Hey!

- Pues… si… me gusta un poco… - murmure.

- ¿Un poco? – inquirió.

- Esta bien, mucho, ¿feliz?

- ¡No puedo creerlo! ¡¿Cómo te puede gustar Maka? – grito Black Star.

- Ni yo lo se… cuestión del amor, supongo – dije mientras me encogía de hombros.

- ¿Tu nunca te has enamorado Black Star? – le pregunto Kid.

- Pues… no, nunca, una estrella como yo no necesita esas tonterías.

- Pobre Tsubaki – susurre.

- ¿Qué tiene que ver Tsubaki con todo esto? – pregunto confundido.

- Luego luego se nota que ella esta perdida por ti imbecil – le dije serio.

- ¿E-enserio? – pregunto sonrojado.

- Claro, ¿Qué acaso no te habías dado cuenta? – le pregunto Kid.

- N-no… nunca le había prestado atención…

- ¿Cuándo? – preguntamos Kid y yo.

- ¡Hey! ¿Cómo esperaban que me diera cuenta? ¡Ella nunca me dijo nada!

- Eso es por que esta esperando a que tú le digas algo – le dijo Kid.

- ¿Y que le voy a decir?

- Pues lo que sientes baka – le dije.

- Tu deberías de hace lo mismo Soul – me dijo Kid serio.

- ¿Eh?

- Si, tal vez Maka esta esperando a que tu le digas algo… no se, a que des el primer paso.

- ¿Y que le digo?

- La verdad, que la amas.

- No es tan sencillo… yo no se si ella me quiera también… temo su rechazo…

- ¡Se me ocurre una gran idea! – grito Black Star.

- Pues dila antes de que te explote la cabeza de tanto pensar – le dio Kid burlón.

Black Star arrugo el ceño molesto.

- Pasado mañana es Navidad, ¿verdad?

- Si, ¿y?

- ¡Pues la mejor forma de decirle a una chica que la quieres es dándole un regalo! A ellas les gustan todas esas cosas cursis – dijo con una sonrisa.

Kid y yo nos lo pensamos por un momento.

- Black Star tiene razón por primera vez… - murmuro Kid.

- Bien, entonces mañana en la mañana iremos al pueblo a comprarles algo a las chicas.

Kid y Black Star asintieron, luego nos preparamos para irnos a dormir si queríamos madrugar.

Suspire mientras veía la luna através de la ventana.

¿Qué podría regalarle a Maka?


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

Me puse mi chamarra más abrigadora para salir.

Eran las 9:00 de la mañana y el frío era tremendo, así que todas íbamos bien abrigadas para no pescar un resfriado. Blair y Ragnarok quisieron acompañarnos, así que se resguardaron en los gorros de la chamarra de Chrona y la mía.

Caminamos al pueblo mas cercano, me pareció uno de esos cuentos de las películas de amor, las casitas eran viejitas, los tejados estaban rebosantes de nieve al igual que los árboles, algunos locales ya estaban abiertos y alguno que otro alumno también había salido para hacer las compras navideñas.

- ¡Mien, podemos entrar ahí! – dijo Liz mientras señalaba un local de antigüedades.

Todas la seguimos, suspiramos cuando entramos al calor del lugar. El local tenía muchos objetos antiguos y curiosos, había también esferas de nieve y uno que otro recuerdito de Canadá.

- ¿Puedo ayudarlas en algo? – nos pregunto un señor viejito.

- Ham… estoy buscando un regalo para un chico – le dije sonrojada.

- ¿Es para un chico especial? – me pregunto con una sonrisa.

- Si.

- Bien, déjame ver que tengo por aquí… - murmuro mientras revisaba los estantes.

Me quede esperando al señor mientras las chicas veían el resto del lugar, después de un rato mas, el viejito llego con una cajita de madera muy fina, la abrió y dejo ver un pequeño reloj de cadena de oro con una "X" de plata en el centro.

- Es muy hermoso… - murmure.

- Es un reloj del siglo XVIII, cuenta la leyenda que perteneció a un caballero, pero que este tuvo que partir a la guerra, así que se lo dio a su prometida y le dijo que contara las horas, y que cuando el reloj marcara 3 veces las doce de la noche, el llegaría, sin embargo, el nunca pudo cumplir su promesa, ya que murió en batalla.

- Vaya… - susurre.

Compre el reloj, mientras que Tsubaki y las demás compraban otros objetos extraños. Sonreí mientras apretaba el regalo contra mi pecho.

Me hacia muy feliz el solo pensar que a Soul le gustara le reloj, si a el degustaba yo podría decirle fácilmente lo que sentía por el…

- Oigan chicas, ¿ya vieron quienes están haya? – pregunto Liz mientras señalaba a lo lejos.

Todas volteamos a ver hacia donde Liz señalaba.

Eran los chicos…

¿Qué hacían aquí?

- Hay que seguirlos - sugerí.

Las demás asintieron mientras nos escondíamos detrás de un árbol. Los chicos entraron a la misma tienda de antigüedades, el señor se acerco a ellos y Soul le pregunto algo, el señor les respondió algo con una sonrisa – supuse que les dijo que iría a buscar algo – y se fue detrás del mostrador. Soul y los demás lo esperaron mientras que Black Star veía los estantes, intento agarrar algo, pero Kid lo detuvo y lo regaño, Black Star le contesto y comenzaron a discutir mientras Soul los veía con pena, después de un rato el viejito regreso con una caja de madera muy bien detallada y fina, la abrió y Soul se sorprendió por su contenido. Me moría de la curiosidad por saber el contenido de esa caja, sin embargo no alcanzaba a ver desde donde estábamos, soul le dio las gracias al viejito y le pago por la caja, luego señalo a Kid y a Black Star y le pregunto algo, el viejito volvió a sonreír y volvió a desaparecer detrás del mostrador, unos momentos después regreso con mas cajitas de madera, Kid y Black Star se acercaron para ver su contenido y sonrieron, le pagaron al señor y después salieron de la tienda a paso rápido.

Salimos de nuestro escondite confundidas mientras nos mirábamos fijamente.

¿Qué era lo que habían comprado los chicos?

Y lo mas importante…

¿Para quién?

- ¡Oh, pero miren quien esta aquí! ¡Si es Albarn! – murmuro una voz chillona.

Suspire.

- ¿Qué quieres Kim? – murmure fríamente mientras volteaba a verla.

Kim venia acompañada de Jacqueline, las dos traían dos bolsas en cada mano, supuse que con los regalos de Navidad y sus vestidos para le baile.

- Nada, ¿Qué no puedo pasar a saludar?

- No – respondimos todas al unísono.

- ¡Que malas son! – Dijo con falsa inocencia – pero en fin, por lo que veo todavía no han comprado sus vestidos para el baile.

- Apenas íbamos por ellos – dijo Liz secamente.

- Pues si no se apuran solo conseguirán los mas feos, aunque no dudo que les queden bien ese tipo de vestidos – dijo Jacqueline burlona.

- ¡No me digas! ¡El tuyo ha de estar hecho con escamas de víbora! – dijo Liz con una sonrisa, las chicas y yo no pudimos evitar una risita.

Jacqueline le lanzo una mirada asesina.

- Déjalas Jacqueline, por cierto Albarn, no te molestes en esperar a Soul mañana en el baile, ya que el estará conmigo toda la noche.

- Si, claro – le dije.

- ¿Acaso no me crees? Pregúntaselo a Soul, el mismo te lo dirá, si no, ¿Para quién es el regalo que acaba de comprar?

La mire fijamente.

- Nos vemos, ¡chao! – se despidió mientras ella Jacqueline pasaban a un lado de nosotras.

Me quede estática en mi lugar.

- Maka-chan… - murmuro Tsubaki.

No le respondí, es mas, ni siquiera podía pensar claramente.

¿Era verdad lo que decía Kim o era otro de sus tontos trucos?

Po favor, que fuera lo segundo…


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

Llegamos a una pequeña tienda de antigüedades después de que se nos hiciera tarde por culpa de Black Star – quien ni con agua fría se despertaba -. El local estaba lleno de antigüedades y algunos objetos extraños que no me interesaban, también habían recuerditos entre otras cosas.

- ¿Puedo ayudarlos en algo? – pregunto un señor viejito.

- Eh… si… vera, estoy buscando un regalo para una chica…

- No me digas, ¿una chica muy especial para ti? – me pregunto curioso.

- Pues… si – admití.

El viejito se rió ligeramente, como si eso fuera una broma personal.

- Creo que tengo lo que buscas, espérame un momento – murmuro mientras se daba la vuelta y caminaba detrás del demostrador hacia otro cuartito.

Me quede esperando al que viejito regresara mientras que Black Star y Kid veían los estantes.

- ¡Hey, miren esta esfera de nieve! – dijo Black Star mientras intentaba agarrar una esfera de nieve gigante.

- ¡Detente! ¡si la rompes, aparte de que destruirás la simetría del lugar nos lo van a cobrar! – le regaño Kid.

- ¡¿Acaso estas diciendo que alguien tan big como yo tiene manos de mantequilla?

- Si – respondió Kid serio.

Black Star y el comenzaron a discutir mientras que yo los veía con pena.

¿Cómo podían ser mis amigos un par de locos?

- Aquí esta lo que buscas – me dijo el viejito mientras me mostraba una caja de madera muy fina.

El viejito abrió la caja, me sorprendí al ver lo que contenía. Dos collares de plata se encontraban en su interior, ambos tenían dos dijes con la mitad de un corazón. Me sonroje al imaginarme cuando se lo diera a Maka…

- Me los llevo – dije mientras le pagaba al señor, para luego voltear a ver a Kid y Black Star - ¿tendrá algo para que ellos les den a unas chicas? – pregunte mientras los señalaba.

- Creo que si, regreso enseguida – dijo mientras volvía a caminar detrás del demostrador.

Espere por otro rato mientras que los otros seguían discutiendo, y al fin, el viejito regreso con otras tres cajas más.

- ¡Hey, par de tontos, vengan a ver esto! – les grite.

Kid y Black Star dejaron de pelear para acercarse al viejito y ver el interior de las cajas, en ellas había un pasador de oro de una flor, un collar de plata con una luna, unas pulseras con unos dijes de lunas y unos aretes de estrella.

- Puedo regalarle el pasador a Tsubaki, a ella le gustan las flores – dijo Black Star.

- A Liz y a Patty les puedo dar el collar y las pulseras de lunas para que no pierdan la simetría, y a Chrona los aretes de estrella… - murmuro Kid.

- Entonces ya esta, nos lo llevamos – dije.

Le pagamos al viejito y luego salimos de la tienda a paso rápido, lo único que nos faltaba eran los trajes para el baile.

Suspire.

Odiaba ponerme traje… pero debía de verme decente para Maka. No pude evitar sonrojarme al imaginármela en vestido.

Ya pareces todo un pervertido.

Volvi a suspirar.

Era verdad, ya parecía todo un pervertido.

(Al otro día)

- ¡Black Star, acomódate la ropa, haces que se pierda la simetría! – grito Kid histérico.

- ¡Ya, ya! Eres todo un maniático, ¿sabes? – se quejo Black Star mientras se fajaba la camisa crema.

Suspire nervioso mientras me acomodaba la corbata, las chicas ya se habían tardado mucho en arreglarse y el baile ya no tardaba en comenzar.

- ¡Maka, apresúrate! – se escucho la voz de Liz en lo mas alto de las escaleras.

- ¡No me pidas milagros con estos tacones! – se quejo Maka.

Los tres volteamos a ver hacia las escaleras, Tsubaki, Chrona y Patty ya estaban bajando entre risas. Chrona traía un vestido blanco con encajes negros, sus tirantes estaban caídos, dejando ver sus hombros al descubierto; Patty traía un vestido corto de color rosa claro, sus tirantes eran delgados y dejaba la mayor parte de su espalda al descubierto; Tsubaki tenia un vestido largo y rojo con una abertura del lado derecho en su pierna, y al igual que el vestido de Patty tenia tirantes delgados.

- ¿Y las otras? – pregunto Black Star sin dejar de ver a Tsubaki.

- Maka-chan esta teniendo problemas con sus tacones – dijo Tsubaki tímidamente.

Unos pasos comenzaron a escucharse en las escaleras, regrese mi vista a estas y me quede con la boca abierta por la impresión.

Liz traía un vestido rosa parecido al de Patty solo que mas largo, ella estaba arrastrando – literalmente – a Maka por las escaleras.

Y debo decir que Maka se veía espectacular con el vestido que traía.

Su vestido era azul claro y largo, no tenía tirantes y usaba un chal blanco transparente, su cabello estaba suelto y peinado en unos perfectos tirabuzones, la falda de su vestido era ondeada, y dejaba ver sus zapatillas plateadas, las cuales tenían unos listones que estaban amarrados en sus tobillos.

No se cuanto tiempo me quede viendo a Maka como tonto, pero regrese en si cuando Black Star me dio un codazo en las costillas.

- ¡No tan rápido Liz, me voy a matar con estos tacones! – dijo Maka mientras bajaba las escaleras tambaleándose.

- ¡Deja de quejarte y apúrate, que ya no tardan en empezar! – dijo Liz mientras la jalaba de la muñeca.

Tras unas cuantas quejas más de Maka y una amenaza por parte de Liz, Maka logro llegar sana y salva al último escalón.

- ¡Bien, en marcha! – dijo Liz mientras agarraba a Patty y se encaminaban al comedor.

Kid tomo del brazo a Chrona y siguieron a Liz y a Patty, luego Black Star tomo a Tsubaki de la mano y la arrastro hacia el comedor, dejándonos a Maka y a mi solos.

Ambos nos quedamos en silencio. No tenia ni la mas minima idea de que decirle a Maka en estos momentos, así que comencé a jugar con mi corbata nervioso.

- ¿Vamos? – pregunto Maka mientras señalaba hacia el comedor.

- Eh… si – le conteste mientras la sujetaba del brazo y comenzábamos a caminar hacia el comedor.

El lugar se encontraba lleno a mas no poder, los músicos ya estaban tocando y una que otra pareja se encontraba bailando, las mesas habían sido retiradas para dejar mayor espacio libre, otros estaban platicando y entregándose sus regalos. Suspire otra vez mientras tanteaba mi bolsillo derecho, asegurándome de haber traído el regalo de Maka.

Los demás ya se encontraban bailando divertidos, Liz con Patty, Kid con Chrona y Black Star con Tsubaki, a lo lejos estaban el papa de Maka y su mama bailando, Shinigami-sama estaba danzando de un lado a otro y Azusa-sensei regañaba a otros alumnos.

- ¿Q-quieres bailar? – le pregunte nervioso a Maka.

Ella me miro sorprendida.

- ¿Conmigo?

- ¿Pues con quien mas? – le dije confundido.

- P-pues… s-si – acepto mientras me tomaba de la mano.

Lleve a Maka al centro de la pista, la música que tocaban era suave – que coincidencia – y las luces del lugar eran tenues, haciendo que todo tomara un aspecto sacado de una película romántica.

- P-parece que nos pusimos de acuerdo – murmuro Maka tímidamente.

- ¿En que? – pregunte.

- En el color, tu camisa es azul y mi vestido es azul, que coincidencia, ¿no?

- Es verdad – coincidí.

Y pronto el silencio nos volvió a inundar.

¡Vamos Soul tu puedes!

- Linda noche… ¿verdad…?

- Eh… si… - murmuro Maka nerviosa mientras miraba por la ventana.

De acuerdo… tú no puedes…

Suspire mientras volvía a concentrarme en el baile, la música inundaba todo el lugar. A lo lejos Kid y Black Star me mandaban ánimos… mientras que yo me partía el cerebro intentando encontrar la forma de decirle a Maka que la amo…

Suspire otra vez.

¡Era ahora o nunca!

- Maka… yo… debo de decirte algo… - murmure.

- ¿Si…?

- Yo… yo… bueno… tu... Tu me gus…

Pero justo en ese momento, unas explosiones comenzaron a escucharse afuera de la mansión. Todos interrumpieron su baile para salir a los balcones para ver el espectáculo de fuegos artificiales, los cuales fulmine con la mirada.

- ¡Vamos a ver! – me dijo Maka mientras me arrastraba hacia uno de los balcones.

Suspire por tercera vez.

Esto era más difícil de lo que imaginaba.


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

Al llegar al balcón miramos fijamente el cielo, donde varios fuegos artificiales explotaban, haciendo un maravilloso espectáculo junto con las estrellas y los copos de nieve.

Sentí como Soul estaba irritado a un lado mío, supuse que tal vez quería bailar con Kim y yo se lo estaba impidiendo.

- ¿Pasa algo Soul? – le pregunte.

- ¿Eh? ¿p-por que lo preguntas?

- Te noto irritado.

- ¡N-no te preocupes, no es nada!

- Soul…

- ¿Si?

- Tú… ¿tú querías bailar con Kim?

Soul me miro fijamente.

- ¿Con Kim? ¿Y para que querría yo bailar con Kim?

- Ella te gusta, ¿no?

Soul suspiro.

- No, no me gusta Kim, la única que me gusta eres tú.

Lo mire fijamente.

¡¿Había dicho lo que creo que había dicho?

- ¿E-enserio? – pregunte con lagrimas en los ojos.

- S-si… t-tu me gustas mucho Maka.

Sonreí como nunca antes lo había hecho.

El me amaba…

¡El me amaba!

- Pero… si tú no me quieres puedo entenderlo… - susurro.

- ¿Y quien dijo que yo no te quería?

- ¿Eh?

En un arranque de valentía, sujete ambos lados de la cara de Soul y junte nuestros labios. Al principio Soul no me había correspondido, pero luego se dejo llevar y me abrazo por la cintura.

Como la primera vez, escuche como los fuegos artificiales explotaban en mi cabeza…

Aunque tal vez eran los que explotaban sobre nosotros…

Continuara…


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Abr 28, 2011 5:58 am

beautiful.. Sad

me encanto
q sigue! q sigue!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Esdeath
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 485
Fecha de inscripción : 22/02/2011
Edad : 21
Localización : en mi casa

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Abr 28, 2011 9:41 am

esta para empesarla a leer ahora no terminas mas jajaja

_________________CIUDAD ANIME__________________


Esdeath tiembla ante el susurro de tus miedos!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ciudad-anime.foroactivo.org/
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Abr 28, 2011 3:13 pm

como q no?
yo empece hace 2 dias, y pasaron 2 dias solo xq ... tengo q esperar que posteen las continuacione Sad
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Abr 28, 2011 9:20 pm

aqui seguire aun quedas mucho jejejejejejee lo siento esdeath pero debo terminar la historia de mi vida
aqui vamos con la conti

__________________________________________________________________________________

Maka POV

Comencé a abrir los ojos perezosamente, ya era de día y los pájaros cantaban desde afuera.

Bostecé mientras me estiraba en la cama, pero al intentar salir de esta unos brazos me aprisionaron, impidiendo que me levantara. Voltee a ver al dueño de esos brazos y sonreí al ver a Soul durmiendo a un lado mío.

Aun no me creía lo que había pasado hace dos días, Soul y yo al fin nos habíamos dicho lo que sentíamos, y por obvias razones nos habíamos hecho novios.

Soul había insistido en que dormía mejor conmigo a su lado, así que habíamos juntados nuestras camas para dormir juntos – claro, también con Little Devil y con Blair –. Ahora, cada vez que me levantaba siempre me encontraba a Soul abrazado de mí.

Me acurruque a su lado mientras acariciaba su blanco cabello. Adoraba verlo dormir, se veía tan frágil e inocente… cosa que no era cuando estaba despierto…

- ¿Disfrutando del espectáculo? – me pregunto Soul burlón mientras abría los ojos.

- Yo creo que si – dije mientras me ruborizaba.

Soul se rió quedamente para luego darme un ligero beso en los labios.

No entendía por que, pero a pesar de que Soul me besaba muy seguido aun seguía sintiendo mariposas en el estomago y mis nervios se ponían a flor de piel, como la primera vez que el me beso.

Nos separamos después de un rato y nos quedamos abrazados en la cama, el comenzó a jugar con mi cabello mientras que yo me deleitaba con su dulce aroma varonil.

Cualquiera que nos viera diría que parecíamos recién casados…

Cosa que, claro, no éramos.

- ¿Pronostico para el día de hoy? – pregunto Soul mientras me daba pequeños besos en la coronilla.

- Despejado, hace tanto frío que dudo que Liz, Patty o Black Star quieran salir de sus camas.

- Tienes razón, eso significa que tendremos toda la mañana para nosotros solos.

- No toda la mañana, recuerda que debes de ir a practicar.

Soul resoplo contra mi cabello.

- ¿Por qué hoy? – se quejo.

- Por que le prometiste a Shinigami-sama que tocarías el piano en año nuevo – le dije mientras alzaba la cabeza para mirarlo a los ojos.

- ¿No puede ser mañana? – me pregunto con carita de perrito.

- Nop – le dije divertida.

- Bueno… entonces debo de disfrutar mi tiempo libre… - murmuro mientras se ponía encima mío.

- S-Soul… ¿Qué h-haces? – pregunte nerviosa.

- Ya te dije, tengo que disfrutar mi tiempo libre con mi novia – me dijo mientras volvía a besarme.

Me quede atontada en mi lugar.

¿Qué se supone que debes de hacer cuando el chico que te gusta esta encima de ti y besándote?

Soul comenzó a meter sus manos debajo de la playera de mi pijama, iba ascendiendo cada vez mas y mas… hasta que yo lo empuje, haciendo que el se cayera de la cama.

- ¡Hey! – se quejo.

- Por un momento deja de pensar en tus hormonas y vete a cambiar – le regañe mientras me cruzaba de brazos totalmente sonrojada.

- Esta bien, esta bien… - murmuro mientras se metía la baño.

Me toque las mejillas con ambas manos, estaba súper caliente, por lo que deduje que estaba mas roja que el rojo, pero… ¿Cómo no estarlo? Soul aveces se pasaba de pervertido.

Suspire mientras salía de la cama y me ponía mis pantuflas.

Ahora que lo pensaba con detenimiento, yo nunca podría estar separada de Soul, y si nosotros seguíamos siendo novios en un futuro… ¿nos llegaríamos a casar?

Volví a sonrojarme al imaginarme a Soul bajo el altar y a mí con un vestido de novia. Si eso llegara a pasar… significaría que el y yo tarde o temprano terminaríamos haciendo eso…

Negué rápidamente con la cabeza para sacarme esos pensamientos.

¡¿Qué hacia yo pensando en eso? Sinceramente, Soul ya me estaba pegando su lado pervertido…

- ¡Tengo frío! – se quejo Liz mientras se abrazaba a si misma.

- ¡Mi onee-chan se volverá la bruja de la nieve! – canturreo Patty alegre.

- ¿La bruja de la nieve? – pregunto Tsubaki confundida.

- Patty se la paso viendo "Las Crónicas de Narnia" ayer – explico Liz mientras Patty reía.

Todos nos encontrábamos en el comedor desayunando un poco de cereal con chocolate caliente. Casi no había nadie en el lugar, ya que, o habían salido al pueblo o se encontraban refugiados en lo mas calientito de sus sabanas.

- ¡Hey Tsubaki, me entere que va a venir tu hermano Masamune para festejar el año nuevo! – dijo Liz.

- Si, también vendrán mis padres – dijo ella tímidamente.

- Ahora que lo dicen, Soul, papa me dijo que también iba a venir tu familia – dijo Kid.

Soul al escuchar eso comenzó a atragantarse con un pedaso de pan.

- ¡Coff… coff… coff! ¡¿Qué? – exclamo sorprendido.

- Si, papa también los invito para pasar el año nuevo aquí.

- ¡Demonios! – murmuro Soul mientras se tapaba la cara con ambas manos.

- ¿Por qué dices eso? ¡El año nuevo es para pasarla en familia! – le dije confundida.

- Uno: lo digo por que va a venir Wes, Dos: ¡voy a tocar frente a ellos!

- ¡Es verdad, vas a tocar en la fiesta! – dijo Black Star burlón.

- No me hagas lanzarte el chocolate caliente en la cara – lo amenazo.

Black Star lo miro con miedo.

- Voy a encerrarme en el cuarto hasta que haya pasado el año nuevo – murmuro Soul.

- ¡Oh, oh! ¡Ya se! ¡Mejor ve al armario, Aslan puede ocultarte en Narnia! – dijo Patty.

- Patty, ¿Cuántas veces tengo que decirte que Narnia no existe? – le pregunto Liz con pena.

- ¡Si existe onee-chan, pero solo los de corazón puro pueden ir para haya!

- ¿Pero como fue que Edmund entro a Narnia si era malo? – pregunto Chrona confundida.

- Por que Edmund era uno de los cuatro hijos de Adán y Eva.

- ¡Cuatro hijos, que numero mas simétrico! – exclamo Kid.

- ¡Ya paren de hablar de Narnia! – grito Liz mientras se tapaba los oídos.

Todos comenzamos a reírnos para después terminar nuestro desayuno y encaminarnos hacia le jardín. Todavía seguía nevando, por lo que seguía haciendo un frío tremendo. Patty comenzó a decir que jugáramos a Narnia, pero Liz se negaba rotundamente.

- ¡Vamos onee-chan! ¡Tú serás la bruja!

- ¡No Patty! ¡¿Y yo por que voy a ser la bruja?

- Te queda muy bien el personaje.

- No – dijo molesta.

- Bueno… ¡entonces hagamos ángeles de nieve!

- esta bien – murmuro Liz mientras que Patty la jalaba hacia el jardín.

- ¿Y que canción vas a tocar Soul-kun? – pregunto Tsubaki curiosa.

- Aun no lo se, pero será una corta, no quiero estar tocando mucho rato.

- ¡Ya se! ¿Por qué no pasan a tocar tú y Wes juntos? – le pregunte.

- ¿Estas loca? Nunca, pero nunca tocare junto a mi hermano, primero le digo a Kim que me gusta.

- ¡¿Te gusta Kim? – grito Black Star.

- ¡No idiota!

- Ah… ya me había preocupado.

Soul suspiro pesadamente mientras todos nos reíamos de Black Star.

Pero justo en ese momento, un grito se escucho a lo lejos.

- ¡SOUL!

Todos volteamos a ver a la persona que había gritado, pero cuando lo hicimos una chica se había lanzado con los brazos abiertos contra Soul, haciendo que los dos se cayeran al suelo.

- ¡Soul, te extrañe mucho!

- ¡Quítate de encima Sam! – grito Soul.

- ¿Por qué? ¡Hace tiempo que no te veo! – dijo ella con un puchero.

- Por que si, pesas mucho.

- Tonto – murmuro ella mientras se paraba.

- ¿Sam? ¿Samantha? – pregunte.

La chica volteo a verme y sonrió.

- ¡Maka-chan! – grito alegre para luego abrazarme fuertemente.

- ¡Cuánto tiempo! – dije alegre mientras la abrazaba también.

- ¡Así que estudias en la misma escuela que el baka de mi hermano! – dijo ella.

- Pues si.

Mire fijamente a Sam, ella era la hermana gemela de Soul – menor, por supuesto – y para ser sinceros, casi no se parecía a el… bueno, no mucho. Sam tenía el mismo cabello blanco que Soul y sus mismos ojos color rubí, su piel era casi tan blanca como la nieve, su cabello era corto y recogido en una pequeña coleta, sus rasgos eran más suaves y delicados, haciendo que se pareciera más a su madre que a su hermano.

Sam volteo a ver a los demás y también sonrió.

- ¡Chicos, tiempo sin verlos!

- Lo mismo decimos Sam – dijo Tsubaki con una sonrisa.

- ¡Espera! Si tu estas aquí eso quiere decir que… - murmuro Soul.

- ¡Hola idiota! – dijo una voz masculina a lo lejos.

- Wes… - murmuro Soul molesto.

Un chico alto se acerco a nosotros con una sonrisa, y… ¡por Kami! Era como estar en una maquina del tiempo, hubiera jurado que ese chico era Soul pero con unos años mas.

- ¡Wes! – dije sonriente.

- ¡Maka-chan, tiempo sin verte! ¡Vaya! ¡Has cambiado mucho desde la última vez que te vi!

- Lo mismo digo – dije.

- ¿No se supone que llegarían hasta pasado mañana? – pregunto Soul.

- Mama no quería esperar tanto, así que obligo a papa a tomar el primer vuelo para acá – dijo Wes mientras se encogía de hombros.

- ¡Debiste de haberla visto! ¡Me obligo a ir de compras con ella! ¡De compras! ¡Tuve que estar en cama un día entero para descansar mis pies! – se quejo Sam.

- ¿Mama y papa están aquí?

- Si, fueron a dejar las maletas al cuarto y a hablar con Shinigami-sama – dijo Wes.

- Soul, papa quiere hablar contigo – dijo Sam seria.

Soul desvió la mirada.

- ¿Y para que o que?

- Es por lo de la otra vez… cuando mama… ya sabes – murmuro triste.

De pronto, Liz y Tsubaki me arrastraron lejos de Soul y sus hermanos, por lo que ya no pude seguir escuchando de la conversación.

- ¿Qué pasa? – les pregunte.

- ¿A que se refiere Sam con lo de la otra vez? – me pregunto Liz quedamente.

Suspire.

Era verdad, Soul no les había dicho todavía a los demás de lo que le había pasado a su mama, ni siquiera les había dicho aun lo de su enfermedad.

- No es nada, es que la otra vez su mama se cayo de las escaleras y se lastimo el tobillo, eso es todo – mentí.

- Oh… bueno, pero aun así les daremos un poco de privacidad, iremos al comedor, ¿vienes?

- No, me quedare con Soul.

- Esta bien, haya nos alcanzan, adiós – dijo Tsubaki con una sonrisa mientras ella junto con Liz y Chrona arrastraban a Patty, Black Star y a Kid hacia le comedor.

Vi a los chicos alejarse para luego voltear a ver a Soul y sus hermanos, parecía que el y Wes estaban discutiendo… como siempre.

- ¡Ya te dije que no quiero hablar con el!

- ¡Vamos Soul, no puedes estar peleado con papa toda tu vida!

- ¿Eso crees? – le reto.

Sam suspiro mientras se acercaba lentamente a mi, dejando a sus hermanos discutiendo.

- Mama estará muy feliz de verte – me dijo.

- ¿Enserio?

- Sip, se alegro cuando Wes dijo que estabas en la misma academia.

- Ya veo… por cierto, ¿Por qué tu no estas en el Shibusen, Sam?

- Ah… ¡eso! Bueno… digamos que a mi no me va bien eso de cantar o de tocar un instrumento, me considero la oveja negra de la familia, prefiero pintar a estar tocando la flauta – me dijo con una sonrisa.

- ¿Tocas la flauta?

- Un poco, papa quería que tocara un instrumento, y ese es el mas sencillo, mama quería que tocara le piano como Soul, o el violín como Wes, pero a mi no me gusta expresar mis sentimientos con la música, si no con la pintura.

- ¡SOUL! – grito una voz a lo lejos.

Todos volteamos a ver a la persona que había gritado, cuando de pronto una mujer abrazo a Soul del cuello y empezó a zarandearlo de un lado a otro.

- ¡Mi pequeño, te extrañe mucho! – decía la mujer alegre.

- ¡Mama, para! – dijo Soul apenado.

La mama de Soul paro de zarandearlo, pero en su lugar comenzó a llenarle de besos la cara.

- Esto esta como para subirlo a You Tube – dijo Wes burlón.

- Muérete Wes – dijo Soul molesto.

- Pero si es… ¡Maka-chan! – dijo la señora Evans para luego caminar hacia mi y abrazarme fuertemente.

- H-hola señora Evans – dije apenada.

- ¡Oh, por favor, no me digas señora, me haces sentir vieja! Dime Elizabeth, ¿si?

- Esta bien seño… Elizabeth.

- ¡Pero mírate, estas mas alta y mas linda desde la ultima vez que te vi! Todavía recuerdo cuando tu y Soul eran unos pequeños, ¡siempre querían bañarse juntos!

- ¡Mama! – se quejo Soul mientras el y yo nos sonrojábamos.

- ¡Es verdad! También recuerdo cuando Soul, Sam y Maka jugaban a la mama, al papa y a la hija, Soul y Maka siempre fueron los papas.

- ¡Wes! – le regañamos Soul, Sam y yo.

La mama de Soul comenzó a reírse, y aproveche ese momento para mirarla fijamente. Su cabello no era blanco, si no rubio casi platinado, ella no tenia los mismos ojos rubíes que sus hijos, si no que los tenia de un intenso color zafiro, se parecía mucho a Sam, pero sin duda Soul también había heredado su nariz y sus labios, cualquiera que la hubiera visto de lejos hubiera dicho que era la mujer mas hermosa del mundo, y que todavía le faltaba mucho para morir, pero eso no era cierto, su enfermedad se hacia notable en su rostro. Unas ojeras estaban bajo sus finos parpados, su piel era transparente, casi traslucida, sus mejillas estaban sumidas y se veía muy delgada.

Sentí como me daba un vuelco el corazón, todavía recordaba a aquella mujer llena de vida, aquella mujer que nos regañaba a Soul, a Sam y a mi cuando hacíamos alguna travesura, aquella mujer que siempre reía cuando Soul y Wes discutían, aquella mujer que luego hablaba con mi mama sobre la futura boda de Soul y yo…

Pero ahora, ya casi no quedaba rastro de aquella mujer.

- ¿Pasa algo Maka-chan? – me pregunto Elizabeth preocupada.

- ¿Eh? ¡n-no, nada! ¡No se preocupe! – dije nerviosa.

- ¿Elizabeth? ¿Eres tú? – murmuro una voz detrás de nosotros.

- ¡Kami! – dijo la mama de Soul alegre mientras iba a abrazarse con mi mama.

- ¡Tiempo sin vernos! ¡Pero valla, como has cambiado! – dijo mi mama mientras la veía de pies a cabeza.

- Tu también, y dime, ¿Cómo esta Spirit?

- Bien, esta con Shinigami-sama y Azusa para organizar lo del festejo para año nuevo.

- Peter también v a ayudar en eso, así que lo mas seguro es que Spirit y el se pongan a discutir en cuanto se vean.

- Es verdad, ¡ah, chicos! Se me estaba pasando decirles, Shinigami-sama quiere verlos.

- ¿Para que? – le pregunte.

- Quiere pedirles que toquen en el baile – me dijo mama con una sonrisa.

Se me fue el alma a los pies.

- ¿T-tocar? ¿F-frente a t-todos? – murmure horrorizada.

Esta bien, lo admitía, podía actuar, podía cantar frente a una multitud de personas desconocidas en una disco… ¡¿pero frente a toda la escuela? ¡Primero le doy un beso a Ox!

- Si, por que, ¿sucede algo cariño?

- N-no, nada mama… - murmure con lagrimas en los ojos.

- ¡! – grito una voz muy conocida para mi.

Mama y yo suspiramos.

- ¡PAPA YA QUERIA VERTE, MI PEQUEÑA BEBE!

- Tu… ¿Qué se supone que haces abrazándome?

Papa alzo la vista y se quedo petrificado en el momento.

- ¡PETER! – grito mientras se ocultaba detrás de mama asustado.

Un señor joven, alto - ¿y por que no? – guapo estaba mirando con cara asesina a papa, sus ojos eran de color rubí y su cabello era blanco y estaba recogido en una coleta baja. Si antes creía que Wes era la viva imagen de Soul en un futuro, su papa era la viva imagen de ellos dos en un futuro.

- ¡Peter, cariño! – le dijo Elizabeth sonriente.

- ¡Oh, Peter, tiempo sin vernos! – le dijo mama con una sonrisa.

- Lo mismo digo Kami… Spirit…

- Peter… - susurro papa.

- Pensé que te quedarías oculto el resto de tu vida después de la graduación – dijo el papa de Soul burlón.

- ¡Pues ya vez que no! ¡No te voy a tener miedo para siempre!

- Oh… ¿eso crees?

- ¡claro!

Sam, Wes, Soul y yo suspiramos. Desde la primera vez que conocí a Soul me había enterado que nuestros padres habían asistido juntos al Shibusen, mama y Elizabeth eran las mejores amigas, pero nuestros padres siempre tuvieron una fuerte rivalidad, no podían verse ni en pintura. Aun recordaba cuando papa se negaba a dejarme ir a casa de Soul o cuando el papa de Soul le negaba a el y a Sam visitarme a mi casa, pero siempre estaban nuestras mamas que regañaban a nuestros papas, quienes no podían contra la furia de ellas y nos dejaban ir a las respectivas casas.

- ¡Maka puede componer canciones!

- ¡Sam puede pintar una replica exacta de la Mona Lisa!

- ¡Maka puede cantar!

- ¡Soul puede tocar el piano!

- ¡Maka puede tocar la guitarra!

- ¡Wes puede tocar le violín!

- ¿Tu que dices Sissy? ¿Rosa para los arreglos y azul para las mesas?

- ¡Me encanta! Y tú que dices, ¿la luna de miel en Jamaica o en los Cabos?

Soul y yo miramos a nuestros padres con pena.

- Ellos no son mis padres… me adoptaron… - murmure.

- Son alienígenas que se hacen pasar por mis padres, lo juro – murmuraron Wes, Sam y soul al unísono.

¿Cómo era posible que nuestros papas alardearan de nuestros logros?

¡¿Cómo era posible que nuestras mamas ya pensaran en la boda que tal vez ni abría?

Voltee a ver a Soul, quien también volteo a verme, y tras unos momentos, una sonrisa extraña apareció en la comisura de sus labios. Lo mire confundida, ¿y ahora que tramaba?

Antes de que pudiera decirle algo, Soul me sujeto de la muñeca y sin que nadie se diera cuenta comenzó a guiarme hacia dentro de la mansión.

- Soul, ¿adonde vamos? – le pregunte confundida.

- Shh… tu solo sígueme – me dijo.

Llegamos hasta nuestro cuarto, Soul abrió la puerta y luego me beso. Yo me quede atontada y paralizada en mi lugar mientras disfrutaba las emociones que recorrían mi cuerpo, y sin siquiera darme cuenta, Soul me llevo hasta el gran armario que estaba en la habitación.

Soul cerro la puerta del armario tras de si, su blanca sonrisa de tiburón sobresalía en la oscuridad del ropero.

- Al fin, un lugar donde no nos molestaran – murmuro mientras se acercaba a mi y me besaba.

Soul me recostó en el piso del ropero mientras bajaba el cierre de mi chamarra, yo tampoco me quede atrás y comencé a bajarle el suyo también, para luego comenzar a desabrocharle uno por uno los botones de su camisa.

La temperatura comenzó a subir – o tal vez era mi imaginación – y los besos se hicieron más insistentes.

Soul comenzó a meter sus manos dentro de mi playera mientras que yo le desabrochaba el botón de su pantalón, sabia que una vez que hiciera eso no habría marcha atrás, pero no me importaba.

No me importaba nada si estaba con Soul.

Pero de pronto, una voz hizo que paráramos de hacer lo que estábamos haciendo.

- ¿Soul, Maka, donde están?

Soul y yo nos miramos asustados.

- ¡Wes!

Rápidamente comenzamos a arreglarnos nuestra ropa y el cabello.

Genial, justo cuando al fin me había decidido Wes tenia que interrumpirnos – esperen, ¿yo pensé eso…? –.

La puerta del ropero se abrió, dejándonos ver a un Wes un poco confundido.

- ¿Qué hacen aquí? – pregunto Wes.

- ¡Jejejejeje, Wes, nos salvaste! – dijo Soul nervioso.

- ¿Eh?

- ¡Si, veras, estábamos correteando a Blair y a Little Devil, y los seguimos hasta el armario y…!

- ¡Cuando intentamos salir, ellos cerraron la puerta y esta se atasco! – termine igual de nerviosa.

- ¿Enserio?

- ¡si, jejeje, nos has salvado! ¡En fin, tenemos que ir con los demás al comedor, nos vemos, bye! – y tras decir eso, Soul me sujeto de la muñeca y salimos prácticamente corriendo del lugar.

Cuando estuvimos a un radio de unos 200 metros del cuarto, Soul y yo volteamos a vernos para luego echarnos a reír.

- ¿Blair y Little Devil cerraron la puerta? – me pregunto Soul entre risas.

- ¡Hey, no se me ocurrió nada! – me defendí mientras me limpiaba unas lagrimitas de los ojos.

Soul y yo seguimos riéndonos cerca de unos 15 minutos, y cuando al fin logramos calmarnos no pude evitar sonrojarme fuertemente al recordar lo que había pasado hace unos momentos.

¡No podía creer que Soul y yo estuvimos apunto de hacer eso!

- Eh… Maka… yo – murmuro Soul igual de sonrojado.

Pero antes de que terminara de decirme lo que estaba por decirme, una voz nos llamo a lo lejos.

- ¡Maka, Onii-san, vengan rápido antes de que Black Star se acabe toda la comida! – nos grito Sam desde la puerta del comedor.

- ¡Vamos! – le respondió Soul para luego voltear a verme – te quiero – murmuro.

Lo mire sorprendida, para después sonreírle también.

- Yo igual.

Soul entrelazo nuestras manos y nos dirigimos hacia el comedor.

Este si que había sido un día de locos…

Ya que… ¡por Kami! ¡Patty tenia razón!

Narnia si que existe…

Continuara…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Vie Abr 29, 2011 1:29 am

jajaja me encanto la frase del final
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Dom Mayo 01, 2011 9:21 pm

aqui vamos con la conti para que lean mas de mi vida jejejek

____________________________________________________________________________________

Soul POV

Me encontraba en una habitación oscura, solo se podía ver un piano de cola negro y unas cortinas de color rojo.

No sabia donde estaba.

Suspire mientras veía mi ropa, traía puesto un traje negro con camisa roja y una corbata negra.

Gruñí.

Odiaba usar traje.

Sin embargo, en ese momento unos pasos comenzaron a escucharse a lo lejos. Voltee a ver hacia la cortina, y de ella entro Maka con un vestido negro de tirantes delgados, su cabello estaba suelto y peinado en unos perfectos tirabuzones, sus ojos y su boca estaban pintados de rojo, resaltando así sus bellos ojos color jade.

Maka se acerco a mí con una sonrisa triste y me tendió una de sus blancas manos.

- ¿Quieres bailar? – me pregunto.

No le respondí, simplemente camine hasta ella. Era mucho más que obvio que yo nunca le negaría un baile a ella.

Entrelacé nuestras manos, y tan pronto Maka puso su mano en mi hombro una extraña y lúgubre música inundo el lugar.

Comenzamos a bailar de un lado a otro, sin prestar mucha atención al ritmo. Maka estaba callada y con la mirada perdida en otro sitio. Me preocupe, ella no era así.

- ¿Qué sucede? – le pregunte curioso.

Maka rió amargamente, el flequillo le tapaba los ojos.

- ¿Qué tendrán los Evans que siempre se quedan solos? – murmuro.

- ¿Eh?

- No lo niegues Soul, sabes que pronto tu madre morirá, te quedaras solo, y para colmo, yo no estaré aquí contigo.

- ¿A que te refieres?

- ¿Es que acaso no lo ves venir? Tú y yo jamás podremos estar juntos, me iré, me iré para siempre de tu vida Soul.

Deje de bailar para mirarla fijamente.

¡¿Qué demonios estaba pasando?

- Acostúmbrate a la soledad Soul Eater, adiós – susurro, para luego desaparecer poco a poco.

- ¡Espera! ¡No te vallas! – le pedí.

Pero ya era tarde, ella se había ido.

Y pronto la oscuridad reino el lugar…


--------------------------------------------------------------------------------

Me desperté de golpe mientras ahogaba un grito e intentaba recuperar el aire a bocanadas.

Mi corazón estaba desembocado y el sudor escurría desde mi frente hasta mis mejillas, tenía los nervios a flor de piel y por alguna extraña razón sentía mas frío en el cuarto – a pesar de que estaba encendida la calefacción –.

Sentí como algo se removía incomodo a un lado mío, voltee a ver ese "algo" y suspire tranquilo al ver a Maka tranquilamente dormida.

¿Estaba loco o que? ¿Cómo podía creer que lo que había pasado no había sido un sueño? Bueno… en realidad no fue un sueño, fue una pesadilla.

Una de las peores pesadillas que jamás había tenido.

Suspire mientras me volvía a acostar en la cama mas tranquilo, sin embargo, aun estaba un poco nervioso.

Si eso había sido un sueño… ¿entonces por que lo sentía tan real?

- ¡Muérete Black Star! – grito Sam mientras intentaba lanzarle bolas de nieve a Black Star, quien las esquivaba con gracia.

- ¡Ja, nunca podrás atinarle a una gran estrella como yo! ¡Ñyajajajajajaja!

- ¡Black Star, mira, alguien esta llamando mas la atención que tu! – grito Maka (quien estaba entre mis brazos) mientras señalaba detrás de Black Star.

- ¡¿Eh? – grito Black Star alarmado mientras se volteaba.

Sam aprovechó esa pequeña distracción para lanzarle una gran bola de nieve a Black Star, la cual tomo una gran velocidad, y al estrellarse contra la cabeza de Black Star el quedo con la cara enterrada en la nieve.

- ¡Jajajaja! ¡Mira, logre apagar a una estrella! – alardeo Sam alegre.

- Tú… ¡Me las pagaras! – grito Black Star furioso.

Sam salio huyendo como alma que lleva el diablo mientras que Black Star la correteaba furioso. Todos comenzamos a reírnos por la escena, me recordaba un poco a la caricatura de Tom y Jerry.

- Oigan chicas, ¿ya compraron su vestido para el baile de mañana? – pregunto Liz.

- Yo si – respondió Tsubaki.

- Yo también – dijo Chrona.

- Eh… el vestido… bueno… - balbuceo Maka nerviosa.

- Maka… ¡no me digas que aun no lo has comprado! – grito Liz alarmada.

- Pues… no – murmuro ella mientras se escondía más en mis brazos.

- ¡Eso es inaudito! ¡Tenemos que ir de compras ahora mismo!

- ¡No Liz, todo menos ir de compras!

- ¡Nada de eso, a comprar! – dijo mientras la sujetaba del brazo y la arrastraba hacia la entrada.

Maka me pidió ayuda, pero yo solo me encogí de hombros nervioso, no era bueno meterse con Liz cuando ella quería ir de compras. Patty, Tsubaki, Chrona y Sam – quien sobrevivió a la persecución de Black Star – las siguieron después de despedirse, dejándonos a Kid, a Black Star y a mi solos.

- ¿Ustedes ya compraron sus trajes? – pregunto Kid.

- Yo ya – dijo Black Star.

- Yo igual… aunque no es nada cool usar traje.

- ¡Es verdad! ¡¿Quién en su sano juicio creo la corbata? ¡Iré a patearle el trasero! – grito Black Star.

- ¡¿Cómo puedes decir eso? ¡La corbata es una de las cosas mas simétricas que jamás había visto en mi vida!

- ¡La corbata es una de las cosas mas incomodas que jamás había visto en mi brillante vida!

Suspire mientras me alejaba lentamente de ellos.

¿Por qué no había día en que Black Star y Kid no pelearan?

Simple.

Ambos estaban más que locos.

- ¿Soul?

Me gire para ver a la persona que me había llamado. Mama estaba a escasos metros de mí, su mirada estaba triste y preocupada. Ya sabía adonde iría a parar todo esto…

- ¿Qué pasa mama? – pregunte mientras me acercaba a ella, dejando a Kid y a Black Star discutiendo solos.

- Quería hablar un rato a solas contigo, ¿se puede?

Voltee a vera los locos que eran mis amigos.

- Vale, pero vámonos rápido – murmure.

Mama se rió quedamente para luego comenzar a caminar hacia un lugar mas apartado.

Como siempre, la nieve caía en forma de copos, mama se quedo viendo un rato el paisaje para después suspirar y voltear a verme.

- ¿De que querías hablar? – le pregunte.

- Soul… ¿sigues molesto con tu padre?

Desvié la mirada, sabia que iba a preguntarme eso.

- Si – solté al fin.

- No fue su culpa cariño…

- ¡Claro que si lo fue! ¡Prefirió ir a su estupida junta que ir a comprar tus medicamentos!

Mama me miro fijamente un rato, para después desviar la mirada triste.

- Yo le pedí que no las comprara.

Me quede atónito, ¿ella le había dicho que no le comprara sus medicamentos?

- ¿Por qué? – pregunte quedamente.

- Soul… Wes no te lo dijo… ¿verdad?

- ¿Decirme que?

- Voy a suspender mi tratamiento.

- ¡¿Qué? ¡Si haces eso puedes morir!

- ¡Soul, mírame! ¡Ya me estoy muriendo! ¿Acaso crees que soportaría vivir unos 5 años más mientras que ustedes se culpan por algo que ni siquiera fue su culpa? ¿Acaso crees que soporto ver el rostro triste de tu padre, el tuyo, el de Wes y el de Sam? ¡No! ¡Quiero acabar con todo eso! No quiero que tu te eches la culpa por haberme pedido ir ese día al centro comercial, no quiero que Wes se eche la culpa por no haber tomado el volante a tiempo, no quiero que Sam se eche la culpa por no habernos pedido que nos quedáramos en casa ese día, no quiero que tu padre se eche la culpa por no habernos llevado ese día, ¿acaso no lo entiendes? Es mayor el dolor de verlos así, culpándose por mi culpa que el dolor de estarme muriendo lentamente.

Desvié la mirada mientras apretaba los puños.

- Soul… cariño… la que debería sentirse culpable soy yo… Wes estuvo apunto de morir y tu tienes una enfermedad que te puede quitar la vida en cualquier momento… ¿acaso crees que me siento feliz? No fue su culpa, si no la mía, yo sabia que algo tenia, pero no quise irme a hacer estudios, y por mi culpa tu no puedes llevar una vida normal como la que deberías estar llevando… - susurro.

- Yo… solamente no quiero que te mueras… - murmure con un hilo de voz.

Mama me sonrió tristemente mientras me abrazaba con fuerza.

- Aunque me muera… recuerda que siempre te amare a ti y a tus hermanos – murmuro mientras comenzaba a llorar.

Abrase con fuerza a mi mama, intentando no lastimarla en el proceso.

¿Por qué la vida apestaba tanto?


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

Suspire mientras me paraba frente al espejo.

- Guau… - murmure sorprendida.

- ¿Ves? La gran Liz puede hacer milagros – dijo Liz sonriente.

- ¡Mi onee-chan es la Diosa de la Moda! ¡jejejejeje! – canturreo Patty.

Voltee a ver a las demás, quienes ya estaban listas para bajar al baile. Tsubaki traía un vestido blanco largo y sin tirantes, el cual tenía un gran escote, usaba unos guantes de seda blancos que le llegaban hasta los codos y traía el cabello suelto con un broche de flor que le había regalado Black Star en navidad. Chrona usaba un vestido morado de cuello de tortuga, el cual dejaba al descubierto sus hombros, la falda del vestido era corta y con encajes, dejando ver así sus zapatillas plateadas. Liz y Patty – de no ser por la estatura entre otros rasgos – parecían casi dos gotas de agua, ambas llevaban vestidos azules largos que tenían escote en la espalda y en el pecho, Patty traía su típico peinado, en cambio Liz se había hecho una media coleta.

Me arme de valor para volver a verme en el espejo. Realmente no parecía yo, traía puesto un vestido negro que me llegaba un poco por debajo de las rodillas y que tenia tirantes delgados, mi cabello estaba peinado en unos perfectos tirabuzones, mis ojos estaban pintados de un borgoña opaco mientras que mis labios tenían un intenso rojo sangre, usaba unos zapatos de tacón negros – y por suerte, estos no eran tan altos como para que yo muriera en el intento de caminar – y para terminar, Liz me había puesto unos listones negros como pulseras en cada muñeca.

- Solo falta el toque final – murmuro Liz.

- ¿Qué cosa? – pregunte confundida.

- Esto – me dijo mientras me mostraba el collar que Soul me había regalado en navidad - me entere por ahí que Soul va a utilizar el suyo esta noche, ¿no seria romántico que ambos trajeran la mitad del corazón del otro?

- Ya, ya, muy romántico, dámelo – dije mientras me sonrojaba un poco.

Me puse el collar y sonreí.

En cierta parte, Liz tenía razón, Soul tenía la mitad del otro corazón, junto con la mitad de mi corazón.

No sabría que pasaría si el y yo tuviéramos que separarnos, no me imaginaba mi vida lejos de Soul.

Negué rápidamente con la cabeza.

Hoy era una noche especial, no tenia por que arruinarla con mis pensamientos negativos.

- ¿Listas para bajar? – pregunto Chrona.

- ¡Si! – dijimos todas mientras salíamos de la habitación de Tsubaki y Black Star.

Comenzamos a bajar las escaleras lentamente. Como en el otro baile, los chicos estaban esperándonos al final de estas, pero esta vez Sam estaba junto a ellos.

Black Star traía un traje negro con la corbata mal puesta, debajo traía una camisa blanca – supuse que para hacer juego con Tsubaki –. Kid traía un traje también negro pero con la corbata perfectamente arreglada y una camisa morada – lo mismo que Black Star –. Sin embargo, cuando voltee a ver a Soul y a Sam me quede sorprendida, si no fuera por que ella traía vestido no habría podido distinguirlos.

El vestido de Sam era de color rojo sangre sin tirantes y corto hasta las rodillas, su cabello estaba suelto, tenia una gargantilla negra y unos guantes negros – además de su zapatillas – y sus ojos y boca estaban pintados de un magenta intenso. Soul en cambio también traía un traje negro con corbata negra, pero su camisa era también de color rojo, haciendo que combinara perfectamente con sus ojos de color rubí.

- ¡Bien, ya estamos todos! ¡Hora de ir a bailar! – grito Sam emocionada mientras que ella junto con Liz y Patty se encaminaban hacia el comedor.

Kid se fue con Chrona y Black Star con Tsubaki, por lo que nos quedamos solos Soul y yo. Lo mire preocupada, su rostro se veía triste y distante.

- Soul, ¿pasa algo?

- ¿Eh…? N-no, no pasa nada, no te preocupes… ¿vamos? – me dijo mientras me tendía una mano para caminar hacia el comedor.

Sonreí mientras aceptaba su mano, caminamos lentamente hacia nuestro destino sin separarnos ni un milímetro.

No sabía por que, pero desde que había aceptado la mano de Soul un escalofrío había recorrido todo mi cuerpo.

¿Por qué sentía que lago malo iba a pasar?

- Te pusiste el collar – me dijo Soul con una sonrisa.

- Si – murmure mientras me sonrojaba.

- Yo también traigo el mío, es para que todos sepan que tú ya tienes mi corazón y que yo ya tengo el tuyo.

- Y siempre será así – le dije mientras le daba un ligero beso en los labios.

- Siempre – repitió mientras me volvía a besar.

Siempre nunca es eterno… ¿sabes?

- ¿Qué canción vas a tocar? – le pregunte curiosa.

Soul suspiro irritado.

- Tocare una junto a Wes, Shinigami-sama quería oírnos tocar una los dos.

- ¿Ves? ¡Te dije que iban a terminar tocando una juntos! – le dije burlona.

- Oh, cállate – me dijo mientras se reía quedamente.

Llegamos al comedor entre risas, todavía agarrados de la mano. Pasamos a un lado de Kim y su grupito, quien me miro con un gran y profundo odio. Decidí ignorarla, no me arruinaría esta noche.

- ¡Hi, hi, mis queridos estudiantes y familiares! ¡Estamos aquí para celebrar el fin de otro año y recibir el nuevo, y para eso, les tenemos una presentación especial de un ex alumno y un alumno de esta institución, Soul Eater Evans y Wes Evans, quienes interpretaran la melodía llamada Sad Memory! ¡Adelante chicos! – dijo Shinigami-sama alegre.

Soul me dio un beso antes de encaminarse hacia el pequeño escenario donde había un gran piano de cola negro junto con un violín, el cual Wes agarro tan pronto estuvo en el escenario.

Pude ver como Soul suspiraba para luego sentarse en el banquillo y prepararse para tocar.

Soul comenzó a tocar, la música era suave, lenta y para ser sinceros, triste, estaba cargada con un sentimiento de soledad y tristeza.

Poco a poco esta fue haciéndose un poco mas rápida, pero sin perder la tristeza y el ritmo.

Wes comenzó a tocar poco después de que Soul comenzara, y era cierto cuando decían que era todo un mago del violín. Su música combinada con la de Soul te dejaba queriendo escuchar más y más.

La música no perdía el ritmo ni la tristeza, y acompañada por el violín de Wes esta incrementaba mas, haciendo que unos cuantos lloraran a lo lejos.

Y al final, la última triste nota resonó en aquel silencio que se había formado en el comedor.

Soul cerró el taburete del piano y se levanto del banquillo mientras que Wes dejaba el violín a un lado. Y de pronto, todo el lugar estallo en aplausos y silbidos.

- ¡Dios Soul, necesitas un psicoanalista! ¡Eres muy Emo! – dijo Black Star burlón.

- ¡Esos son mis hermanos! – dijo Sam alegre mientras los abrazaba.

- Bien, ahora solo falta cantar – dijo soul mientras me veía fijamente.

Suspire.

Habíamos llegado a un acuerdo, yo no cantaría, pero pasaría a tocar la guitarra en vez de Soul, quien seria el que cantaría.

- ¡Bien, y ahora tendremos un número musical por parte de la banda ganadora en el concurso de radio, los Soul Eater! – dijo Shinigami-sama mientras aplaudía.

Todos subimos al escenario, comencé a acomodarme la guitarra, pero en cuanto voltee a ver hacia le publico sentí como si me fuera a dar un ataque por la vergüenza.

Papa tenia un gran letrero que decía "¡animo Maka!", quise aventarle la guitarra, pero dudaba que le llegara hasta donde estaba.

- ¡Y 1… 2… 3! – dijo Soul mientras marcaba el paso junto con Black Star.

Y pronto la música comenzó a sonar. Una perfecta mezcla de Rock gótico con pop.

Soul se acerco al micrófono y comenzó a cantar.

"Hirogaru yami no naka Kawashiatta Kakumei no chigiri
Aishita yue ni mebaeta aku
no hana
Kore kara saki otozureru de arou subete o
Dare ni mo jamasaseru
wake ni wa ikanai kara"

Comencé a tocar junto con Patty y Kid el intermedio, pero justo en ese momento, vi como papa contestaba su celular, su rostro dejo de ser alegre para volverse furioso, triste y confundido, cuando colgó le hablo a mama y juntos salieron del comedor.

Tuve que volver a concentrarme cuando Soul comenzó a cantar de nuevo.

"Kajitsu
ga tsugeta mirai
Risei o wasureta machi
Kuroku yuganda ima o
Yume, risou ni Kaeru.

Doushite? Boku wa kowareta meshia?
Dare mo ga nozonda "owari" o…"

- ¡3… 2… 1… Feliz Año Nuevo! – gritamos todos alegres mientras alzábamos las copas de refresco o de vino.

Todos comenzamos a reírnos mientras recordábamos los buenos momentos que nos habían sucedido el –ahora ya – año pasado. Soul me abrazaba y me besaba y Black Star, Sam y Wes nos hacían burla.

Todo era paz y alegría, incluso Kim se mantuvo tranquila durante toda la noche.

Nada podría salir mal…

- ¿Maka? – me pregunto mama mientras me sujetaba levemente del hombro.

- ¿Si? – pregunte confundida.

- ¿Podemos hablar afuera? – me pregunto papa serio.

Voltee a ver a los demás, quienes me dijeron con la mirada que me podía ir. Les sonreí para luego seguir a mis padres hacia el jardín de la mansión. Seguía nevando y hacia mucho frío, pero era soportable, nos detuvimos a unos cuantos metros de la entrada y nos quedamos en silencio.

Mire a mama y a papa fijamente, por alguna extraña razón se veían tristes.

- ¿Pasa algo? – pregunte curiosa.

- Maka… veras… nuestra disquera ha sido comprada por Arachnophobia, y ellos nos han mandado de gira a Paris – murmuro papa.

- ¡Que bien! – Dije alegre – pero… no nos veremos en vacaciones… - murmure.

Mama y papa se miraron un momento para luego volver a voltear a verme.

- Maka, no entiendes, la gira durara dos años… tu tendrás que venir con nosotros – me dijo mama seria.

Deje de sonreír para mirarlos con horror.

- Irme… ¿del Shibusen?

- Si.

Me quede en silencio mientras intentaba organizar todo el caos en mi cabeza.

- Tu viaje será en una semana, tu padre y yo nos iremos hoy en la mañana.

"Una semana"

Esa palabra resonaba en mi cabeza.

Esto no podía ser verdad…

¡Esto no podía ser verdad!

- No… no, ¡yo no me iré! – les grite.

- Maka… - murmuro papa triste.

- Tienes que hacerlo, no podemos dejarte sola en casa, sabemos cuanto te duele dejar el Shibusen y a tus amigos, pero las cosas son así… - murmuro mama.

Comencé a negar con la cabeza mientras que retrocedía lentamente.

Mi cabeza era todo un caos.

No podía irme, no podía separarme de los demás… ni mucho menos podía separarme de Soul.

- ¡No! – grite, para luego echarme a correr hacia el bosque.

- ¡Maka! – gritaron mis papas preocupados, pero los ignore.

Corre, corre… huye, huye… no tienes a donde ir.

El aire me faltaba y el corazón me bombardeaba desenfrenado en el pecho mientras que las lágrimas comenzaban a querer salir de mis ojos. Tropecé varias veces, pero no me caí, simplemente seguí corriendo, sin importarme a donde iba a parar.

Aunque corras o te escondas no podrás escapar…

Tropecé con una raíz de algún árbol, haciendo que cayera de rodillas al suelo. Me acurruque en este mientras que los copos de nieve caían lentamente sobre mí y las lágrimas salían sin compasión por mis ojos.

¿Por qué?

¿Por qué tenia que pasarme esto a mi? ¿Por qué justamente cuando había logrado ser feliz en mi vida?

Comencé a llorar fuertemente.

¿Por qué a mí?


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

- Oigan chicos… ¿no creen que Maka-chan ya se tardo? – pregunto Tsubaki preocupada.

- Es verdad… - murmure.

Ya había pasado una hora y media desde que Maka había salido a hablar con sus papas, y no regresaba aun.

Se que sonaría loco, pero tenia un mal presentimiento de todo esto.

- Tal vez todavía siga hablando con sus papas – dijo Chrona.

- Tal vez, pero ya se tardo – dijo Kid.

- ¡Chicos! – escuchamos una voz a lo lejos.

De entre la multitud, los papas de Maka salieron para luego acercarse rápidamente hacia nosotros, sus rostros reflejaban el más profundo miedo y desesperación.

- ¿Qué sucede? – pregunto Liz preocupada.

- ¿No han visto a Maka? – pregunto el papa de Maka preocupado.

- No, no la hemos visto – dijo Black Star confundido.

- ¿Ah pasado algo? – pregunte.

Los papas de Maka se miraron un momento nerviosos, para luego volver a clavar su vista en mí.

Sentí como algo punzaba mi corazón.

- Soul… bueno… le dijimos una mala noticia, la cual no se tomo muy bien… salio corriendo hacia le bosque y no la hemos podido encontrar – murmuro la mama de Maka preocupada.

- ¿Qué noticia? – pregunte, ahora mas alarmado.

La mama de Maka miro a Spirit, quien solo suspiro pesadamente.

- Nos iremos de gira a Paris, Maka tendrá que venir con nosotros.

Los mire fijamente.

- ¡¿Qué?

- Maka ya no vendrá al Shibusen – murmuro Kami.

Los mire atónito, para después echarme a correr hacia el jardín.

Escuche como los demás me llamaban, pero los ignore.

Debía encontrar a Maka.

Corrí a través del jardín para luego adentrarme en el bosque. El aire comenzaba a faltarme y el corazón me latía fuertemente contra el pecho.

Mi cabeza estaba hecha un caos. Maka no podría irse, no ahora que al fin había encontrado una razón para seguir con vida, una razón para mantenerme de pie.

Si ella se iba… era como si una parte de mi corazón también se fuese.

Y ahora que mi madre iba a morir…

Esta era una muerte segura para mí.

Seguí corriendo tan rápido como podía, intentando captar cualquier indicio de vida, hasta que al fin la encontré.

Maka estaba sentada a la mitad de un pequeño claro, los copos de nieve caían sobre ella, sus hombros tenían nieve sobre ellos al igual que su cabeza y su regazo. Podía ver como Maka se movía ligeramente, a causa de los sollozos que se escapaban de sus labios.

Lentamente me acerque a ella y me quite mi chaqueta para ponérsela en los hombros, Maka dejo de sollozar para voltear a verme. Podía ver el dolor reflejado en sus bellos ojos color jade.

Me senté a un lado de ella y la abrasé con fuerza.

- Soul… voy a irme… - susurro.

- Ya lo se – murmure.

- Yo no quiero irme – murmuro mientras rompía en llanto otra vez – no quiero separarme de ti.

- ¿Tu crees que yo quiero que te vallas? – Le pregunte – sin ti mi vida no tiene sentido…

- ¿Por qué? ¿Por qué justo ahora? – susurro.

- No lo se – confesé.

Maka se aferro de mí como si su vida dependiese de ello, y yo la apreté más contra mi pecho, el cual comenzó a mojarse debido a las lágrimas de Maka.

¿Es que acaso nunca podríamos ser felices?

Continuara…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Lun Mayo 02, 2011 8:53 pm

mas! mas!! MAAAS!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Lun Mayo 02, 2011 10:09 pm

aqui vamos con la conti de mi historia-vida

__________________________________________________________________________________

Tsubaki POV

Nos subimos al camión que nos llevaría de regreso al Shibusen.

Kid se sentó junto con Chrona, Liz y Patty detrás de ellos y Soul y Maka en la otra fila, a un lado de Black Star y yo.

Mire a Maka y a Soul, ambos seguían tristes por las noticias que recibieron en la madrugada. Maka estaba recargada en el pecho de el, aun lloraba, mientras que Soul le acariciaba la espalda, pero de haber podido, el también estaría llorando.

Sentí como el corazón se me encogía al verlos así. Su dolor era casi palmeable, todo el que se les quedara viendo sentiría también su tristeza.

Black Star me sujeto de la mano delicadamente, voltee a verlo y le sonreí tristemente. El me había pedido que fuera su novia anoche, pero con lo que había pasado no le habíamos dicho nada a nadie, ya que si lo hacíamos, Maka y Soul se sentirían peor.

Suspire mientras me recargaba en el hombro de Black Star y miraba a Soul y a Maka.

Cuando en verdad se ama, hasta el llanto es justificable.


--------------------------------------------------------------------------------

Kilik POV

Suspire mientras apartaba la vista de Soul y Maka y volteaba a ver a Kim y a los demás.

Kim y Jacqueline sonreían satisfechas, mientras que Ox y Harvar se burlaban de Soul. Apreté con furia uno de los lados de mi asiento, Fire y Thunder me miraron preocupadas, pero no me dijeron nada.

Simplemente no lo entendía, ¿Por qué Kim hacia todo esto? Soul no la amaba, ¿Por qué no dejaba que fuera feliz con Maka?

- Kim, ¿Por qué haces esto? – le pregunte.

- Tienes razón Kilik… esto esta mal… - murmuro mientras bajaba la mirada, sonreí, ¿acaso le diría a su mama que no mandara a los padres de Maka a Paris? - ¡Una semana es demasiado!

- ¿Qué? – pregunte confundido.

- Llamare a mama para que adelante la partida de Maka, mientras mas pronto se valla mejor para todos, ¿no lo crees? – me dijo ella mientras que Jacqueline se reía un poco.

Las mire fijamente, ¿Cómo alguien podía tener el corazón tan podrido?

A veces muchos me preguntaban por que seguía siendo amigo de ellos, y la respuesta era muy sencilla. Ox, Harvar y Jacqueline antes habían sido buenas personas, me habían ayudado cuando nadie mas lo hizo, pero todo cambio cuando Soul y su banda nos ganaron hace dos años en el concierto de final de año. Ellos querían venganza, e incluso le lavaron el cerebro a Kim para que se uniera con nosotros. Yo aun creía que mis viejos amigos seguían ahí, aquellos chicos que sonreían y eran buenas personas.

Sin embargo, ahora dudaba que quedara algo de bondad en sus corazones.

Kim comenzó a marcar el numero de su madre en su celular, se lo llevo a al oreja y espero a que ella contestara.

- ¿Alo? ¿Mama? Si, soy yo, Kim, ¿sabes? Escuche por ahí que Maka, la hija de los Albarn, se muere por irse de una buena vez del Shibusen, y pues, quería hacerle un pequeño favor, ¿crees poder hacer que se valla mañana en la mañana?... si… si… ¡eres la mejor, mama!, sip, yo también te quiero, nos vemos, ¡bye! – se despidió mientras colgaba.

- ¿Mañana en la mañana? – pregunto Jacqueline mientras se aguantaba la risa.

- Si, así Albarn entenderá que nunca debió meterse con lo que es mío – murmuro Kim fríamente.

Suspire mientras desviaba mi mirada.

¿Quiénes eran estos monstruos?


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

Era de noche cuando llegamos al Shibusen.

Me desperté lentamente, me había quedado dormida en el hombro de Soul. Me seque las lágrimas que aun quedaban en mis pestañas y mire a mí alrededor. Todos seguían dormidos, incluso Soul, quien estaba recargado en el respaldo de su silla y seguía abrazándome.

Recargue mi cabeza en su pecho mientras disfrutaba estos escasos momentos junto a el, aun no podía entender como había sucedido todo esto.

Era como entrar a una larga pesadilla.

Suspire, solo tendría una semana más para estar junto a mis amigos y Soul.

Después, tendría que irme.

Sin poder evitarlo comencé a llorar de nuevo, las lágrimas escurrían libremente por mis mejillas y terminaban mojando mi ropa o la de Soul.

No lo comprendía, ¿Por qué justamente, cuando al fin lograba ser feliz junto a la persona que amaba me tenia que ocurrir todo esto?

La vida si que era un asco.

El autobús se detuvo frente a la entrada del Shibusen, el cual tenía un aspecto más gótico y oscuro de noche. Suspire mientras movía lentamente a Soul para despertarlo, cosa que conseguí después de un rato.

- ¿Qué sucede…? – me pregunto adormilado.

- Ya llegamos – murmure con una sonrisa.

- ¿Enserio…? Vaya, se me hizo muy corto el camino…

- Eso es por que te dormiste todo el rato – le dije burlona.

Soul me sonrió, pero luego su rostro pasó a ser uno de tristeza.

- Lo siento.

- ¿Eh? ¿Y por que? – pregunte confundida.

- Desperdicie mi tiempo… - murmuro.

- No te preocupes, todavía… tenemos una semana… - susurre.

Sentí como Soul apretaba mi mano fuertemente, lo mire fijamente, su cara tenia un dolor indescriptible, tanto que hizo que mi corazón se partiera en millones de fragmentos – si es que se podía partir mas de lo que ya estaba –.

- Es verdad… solo una semana… - susurro.

Asentí débilmente.

Bajamos del autobús lentamente. Todos seguían adormilados, aunque algunos cuantos ya estaban despiertos totalmente.

Los chicos se reunieron con nosotros para luego encaminarnos hacia el auditorio, ya que Shinigami-sama nos tenía que dar una información importante antes de ir a nuestras habitaciones para descansar.

- ¡Buenas noches mis queridos estudiantes! – nos saludo Shinigami-sama alegre.

Todos contestaron con un gran y sonoro "Hummp".

- Eh… bueno, solo quería deciles que las clases se reanudarán la próxima semana, ¿esta claro?, bien, los dejare descansar, ¡hasta entonces!

Varios respondieron incoherencias mientras se paraban de su lugar y salían del auditorio. Soul me abrazo por los hombros y yo me recargue en su pecho mientras caminábamos hacia nuestro departamento para acomodar nuestras maletas. Kid, Liz y Patty nos habían invitado a su departamento para ver unas películas, por lo que tan pronto acabáramos iríamos para haya.

- ¡Nyyyya! (T: ¡al fin! ¡Creí que me quedaría sin espalda por estar todo el rato en la jaula!) – maulló Blair mientras salía de su jaulita.

- ¡Guau! (T: ¡Y que lo digas! Creo que Ragnarok y yo regresamos las croquetas de la mañana) – ladro Little Devil mientras se dejaba caer en el sofá de la sala agotado.

Soul se fue a su cuarto mientras que yo me iba al mío para desempacar. Apenas estaba terminando de acomodar mi ropa limpia cuando mi celular comenzó a sonar, me fije en el número.

Era mi papa.

- ¿Bueno…?


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

Estaba terminando de acomodar mi maleta cuando de pronto escuche como tocaban quedamente a mi puerta. Supuse que era Maka, de seguro ya debía de estar lista para ir al departamento de Kid y las chicas.

Pero me lleve una gran sorpresa al abrir la puerta.

Si, era Maka, pero no estaba feliz como creí que estaría, lagrimas caían de sus ojos hasta su barbilla, me miraba con un intenso dolor y miedo… justo como en aquel claro…

- Maka… ¿Qué sucede? – le pregunte preocupado.

- S-Soul… yo… - murmuro entre sollozos.

- ¿Si?

- Yo… me iré a Paris mañana – murmuro para después romper en llanto.

Me quede en shock.

¿Había escuchado bien? ¿Ella se iría mañana? ¿Qué no su vuelo era en una semana? ¡¿Qué demonios estaba pasando?

- Pero… ¿Por qué…? – susurre.

- Arachnophonia les consiguió a mis padres una casa antes de lo previsto… ellos ya quieren que me valla para aya… ya tengo escuela y toda la cosa…

- Maka…

- ¡Yo no quiero irme! ¡Aun no! – susurro.

La abrase fuertemente mientras que sentía como sus lágrimas comenzaban a mojar mi camisa.

Sabia que con abrazarla no podría evitar que ella se fuera, sabia que no podría protegerla de todo aquel que intentara lastimarla cuando ella estuviera aya… pero… ¿Qué se suponía que hiciera? Yo tampoco quería que ella se fuera, no la quería lejos de mí…

Sentía que me moriría cuando ella se fuera.

Maka siguió llorando por un buen rato, llame a Kid para decirle que no iríamos a ver películas con ellos, le explique todo y ellos comprendieron al instante. Durante todo el resto de la noche abrase a Maka con fuerza, nos acostamos en mi cama junto con Blair y Little Devil, quienes ya sabían todo y estaban igual de tristes que nosotros, ya que después de todo se habían hecho grandes amigos.

Poco a poco fui conciliando el sueño, pero aun así me sentía inútil… no podía hacer nada para que Maka se quedara junto a mi…

"Acostúmbrate a la soledad, Soul Eater…"


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

Comencé a despertarme lentamente.

Mire a mi alrededor, estaba en el cuarto de Soul, sobre su cama junto con Blair y Little Devil, sin embargo, Soul no estaba junto a mi.

Enterré mi cara en la almohada de el, embriagándome con su dulce aroma varonil, el cual ya no podría oler nunca mas, ya nunca podría deleitarme con su fragancia, nunca mas podría disfrutar los besos de Soul, sus caricias, sus "te amo"…

Nunca mas…

Mire el reloj que estaba sobre la mesita de noche, eran las 10:00 de la mañana, mi vuelo seria a la 1:00 de la tarde, mejor iba empacando mis cosas.

Mientras empacaba, esperaba a que Soul llegara, no quería irme sn antes verlo, sin despedirme de el… sin besarlo por ultima vez.

Pero el nunca llego.

Pasaron las horas, termine de empacar, Blair y Little Devil se despidieron entre maullidos y ladridos llenos de dolor y tristeza, ya eran las 12:15 del mediodía, ya tenia que irme para el aeropuerto.

Y Soul nunca llego…

Abrí la puerta de entrada del departamento y me encontré de frente con Tsubaki, Kid, Black Star, Chrona, Liz y Patty, cada uno de ellos tenia una sonrisa en el rostro, pero la felicidad no llegaba hasta sus ojos.

Todos me acompañaron hasta la entrada del Shibusen, pedimos un taxi, el cual tardo un poco en llegar. 8 simétricos minutos tarde, como dijo Kid, haciéndome reír un poco.

Kid y Black Star me ayudaron a subir las maletas al taxi, y cuando terminamos, voltee a ver a todos con una gran sonrisa, pero no una de felicidad.

- Voy a extrañarlos chicos – murmure.

- Nosotros también Maka-chan – me dijo Tsubaki para luego abrazarme junto con los demás.

- Cualquier cosa, sabes que nosotros siempre estaremos aquí – me dijo Chrona.

- Es verdad, ¡si hay un tipo haya que quiera pasarse con tigo, solo llama al Gran Black Star y le iré a patear el trasero!

Me reí quedamente.

- Gracias chicos.

Comencé a mirarlos uno por uno, sin embargo, pronto sentí como si mi corazón se hubiera parado al notar que alguien faltaba.

- ¿Y Soul? – pregunte preocupada.

Todos agacharon la mirada.

- No lo hemos visto desde la mañana – me dijo Kid.

Baje la vista mientras intentaba hacer que las lágrimas no salieran de mis ojos.

- Ya veo… - susurre.

¿Por qué Soul no había venido a despedirse de mí? ¿Acaso el estaba feliz de que yo me fuera…?

¿Acaso ya no me amaba?

- Bien… s-será mejor que me valla… - susurre.

Todos asintieron, para después volverme a abrazar por última vez.

Abrí la puerta del taxi, preparada para subirme en el, pero no sin antes voltear a ver al Shibusen, el único lugar donde había encontrado a los mejores amigos de mi vida… junto con mi gran amor.

El cual, parecía haberme olvidado…

Llegue al aeropuerto 20 minutos antes de que saliera mi vuelo. Le pague al taxista, entre al lugar, pedí mi boleto y me encamine hacia la sala de espera, aunque en realidad hice todo esto sin darme cuenta, mi mente seguía vagando por todos los buenos recuerdos que había tenido en el Shibusen, junto con mis amigos y Soul.

Me subí a las escaleras automáticas, poco a poco fui subiendo, estaba mas cerca de mi momento de partida…

Hasta que lo vi allí.

Soul se encontraba al final de las escaleras con un ramo de rosas en la mano derecha, mientras que la izquierda estaba dentro del bolsillo de su chaqueta.

Pise el ultimo escalón y di un paso hacia enfrente, Soul alzo la vista y me miro fijamente, sus ojos rubí hicieron que me olvidara de todo lo demás.

Solté mis maletas, las cuales cayeron al suelo en un golpe seco, y lo próximo que hice fue correr hacia sus brazos, los cuales me recibieron en un fuerte abrazo.

- Baka… creí que no te despedirías… - murmure mientras que las lagrimas salían de mis parpados libremente.

- No seria un tipo cool si hiciera eso – susurro contra mi cabello.

Soul se separo un poco de mí – apenas unos centímetros – para voltear a verme fijamente.

- Te amo – susurro.

- Yo también, yo también te amo.

- Sabes que no me importan las distancias, ¿verdad?, tú siempre serás mía, y yo siempre seré tuyo… nunca te olvidare…

- Eso ya lo se… yo tampoco te olvidare…

- Maka… ¿Traes tu collar que te regale? – asentí débilmente – bien, pues en este lugar te hago una promesa, tu mitad y mi mitad se volverán a unir, formaran un solo corazos, y créeme, será antes de lo que te imaginas, así que mientras cuida muy bien mi corazón, ¿si?, por que este ya te pertenece a ti, desde el primer momento en que te vi – susurro, para luego besarme en los labios.

Estuvimos así un buen rato, hasta que anunciaron que mi vuelo estaba apunto de partir.

No quería irme, no quería dejarlo…

- Te amo – murmure.

- Yo también, para siempre.

- Para siempre – repetí yo.

Nos volvimos a besar, para después abrazarnos fuertemente por ultima vez y separarnos.

Comencé a caminar hacia la salida de mi vuelo, sin dejar de ver a Soul en ningún momento.

Adiós… Soul…


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

Vi como el avión en el que iba Maka despegaba, para luego perderse en lo más alto de aquel cielo gris.

Apreté con fuerza el colgante de corazón que tenía en el cuello.

Cuidaría de el con toda mi alma, nunca dejaría que le pasara nada…

Por que sabía que tarde o temprano, ambas mitades se volverían a unir…


--------------------------------------------------------------------------------

Febrero


--------------------------------------------------------------------------------

Marzo


--------------------------------------------------------------------------------

Abril


--------------------------------------------------------------------------------

Mayo


--------------------------------------------------------------------------------

"Querido Soul:

¡Hola! ¿Cómo has estado? Espero y bien, te has estado tomando tu medicina, ¿verdad? – por que si no es así, te juro que tomare el próximo vuelo a Death City e iré a patearte el trasero, ¿esta claro? –. En fin, ¡me alegro por lo de Tsubaki y Black Star!, al fin ese baka se dio cuenta de todo, jeje, y Kid y Chrona, ya no me has contado mucho sobre ellos, ¿paso algo malo?

Bien, aquí en Paris todo esta bien, el clima, como siempre es frío, pero una que otra vez hace calor, en la escuela me ah ido bien, tengo nuevos amigos, pero ninguno se compara a ustedes. Se que no debería de decirte esto – por que lo mas seguro es que vendrías a Paris para patearles el trasero – pero hay varios chicos que han intentado invitarme a salir, ¿puedes creer eso? ¡Asco!

Te hecho mucho de menos, no hay día en que no piense en ti, me muero de ganas por ir a verlos… pero sobre todo quiero verte a ti…

¿Tú me extrañas?

Ayer tuve un sueño, soñé en que la fin volvíamos a vernos, pero justo cuando ibas a tomar mi mano, todo se volvió negro y tu no aparecías… no quiero que eso suceda… quiero que cumplas tu promesa… quiero volver a unir ambas mitades…

Espero volver a verte pronto, te amo, recuérdalo, ¿si?

Cuídate.

Con amor, Maka"

Suspire mientras volvía a releer la última carta que había recibido de Maka.

Ya habían pasado dos meses sin que supiera nada de ella, si una carta, ni una llamada… nada.

¿Es que acaso ella ya no me amaba?

Las horas pasan lentamente. Tic tac tic tac. Ese sonido se repite conforme las manecillas se van moviendo.

Pero no entiendo… si el tiempo pasa… ¿Por qué siento que este sigue igual? ¿Por qué siento como si fuera el mismo instante en el que ella se marcho?

El dolor de mi pecho no tiene comparación, siento como si me desgarraran el alma, como si me arrancaran el corazón, como si la sangre escurriera lentamente desde mis muñecas hasta el suelo.

Estaba muerto… pero seguía con vida…

Y ya no había manera de que saliera a flote…

Continuara…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Lun Mayo 02, 2011 10:36 pm

SadSadSadSadSad

mas te vale q termine bien la historia.. xq sino no salgo de mi casa x una semana pensando en q esto enserio paso
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Lun Mayo 02, 2011 10:42 pm

aqui seguimos con la conti seguro te va a alegrar esto pingui

___________________________________________________________________________________

Soul POV

- ¡Ya basta Soul! – grito Kid mientras golpeaba la mesa del comedor, haciendo que unos cuantos se nos quedaran viendo.

Lo mire fijamente.

- ¿A que te refieres? – le pregunte.

- ¡Tu bien que lo sabes! ¡Has estado así desde que Maka se fue!

- ¿Cómo así?

- Deprimido… serio… raro… ¡has cambiado mucho en estos últimos meses! ¡Por Kami! ¡Supéralo!

- Ya lo supere – le dije mientras me volvía a concentrar en mi comida.

- ¡Claro que no! Al principio si lo superaste, por que Maka te enviaba cartas o te llamaba, pero desde que dejo de hacerlo te has comportado como un zombi.

- ¿Y según tu como es un zombi?

- No se… estas aquí… pero a la vez no… - murmuro.

- Kid-kun tiene razón Soul – me dijo Tsubaki preocupada – no has sonreído ni una vez desde que Maka-chan se fue.

Suspire.

- Ya les dije que estoy bien.

- ¡Mira Soul, o dejas de estar de emo o te meto la peor paliza de tu vida! – grito Black Star mientras subía un pie a la mesa, haciendo que Tsubaki lo empezara a regañar.

- No estoy de emo – suspire – en fin, perdí el apetito, nos vemos luego – murmure mientras me paraba de mi sitio y me dirigía al bote de basura para tirar el resto de mi almuerzo.

Sentí las miradas fijas de mis amigos en mí, pero no les hice caso.

Ellos no sabían como me sentía en realidad.

¿De que servia reír cuando la razón de tu risa se había ido? ¿De que servia estar feliz cuando la razón de tu alegría se había ido? ¿De que servia vivir cuando la razón de tu existencia se había ido y ni siquiera se acordaba de ti?

Suspire otra vez.

Ya ni entendía por que seguía mortificándome con estos pensamientos, había decidido que si Maka ya no quería saber nada de mi, yo tampoco lo haría.

Varios me dijeron que solo estaba deprimido y que nunca podría olvidarla, pero ellos no eran yo.

Podría olvidarla…

Me reí de mi mismo.

¿A quien engañaba? Claro que no podría olvidarla, Maka era mi todo… y sin ella… no valía nada.

Desde que Maka se había ido había cambiado radicalmente. Ya no componía canciones, sacaba puro 10, asistía más a clases e incluso me había convertido en el alumno ejemplar por la mayoría de los maestros.

Sin embargo… aun así sentía como si algo me faltara…

Y ese algo era Maka.

Si… era un maldito masoquista. No podía olvidarme de ella por más que lo intentara, la amaba demasiado…

Pero al parecer, ella ya se había olvidado de mí.

Aun no entendía como es que ella había podido decir que me amaba si ahora hacia como si nunca nos hubiéramos conocido, y lo peor de todo es que ni yo entendía como es que seguía amándola si ella ya no lo hacia.

Suspire mientras veía mi reloj, ya eran las 11:00 de la mañana, ya me tocaba mi medicina.

Llegue a mi departamento y fui directo hasta la cocina, ahí, en uno de los cajones de la alacena guardaba las jeringas y la insulina. Prepare una de las jeringas mientras alzaba mi camisa de un lado, me limpie una pequeña parte de mi vientre y me inyecte.

No entendía por que seguía tratando mi enfermedad, era mejor morir que estar todo los días agonizando por le dolor, pero si dejaba de inyectarme mis hermanos se molestarían.

Pero… si mama había suspendido su tratamiento, ¿Por qué no me dejaban morir a mí en paz? ¿Por qué querían que siguiera sufriendo?

Tire la jeringa a la basura una vez que había terminado. Little Devil me miro fijamente desde la entrada de la cocina.

Últimamente el también había estado casi igual que yo. En estado zombi, como según decía Kid. Ya no ladraba e incluso había dejado de molestarme, se podría decir que nos habíamos hecho mas amigos, ya que el comprendía mi dolor.

Blair había sido su mejor amiga, y estaba seguro de que si el fuera gato o ella fuera perra en estos momentos ya tendrían crías.

Volví a suspirar por quien sabe cuanta vez en el día.

Si algo había aprendido era que el amor podía concederles a los demás el poder para destruirte…

- Bien Soul, tus niveles de azúcar están estables, has estado tomando tu medicamento, ¿verdad? – me pregunto Medusa-sensei.

- Si – respondí mientras acomodaba la manga de mi camisa.

- Ok, bueno, no es necesario que te repita lo que ya sabes que no debes de hacer, cuídate y no te esfuerces, ¿vale? – me dijo con una sonrisa.

- Si – repetí.

- Y Soul-kun…

- ¿Hmmp?

- ¿Qué te sucede? Estas muy extraño, te podría decir que es por tu enfermedad, pero estas estable, te ves mas pálido y con ojeras… ¿te ah ocurrido algo?

Negué lentamente con la cabeza mientras evitaba recordar su sonrisa.

- De acuerdo… eso es todo, ya puedes irte.

Asentí mientras me dirigía a la puerta de la enfermería.

Cuando salí de esta me encontré con Ox y con Harvar, los cuales me miraban fijamente con una sonrisa burlona. Los ignore mientras me dirigía a la azotea de la escuela.

Últimamente prefería estar solo, ¿y que mejor lugar para estar solo que en mi sitio especial?

Reí quedamente mientras recordaba las palabras de aquel sueño que había tenido hace ya 5 meses…

Acostúmbrate a la soledad, Soul…


--------------------------------------------------------------------------------

Little Devil POV

Bostecé mientras que me estiraba en el sofá de la sala.

Todo se había vuelto aburrido desde que Maka-chan y Blair se habían ido. El baka se había vuelto todo un emo y el silencio siempre reinaba en el departamento.

Apreté el botón del control remoto para cambiarle el canal.

¿Era mi imaginación o nunca había nada interesante en la tele?

Suspire mientras pagaba el televisor y me dirigía al cuarto de Maka-chan. Su olor todavía seguía ahí, pero ahora también estaba mezclado con el de Soul-baka, ya que el había venido por un tiempo a este lugar, pero no lo culpaba, se veía muy destrozado. Yo también venia a este lugar por que me relajaba, oler a Blair y a Maka-chan era reconfortante, me hacia recordar las veces que nos habíamos reído juntos.

Realmente las extrañaba.

Brinque a la que antes era la cama de Maka y me acurruque.

Una siestecita no me vendría mal…

PLAFF

Di un pequeño brinco cuando escuche como azotaban la puerta de entrada.

Comencé a olfatear el lugar para ver si había sido el baka de Soul, pero ese no era su olor, ni siquiera el de Black Star, Kid o el de alguna de las chicas, es mas, ni lo reconocía.

Comencé a gruñir mientras salía lentamente del cuarto de Maka-chan.

Ahí, en el centro de la sala se encontraban dos chicos desconocidos para mí. Uno tenia un extraño peinado con dos torres y unos lentes de botella, el otro tenia también otro extraño peinado… ¿Dónde los había visto antes?

- Ox, ¿estas seguro de eso? – pregunto el del peinado raro al de los lentes de botella.

- Si, claramente escuche como Medusa-sensei le decía a Evans que su diabetes estaba controlada – le respondió el otro.

¡Ahora recordaba de donde los había visto! ¡Eran los idiotas que le hacían la vida de cuadritos al baka y a sus amigos!

- Bien, entonces hay que apurarnos a encontrar eso, antes de que Evans llegue.

El de lentes de botella asintió mientras que comenzaban a inspeccionar todo el departamento. Me oculte debajo de uno de los sillones mientras que los vigilaba, ¿Qué demonios estaban haciendo aquí?

- ¡Hey Harvar, lo encontré! – grito el de lentes de botella desde la cocina.

Sin hacer ruido seguí al otro hasta la cocina. El de los lentes alzaba co una mano una pequeña bolsita negra… esperen… ¿esa no era la bolsa de las medicinas del baka?

- Sin esto Soul sufrirá – murmuro el tal Harvar.

- Si, así aprenderá a que yo soy el número uno en clases – murmuro el otro malignamente.

Comencé a gruñir. Podría molestar al baka y hacerlo sufrir, pero eso no significaba que no lo quisiera, debía de admitirlo, cuando Wes-sama no estaba, el era mi otro mejor amigo.

Ladre fuertemente llamando la atención de los dos idiotas mientras que mostraba mis colmillos.

Nadie, pero nadie lastimaría a mis amigos.

Me abalancé contra el de lentes raros, logrando morderle el brazo. El comenzó a gritar y a sacudirlo para que lo soltara, pero eso hizo que apretara más mi agarre, pero de pronto, sentí como algo me golpeaba fuertemente la cabeza.

Caí al suelo, intente pararme pero mis patas no me respondían, comenzaba a ver todo borroso, hasta que al fin, me sumergí en la oscuridad…


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

- Little Devil, ya llegue – murmure mientras entraba al departamento.

Espere un ladrido de su parte, pero no hubo ruido alguno. Confundido me encamine hasta la cocina, eran las 6:00 de la tarde, ya era hora de mi otra inyección.

Cuando entre a la cocina me sorprendí un poco al ver a Little Devil dormido en el piso.

Suspire.

Tal vez se había aburrido de esperarme… pero… ¿Por qué no estaba en la sala o en el cuarto de Maka?

Lo cargue con delicadeza, gruñía un poco entre sueños, pero aun así no despertaba. Camine hasta mi cuarto y lo acosté en mi cama para luego regresar a la cocina por mi medicina.

Pero no la hallaba por ningún lado.

Busque por todo el departamento. En la sala, en el cuarto de Maka, en mi cuarto, en el baño, en todos los lugares, pero… ¡nada! ¡No había rastro de ella!

Mire el reloj preocupado, había pasado media hora desde que había llegado al departamento, y era malo que me pasara de mi hora establecida.

Salí del departamento hacia la enfermería, tal vez Medusa-sensei tendría algo de insulina que me pudiera dar, en lo que encontraba mi botiquín.

Toque la puerta de la enfermería, hasta que escuche como Medusa-sensei me decía "adelante".

- ¿Medusa-sensei? – pregunte.

- ¿Si? ¿Qué pasa Soul? – me pregunto mientras guardaba unos papeles.

- ¿De casualidad no tendrá algo de insulina? – le pregunte tímidamente.

- No, toda la que tenia te la di, ¿Por qué?

- Eh… no, por nada, gracias – murmure mientras salía.

Si le decía que había perdido toda la insulina, de seguro me mataría.

Suspire.

Genial… ¿y ahora que haría?

Camine nervioso por los desérticos pasillos del Shibusen, intentando recordar donde demonios había dejado el botiquín, el pulso ya se me estaba acelerando y la respiración ya me fallaba. Esto no era nada bueno. Seguí metido en mis pensamientos hasta que una risa llamo mi atención.

- Vaya, vaya, pero mira que tenemos aquí, ¿sucede algo Evans? – murmuro Ox burlón.

Lo fulmine con la mirada mientras lo ignoraba y seguía caminando.

- Oh, creo que alguien no esta de humor… ¿acaso será por que no ah tomado su medicina? – pregunto Harvar.

Me pare en seco mientras volteaba a verlos sorprendido, no le había contado a nadie – excepto a Medusa-sensei y a Maka – de mi enfermedad.

- ¿Cómo es que…? – murmure.

- ¿Cómo es que lo sabemos? – Pregunto Ox – digamos que las paredes de la enfermería no son muy gruesas… en fin, ¿buscabas esto? – me dijo mientras me enseñaba mi botiquín.

- ¡Hey, eso es mío!

- Me temo que ahora no, quien lo encuentra se lo queda.

- Ox, dámelo – le pedí.

- ¿Oíste algo Harvar? ¿Evans pidiéndome algo? – dijo Ox mientras que Harvar se reía.

- Ox… - murmure mientras me sujetaba el pecho, el corazón ya comenzaba a dolerme.

- Intenta quitármelo – me reto.

Camine hasta el e intente quitarle el botiquín de la mano, cuando de repente sentí como Harvar me metía un rodillazo en el estomago.

Retrocedí tambaleándome hacia atrás mientras tosía, pero este dolor no era comparado al que sentía por culpa de mi corazón.

Intente volver a caminar hacia Ox, pero Harvar se me adelanto, alzo su puño e intento golpearme en la cara, pero yo lo esquive y le di un puñetazo en la barbilla.

- Eres patético Ox, usando a otros para defenderte – le dije mientras me abalanzaba contra el.

Estuve apunto de quitarle el botiquín, pero de la nada Harvar me metió un puñetazo en el estomago, haciendo que cayera de rodillas al suelo mientras escupía un poco de sangre.

Un fuerte dolor surgió en mi pecho, haciendo que me acostara en el suelo mientras intentaba que este parara en vano.

- Mira quien es el patético ahora, Evans – murmuro Ox cerca de mi oído.

Sentí como el aire me faltaba, mi corazón estaba acelerado y comenzaba a ver todo borroso. Sin duda estaba sufriendo un ataque.

- Así que diabetes, ¿eh?, fue muy fácil robarte tu medicina… me pregunto… ¿Cómo estaría Maka-chan si te viera así? – me pregunto Ox burlón.

- Ah ella no la metas en esto imbecil… - murmure mientras escupía un poco de sangre.

- ¡Hey, mas respeto idiota! – me dijo Harvar mientras me pateaba en el estomago, haciendo que escupiera todavía mas sangre y me encogiera de dolor en el piso.

- Ahora si Evans, vete al infierno – dijo Ox divertido, para luego alejarse del lugar junto con Harvar.

Mis pulmones me exigían aire, el cuerpo me dolía y sentía como mi corazón iba latiendo cada vez más y más lento…

Sin duda alguna iba a morir…

Sonreí mientras recordaba su rostro, su sonrisa… sus ojos… su aroma…

¿Alguna vez la podría ver de nuevo?

Esperaba y si.

Cerré los ojos mientras que dejaba que la oscuridad se apoderara de mi mente.

Maka…

- ¿Eh…?

Comencé a despertar lentamente, me sentía un poco atontado y no podía ver claramente. Me lleve una mano a mi frente y cerré los ojos, para luego volver a abrirlos e inspeccionar el lugar donde me encontraba acostado… estaba… ¿en la enfermería?

- Creí que nunca despertarías – murmuro una voz cerca de mi.

Una voz que jamás creí volver a escuchar.

Rápidamente gire mi cabeza, y cuando vi la persona que estaba junto a mi sentí como si estuviera en la dimensión desconocida.

- ¿M-Maka?

Ella me sonrió.

- Si, soy yo.

Abrí mi boca para decirle algo, pero la volví a cerrar ya que no se me ocurría nada, mi mente estaba en blanco.

Maka se rió quedamente.

- No has cambiado en nada – susurro.

- ¿Pero como… tu… cuando…? – Suspire – ¿no se supone que estarías dos años en Paris?

- ¿Quieres que me valla? – me pregunto triste.

- ¡N-no, nada de eso! Es solo que… creí que ya no volverías…

- Ah… eso… bueno, la verdad es que si me iba a quedar dos años en Paris… pero como mama y papa me vieron muy triste decidieron cambiar de disquera, así que nos tuvimos que regresar para Death City – me dijo con una sonrisa.

- ¿Y eso es definitivo?

- Claro.

Le sonreí mientras que la miraba fijamente. Arrugue el ceño cuando note algo diferente en ella.

- ¿Y ese corte?

- ¿Este? Bueno… es la moda en Paris, mama quería que probara un cambio de look – me dijo divertida mientras que jugaba con un mechón de su rizado cabello - ¿te gusta?

- No es tu estilo… pero te vez bien – admití.

Maka se sonrojo levemente, haciendo que yo sonriera. ¡Kami! ¡Cuánto había extrañado su sonrojo!, pero justo en ese momento, la puerta de la enfermería se abrió de golpe, dejándonos ver a los demás totalmente preocupados.

- ¡Soul! ¡¿Estas bien? – grito Black Star mientras se subía a mi cama y comenzaba a jalonearme de un lado a otro.

- Si Black Star, el esta bien – dijo Maka.

- ¡Pero Maka, el…! – grito, pero tan pronto como se dio cuenta de lo que dijo se callo para voltear a ver a Maka sorprendido junto con los demás.

- ¿M-Maka-chan? – pregunto Tsubaki sorprendida.

- Eh… ¿si?

- ¡MAKA! – gritaron todos alegres mientras que la abrazaban.

- ¡Creímos que ya no regresarías! – grito Liz.

- ¡Hey, hey, aléjense de ella, es mía! – les dije.

Todos comenzamos a reírnos.

- ¿Y cuando regresaste? – pregunto Chrona.

- Apenas hoy.

- ¿Y vas a regresar al Shibusen? – pregunto Tsubaki esperanzada.

- Sip, regreso a partir de mañana.

- ¡Genial, eso significa que tendremos que ir de compras! – grito Liz, pude ver como Tsubaki, Chrona y Maka ponían gesto de horror.

- Pero Maka… ¿Por qué no nos dijiste nada? – pregunto Kid.

- Pues… ustedes ya no querían saber nada de mi – murmuro triste.

- ¿A que te refieres? – le pregunte.

- Ya no me mandaron cartas – me dijo.

- ¿Qué? ¡Claro que te mande cartas! ¡Fuiste tu la que dejo de mandar cartas!

- ¡Eso no es verdad! Llame varias veces para acá, pero cada vez que lo hacia siempre me decían que el teléfono estaba en reparación, además, deje de mandar cartas hace un mes por que ya no recibí ninguna carta tuya.

- ¿Eh? Pero el teléfono funciona y la última carta que recibí de ti fue hace dos meses.

- Kid-kun… ¿sabes quien esta encargado del teléfono y del correo aquí en el Shibusen? – pregunto Tsubaki.

- Del teléfono es Ox y del correo es Jacqueline… - murmuro.

Todos nos miramos fijamente.

- ¡Ellos fueron los culpables! – grito Black Star furioso.

- Deberíamos de decirle a Shinigami-sama – dijo Chrona.

Maka y yo nos miramos fijamente.

- No… mejor hay que dejarlo así – murmure.

- ¡¿QUE? – preguntaron todos confundidos.

- Si, eso ya no tiene importancia, después de todo Maka esta aquí, ¿no?

Todos se miraron un rato, para después sonreír.

- Es verdad – murmuraron.

Y así nos la pasamos el resto de la noche entre pláticas sin sentido.

¿Quién diría que el sol podía volver a brillar después de un eclipse?


--------------------------------------------------------------------------------

Maka POV

Suspire mientras me veía en el espejo.

- ¿Lista Maka? – me pregunto Soul mientras abría la puerta de mi cuarto.

- Eso creo… me siento nerviosa – admití.

Soul me sonrió para después abrazarme por la cintura y darme un ligero beso en los labios.

- ¿y por que estas nerviosa? – me pregunto.

- No se… siento como si fuera otra vez le primer día – murmure mientras me recargaba en su pecho.

- Pero no tienes por que estar nerviosa, yo estoy aquí contigo – me dijo mientras jugaba con mi cabello rizado.

- Es verdad – susurre.

Desde que había regresado de Paris y me había encontrado con los demás me sentía viva nuevamente, estos últimos meses habían sido un infierno para mí sin Soul y los demás, pero ahora que estábamos juntos de nuevo ya nada podría separarnos.

Nos despedimos de Blair y de Little Devil, quienes estaban de lo lindo en el sofá viendo Animal Planet, para luego dirigirnos a clases.

Cuando entre al salón todos voltearon a verme. Ox y Harvar miraron boquiabiertos a Soul, Jacqueline y Kim estaban que ardían en llamas y Kilik me mostraba una gran sonrisa.

Suspire mientras volteaba a ver a Soul, quien también estaba sonriéndome.

Sonreí.

De ahora en adelante, todo volvería a ser como antes…

Continuará…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Lun Mayo 02, 2011 10:59 pm

Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Jun 16, 2011 2:24 am

bien perdonen por no haber subido las conti jejeje ahora las subire

__________________________________________________________________________

Maka POV

- Vamos Maka, se que te gustara… - murmuro Soul.

- No lo creo…

- Vamos, solo intentémoslo esta vez, si no funciona no lo volveremos a hacer.

- Pero… ¿y si no me gusta?

- ¡¿Cómo no te va a gustar? ¡Esto es lo mejor que hay en el mundo!

- ¿Ah si? ¿y con quien mas lo has hecho?

- Con Tsubaki.

Suspire.

- ¿Seguro de que esto esta bien?

- Maka, ¿Cuántas veces te lo tengo que repetir?

- De acuerdo, de acuerdo… bien… ¡pero hazlo rápido!

Soul asintió mientras que yo cerraba los ojos.

Un asqueroso sabor inundo mi boca, haciendo que comenzara a toser.

- ¡Oh, vamos Maka! ¡El sushi es lo mejor que hay! – me dijo Soul mientras me pasaba un poco de agua.

- ¡Tiene salmón! – me queje.

- No te entiendo, eras mitad japonesa y no te gusta el salmón, eres rara, ¿lo sabias?

- Cretino – murmure.

Ya había pasado un mes desde que había regresado al Shibusen, por lo que ahora solo estábamos a unas cuantas semanas para acabar el ciclo escolar.

Soul me había contado que cada año se hacia un concierto en el Shibusen, donde las bandas competían para ver cual era la mejor y llevarse el trofeo del primer lugar. Habíamos decidido concursar, sin embargo había tres problemas: el primero era que nuestro mayor enemigo iban a ser Kim y su banda, el segundo era que todavía no teníamos una canción y el tercero era que yo seguía teniendo pánico escénico.

Suspire mientras llevaba una croqueta de atún a mi boca. Era la hora del receso, y Soul y yo nos encontrábamos en la azotea de la escuela disfrutando nuestro almuerzo juntos.

Desde que había regresado, casi no habían momentos en los que no estuviera con Soul, quería recuperar este tiempo perdido junto a el.

- ¿Qué te parece la de Sugar Rush? – le pregunte mientras me recargaba en su pecho y comía lo que quedaba de mi almuerzo.

- No… todavía no la termino, además, no creo que sea lo suficientemente cool para ganar el concurso – me dijo mientras que jugaba con uno de los tirabuzones de mi cabello.

- ¿Y Paper Moon?

- Ya la usamos.

- ¿Wake me up Inside?

- No.

- ¿September 1st?

- No.

- ¿Entonces? Iro no Symphaty es la que cantaremos cuando lleguemos a la final.

- Kid me dijo que tenía unas canciones por ahí, hay que ver cual es la que mas nos gusta.

- De acuerdo, pero eso también tenemos que verlo con los demás… - murmure, pero de pronto la puerta que conducía hacia la azotea se abrió de una patada, dejándonos ver a Black Star y a los demás.

- ¡Al fin el Gran Black Star ah encontrado una canción! – grito Black Star mientras corría de un lado a otro feliz.

- ¡Black Star, no corras, si te caes te puedes matar! – le dijo Tsubaki preocupada.

- Déjalo, hace un bien para la humanidad – murmuro Liz.

- ¿Y de quien es la canción?- pregunto Soul.

- La compuso Patty – dijo Liz mientras señalaba a su hermana menor, quien estaba feliz de la vida persiguiendo a una paloma.

- ¿Patty? – preguntamos los dos extrañados.

- Si, por muy raro que suene… en fin, ya la revisamos y la letra esta buena – dijo Kid.

- ¿Cómo se llama? – pregunte.

- Sonic Boom – nos dijo Chrona mientras nos pasaba las partituras de la canción.

Soul y yo leímos la letra, y cuando terminamos nos volteamos a ver sorprendidos.

- ¿Seguros que fue Patty quien la escribió? – pregunto Soul.

- Seguros – dijeron todos a coro.

- Bien, entonces será esta la que cantaremos al principio – dijo Soul con una sonrisa.

- ¡Eso significa que debemos de ir de compras! – grito Liz emocionada.

- ¡De compras, de compras, jejeje! – canturreo Patty.

- ¿Y para vamos a ir de compras? – le pregunte.

- Es obvio que no los dejare subir a cantar en fachas, ¡así que hoy mismo iremos por las telas para hacer los trajes!

Todas suspiramos pesadamente mientras que Patty se reía.

Hoy sin duda sufrirían mis pies…

- ¡Ahora pueden mirarse al espejo! – dijo Liz una vez que termino de darle los últimos detalles a nuestros trajes.

Todos miramos el espejo – por no decir gran espejo – que se encontraba en el cuarto de Liz. Realmente los trajes le habían quedado hermosos y "simétricos", como había dicho Kid.

El traje de Soul era un pantalón negro con cadenas a ambos lados, traía una camisa naranja de manga corta y el símbolo de la banda en la espalda, traía dos muñequeras negras en ambas manos y una banda negra en la cabeza; Black Star traía una camiseta con tirantes deshilachados negra con unos pantalones cortos naranjas y unos guantes negros en cada mano; Kid traía una playera naranja con el símbolo de la banda en la espalda – al igual que Soul – y unos pantalones negros; Patty traía unos pantalones cortos y bombachos naranjas con un top negro sin tirantes y unos guantes de malla que le llegaban hasta los codos; Tsubaki usaba unos pantalones pesqueros negros con una playera naranja, la cual también traía el símbolo de la banda en la espalda; el de Chrona era una falda negra en picos y una camiseta corta naranja, como muñequeras usaba unas pulseras con púas de metal y para terminar, mi traje era de una camisa negra abierta con un top naranja debajo de esta, una falda de tablones negra y debajo de esta un mallon de color naranja.

- ¿Qué les pareció? – nos pregunto Liz esperanzada.

- Están geniales Liz – dijo Tsubaki mientras se daba media vuelta.

- ¿Y por que yo tengo uno? – pregunto Chrona.

- Por que como eres nuestra representante, también debes de vestirte como los demás miembros de la banda.

- ¿Y tu por que no traes uno onee-chan? – le pregunto Patty.

- ¡Claro que tengo uno! ¡Miren! – Nos dijo mientras nos mostraba un vestido corto de color negro con una tira naranja en la cintura - ¿no es bello?

- Sigo diciendo que no es necesario que use traje… - murmuro Chrona mientras alzaba uno de los picos de su falda para ver que tan corta estaba.

- ¡No digas eso Chrona! ¡Te ves más bella y simétrica con eso! – dijo Kid mientras sujetaba sus manos y la miraba con cara de idiota enamorado.

- ¿T-tu lo crees? – pregunto Chrona mientras se sonrojaba.

- ¡Claro que si!

- Ejem… seguimos aquí – murmuro Soul.

- ¡Oh, cállate! Como si tú y Maka no hicieran sus demostraciones de amor en público – dijo Kid.

Soul y yo no pudimos evitar sonrojarnos.

- Ahora que lo pienso, los únicos normales en su relación son Tsubaki y Black Star – dijo Liz.

- ¿Eh? ¿A que se refieren? – pregunto Tsubaki mientras se sonrojaba.

- Ustedes son los únicos que no se andan besando en público.

- ¡Eso es por que una gran estrella como yo no necesita andar besando o acariciando a Tsubaki para saber que la amo como nunca! – grito Black Star como maniático mientras que Tsubaki se escondía la cara con las manos por la pena.

Todos comenzamos a reírnos.

- Bueno, dejando eso a un lado, ¿Cuándo vamos a ensayar? – pregunte.

- Tiene que ser en un lugar privado para que ciertas personitas no nos escuchen – dijo Kid.

- Creo saber donde podríamos ir… - murmuro Soul.

- ¿Adonde? – preguntamos todos.

- Al lugar mas horrendo que eh conocido en mi vida, y del cual quiero escapar todas las vacaciones – susurro Soul con cara horrorizada.

Voltee a ver a los demás confundida, pero ellos solo se encogieron de hombros igual de confundidos que yo.

¿A que lugar se refería Soul?

- 1 hora después -

- ¡Soul! ¡Creí que ya no vendrías a visitarnos hasta las vacaciones! – grito una mujer rubia mientras abrazaba a Soul y lo zangoloteaba de un lado a otro.

- Mama… vasta… - murmuro Soul sonrojado.

- ¡Jo, jo! ¿Pero que tenemos aquí? ¡Si es Soul-chan! – dijo Wes burlón mientras le revolvía el cabello a Soul.

- Cállate Wes.

Nos encontrábamos en la gran mansión Evans a las afueras de Death City, y digo mansión por que esta era una enorme casa de 4 pisos de color blanca con el tejado azul, la cual me hacia recordar a las viejas casas Londinenses. Soul nos había dicho que en su casa había un estudio de música, el cual ocupaban su padre y su hermano para tocar el violín y el violoncelo, por lo que habíamos decidido venir a ensayar aquí.

- ¡Maka, regresaste! – me dijo Elizabeth mientras me abrazaba fuertemente.

- H-hola seño… Elizabeth – murmure.

- ¿Y que los trae para acá? – pregunto Wes.

- Queremos ocupar el estudio para ensayar – dijo Soul.

- ¿Ensayar? ¿y que van a ensayar?

- La canción para el concierto.

Wes lo miro fijamente y luego se sujeto la barbilla pensativo, para después sonreír macabramente.

- Bueno… como yo tengo las llaves del estudio… te lo prestare – todos sonreímos – pero… con una condición.

- ¿Cuál? – pregunto Soul.

- Que este año nos invites al concierto del Shibusen.

- ¡¿Qué?

- Oh, vamos Soul, no nos has invitado ni a un misero concierto en estos últimos años.

- ¿Y que te hace pensar que los invitare a este?

- Es tu elección, el estudio o no, tómalo o déjalo.

Todos volteamos a ver a Soul con cara de perrito abandonado, el solo nos miro fijamente un rato, para después suspirar derrotado.

- De acuerdo – murmuro.

- Me encanta hacer negocios contigo – dijo Wes sonriente.

- Como sea… ¿y Sam?

- Salio con tu padre para la exposición de artes, no tardan en regresar – dijo Elizabeth con una sonrisa, ¿era mi imaginación o se veía mas pálida que la ultima vez que la vi?

- Bueno, mejor vamos a ensayar – murmuro mientras nos guiaba hacia el salón de estudio seguidos por Wes.

Wes abrió una gran puerta que se encontraba al final de un largo pasillo, y cuando lo hizo todos nos quedamos con la boca abierta. Adentro no solo se encontraban los mejores equipos de música y grabación, también había un finísimo piano de cola negro, un violín, un gran violoncelo, un arpa, una batería, unos bajos y unas guitarras eléctricas.

- Soul… ¿tu familia es narcotraficante o que? – pregunto Black Star.

- ¡Soul, nos descubrieron! – grito Wes.

- ¡Al bunker! – le respondió Soul.

Todos los miramos con pena.

- No, no somos narcotraficantes… no Black Star, tampoco somos mafiosos… pero digamos que ganamos mucho en los conciertos – dijo Wes.

- ¡Bien! ¿Qué esperamos? ¡a ensayar! – dijo Liz emocionada.

- Oye Wes… ¿y estas guitarras? – le pregunto Soul mientras tomaba una.

- ¡Hey! ¿Acaso crees que solo toco el violín? ¡No soy tan anticuado! – Soul lo miro fijamente mientras enarcaba una ceja – oh… cállate…

- ¡Bien, comencemos, 1… 2… 3! – dijo Black Star mientras marcaba el ritmo con las baquetas.

Y pronto, todo el lugar se lleno de una melodía movida…

- ¡No, no, no, no queda! – dijo Soul mientras tachaba unas notas musicales en las partituras.

- Patty, cuando escribiste la canción… ¿no pensante en alguna melodía? – le pregunte.

- ¡No, solo la escribí, jejeje!

- Genial, ¿y ahora que haremos? – pregunto Tsubaki desanimada.

- ¡Tenemos que crear una melodía simétrica! – grito Kid con un ligero tic nervioso en el ojo derecho.

- ¡Descuiden, el Black Star la va a encontrar! – grito Black Star mientras subía un pie a un tablero de controles.

- ¡Black Star, baja tu pie de ahí! – le regaño Soul.

Pero justo ene se momento, una suave melodía de violín comenzó a escucharse, era suave y armoniosa, y al fondo se podía escuchar claramente unas ligeras notas de piano. Soul comenzó a sonrojarse.

- ¡Apaga eso! – grito.

- ¿Por qué? Es bonita – dijo Liz.

- Es verdad, ¿Quiénes están tocando?

Soul suspiro.

- Wes y yo… es una canción que el compusimos a mama en uno de sus cumpleaños – murmuro sonrojado – fue la primera canción de piano que toque.

- ¿Enserio? ¡Genial! – dijo Black Star.

Ignore los cometarios que estaban haciendo los demás sobre la melodía y me concentre en la música. Poco a poco fui creando un ritmo en mi cabeza.

- Black Star, toca los discos – le dije.

Black Star me miro confundido, pero aun así lo hizo mientras que yo volvía a poner desde el inicio la música.

- Kid, el bajo.

Kid asintió mientras tocaba el bajo lentamente.

- Soul, Patty, Do y Mí lentos.

Soul asintió mientras tocaba la guitarra junto con Patty, quien reía divertida.

Los cuatro combinaron la melodía de sus instrumentos con la canción que estábamos escuchando. Era una perfecta sinfonía, suave y moderna.

- ¡Maka, eres un genio! – dijo Liz.

- De algo sirve acompañar a tus padres de gira – dije mientras me encogía de hombros.

- ¡Genial, ahora ya tenemos la melodía, solo falta ponerle mas rimo y hacerla simétrica! – dijo Kid alegre.

- Pero cuando estemos tocando en público necesitaremos que alguien toque el piano y la guitarra al mismo tiempo – dijo Tsubaki.

- Del piano yo me encargo, la guitarra puedes ser tu Tsubaki – dijo Soul.

- ¿Y el violín? – le pregunte.

- Wes – murmuraron todos excepto Soul.

- ¡Ni de coña le voy a pedir a ese tonto que toque con nosotros, primero muerto! – dijo molesto mientras se cruzaba de brazos.

- 5 minutos después -

- Toca el violín con nosotros en el concierto – murmuro Soul pesadamente.

Wes lo miro fijamente.

- ¿Y que recibo a cambio? – pregunto.

- ¿Mi cariño y comprensión? – pregunto Soul.

- Eso ni tu te la crees… veamos… quiero que en estas vacaciones tu hagas todo el que hacer que me toca a mi.

- ¡¿Qué? ¡Estas pero si bien operado del cerebro! ¡Mejor muere…! – grito Soul, pero Kid y Black Star lograron taparle la boca a tiempo.

- Acepta – dije.

- De acuerdo, tocare con ustedes – nos dijo sonriente, para después darse la vuelta e irse.

Black Star y Kid soltaron a Soul, quien nos fulmino con la mirada.

- Los odio… - murmuro.

- ¡Oh, vamos Soul, hacer los deberes de tu hermano tendrá su recompensa en cuanto le pateemos el trasero a Ox y su grupo! – dijo Black Star.

Soul suspiro.

- Ya que… - murmuro.

- Bueno, lo mejor será irnos ya, el portón del Shibusen se cierra en media hora – les dije.

Todos asintieron, y después de despedirnos de la familia de Soul nos encaminamos de regreso al Shibusen.

Sin embargo, durante el camino, no dejaba de pensar en el día del concierto.

¿Qué pasaría se me desmayaba frente a todos? ¿Y si algo salía mal? ¿Y si me trababa a mitad de la canción?

Suspire.

¿Qué se supone que debía de hacer?

Suspire mientras que Liz terminaba de pintarme los labios.

- Hoy es el gran día – murmuro.

- Si – susurre nerviosa.

Ya habían pasado tres semanas, y hoy era el último día de clases, ósea, el gran concierto en el Shibusen. Kid, Chrona y yo nos habíamos graduado con honores, Soul, Black Star y Patty aduras penas pasaron el año y Liz y Tsubaki habían pasado con promedio decente.

Ahora todos nos encontrábamos alistándonos para cantar en el concierto. Mire mi reflejo en el espejo del camerino. Mis parpados tenían una ligera sombra color borgoña y mis labios eran de un intenso color rojo sangre, mi cabello estaba recogido por una diadema negra y estaba peinado en unos perfectos tirabuzones. Algo bueno de mi viaje a Paris era que me había mandado a hacer rizos permanentes – bueno, no tanto, estos se alisarían en un par de años – por lo que ya no tenia que sufrir tanto con Liz y su rizadora para el cabello.

Voltee a ver a las demás, todas estábamos igual de nerviosas… pero… ¡por Kami! ¿Quién no lo estaría?

- Bien, ya hay que salir – dijo Tsubaki mientras abría la puerta del camerino.

Afuera nos estaban esperando los chicos con los trajes que nos había hecho Liz. Black Star se había pintado varias imágenes llamativas en la cara y en los brazos, Kid tenia tres líneas estilo militar en cada mejilla y Soul se había puesto una calavera en la mejilla derecha.

- ¿Listas? – nos pregunto Kid.

- Si – contestamos todas a coro.

Nos encaminamos hasta el escenario, ahí, sentados en las primeras filas se encontraban nuestras familias. Los papas y el hermano de Tsubaki, los papas de Black Star, los papas y hermanos de Soul y mi mama y mi loco padre con un letrero que decía "¡Esa es mi hija!". Lo mire con pena mientras calculaba la velocidad a la que tendría que aventar la guitarra para noquearlo.

- ¡Wozu, wozu a todos! – Canturreo Shinigami-sama mientras sacaba sus grandes manos blancas de su capa y las movía en forma de saludo - ¡hoy estamos aquí reunidos para presenciar el Gran Concierto del Shibusen, en el cual veremos y escucharemos como han mejorado los alumnos através de este largo ciclo escolar! ¡En unos momentos comenzaremos, así que quiero que se acomoden y disfruten del show!

Todos asintieron y el lugar comenzó a llenarse de murmullos y silbidos de apoyo – entre ellos los de mi padre – mientras que nosotros regresábamos tras bambalinas.

- Bien, hay que ir a prepararnos – dijo Soul, todos asentimos mientras lo seguíamos.

Sin embargo, durante un pequeño momento logre ver como un pequeño animal con gorro de bruja se movía entre las cajas y los muebles que habían ahí.

- ¿Blair? – pregunte mientras lo seguía.

El animalito me condujo hacia una parte apartada del escenario, y cuando por fin logre alcanzarlo, note que no era Blair, si no un mapache con el mismo sombrero que tenía mi gata.

- ¿Pero que…? – murmure, pero ya no pude acabar por que de pronto sentí como alguien me tapaba la boca con un trapo.

Intente defenderme, pero me amarraron las manos y me lanzaron dentro de un armario. Quise gritar, pero ningún sonido fuerte salía por mi boca. Logre asomarme por la ranura que había quedado entre las puertas del armario al cerrarse.

Eran Kim y Jacqueline.

- Que disfrutes tu momento a solas, Albarn – murmuro Kim para luego irse junto con Jacqueline entre risas.

Comencé a empujar la puerta del armario para abrirla, pero por más que lo intentaba, estas no se abrían. El miedo comenzó a apoderarse de mi.

¡Esto no podía estar pasando!


--------------------------------------------------------------------------------

Soul POV

- ¿Y Maka? – pregunte mientras volteaba a ver detrás mío.

- ¿No estaba contigo? – me pregunto Liz.

Negué con la cabeza preocupado.

- ¡Onii-chan! – escuche como gritaban a lo lejos.

Voltee a ver hacia donde provenía la voz, Sam y Wes se acercaban a nosotros con una sonrisa.

- ¿Están listos? – nos pregunto Wes.

- No encontramos a Maka – le dije.

- ¿No estaba con ustedes? – pregunto Sam.

- No, ¿no la vieron ir con sus padres? – pregunto Liz, ellos negaron con la cabeza.

- Claramente vimos como los seguía a ustedes cuando salieron del escenario.

- Esto tiene mala pinta – murmuro Tsubaki.

- Si Maka-chan no aparece no podremos pasar y nos descalificaran – dijo Chrona preocupada.

- Yo iré a buscarla – dije.

- ¿Estas loco? ¡Si tú tampoco llegas a tiempo nos mataran! – dijo Kid.

- Sam puede suplantarme.

- ¡¿Qué? ¡No se que opines, pero no se tocar el piano!

- Claro que si, te di clases el verano pasado.

- ¡Pero aduras penas se tocar las primeras notas!

- ¡Con eso vasta! ¡Prometo tratar de llegar lo más rápido posible! – les dije, para luego emprender carrera en busca de Maka.


--------------------------------------------------------------------------------

Tsubaki POV

Todos miramos a Soul alejarse entre la multitud. Comencé a morderme las uñas nerviosa, ¿Dónde estaba Maka?

- ¡Bien, esos fueron The Pixies con Blue Bird! ¡Un aplauso por favor, y en instantes tendremos a Soul Eater! – anuncio Shinigami-sama desde el escenario mientras que Kim y su banda entraban.

- Superen eso tontos – nos dijo Kim mientras pasaba a un lado nuestro.

- ¿Y ahora que haremos? ¡Soul y Maka todavía no regresan, y ya es nuestro turno! – dijo Kid alterado.

- Haber, Wes puede tocar el violín y Sam hacer un intento frustrado de tocar el piano – dijo Black Star mientras que Sam lo fulminaba con la mirada – solo nos falta la voz principal.

- Yo no se me la letra completa – murmure.

- Eh… y-yo si – murmuro Chrona.

- ¡¿Enserio? – preguntamos todos alterados.

- S-si, pero yo no se cantar…

Todos suspiramos pesadamente mientras que escuchábamos como alguien se reía de nosotros.

- ¡Ja! ¿Acaso no podían ser más patéticos? ¿Poner a Makenshi a cantar? Si que han de estar desesperados – se burlo Kim.

Al escuchar eso, Chrona se enfureció como nunca antes, y para sorpresa de todos se encamino hacia el escenario.

- ¡¿Qué esperan? ¡A cantar! – grito furiosa.

- ¡Waaa! ¡Se ve tan simétrica cuando se enoja! – murmuro Kid con ojitos de corazón mientras que todos veíamos asustados a Chrona.

Kami… ¡¿Qué monstruo habíamos creado?

Temerosos fuimos hacia el escenario, cada quien se coloco en su puesto, yo iba a ayudar a Chrona en los coros, sin embargo, aun había algo que me preocupaba.

Si mal no recordaba, la última vez que Chrona intento cantar había roto todas las ventanas del salón.

Suspire.

Kami-sama, ¡ayúdela!

- ¡Y 1… 2… 3! – dijo Black Star mientras marcaba el paso.

La música comenzó a sonar. Sam y Wes eran una perfecta combinación, me sorprendía que ella dijera que no sabía tocar el piano, tocaba igual de bien que Soul. Vi como Chrona suspiraba cuando llegaba su tiempo para cantar…

"Oboeteiru

hi no hikari de

kotori no you ni mezameta hi wo

mirai nante atarimae ni

kuru mono dato omotte ita"

Todos nos volteamos a ver sorprendidos mientras seguíamos tocando, ¡¿esa era la voz de Chrona? ¡Cantaba igual de genial que Maka!

"suki na hito to zutto

issho ni itai

sonna tanjun na yume wo

kanaerarezu ni

bokura wa koko de

hanarete

shimau no

hayaku ichiban taisetsu na hito no

tokoro e

kono mama kimi wo hontou ni ushinau

sono mae ni

kotae wa tokku ni kimatteru

omoi wo

katachi ni kaerun da"

Sonreí.

Sin duda alguna ganaríamos la primera parte del concurso.

Continuara…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Jun 16, 2011 5:28 am

:O uno nuevo!!

xq recien lo veo ahora??
mñn me lo leo, como q ahora ya es medio tarde Razz
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Jun 16, 2011 10:20 pm

sugoi!
muy geniaal.. recien termine de leerla
seria perffecto si no es x lo del armario :/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariel Albarn
Usuario principiante
Usuario principiante
avatar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 21
Localización : aki en mi casa en Chile

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Jue Jun 16, 2011 11:01 pm

aqui vamos con lo que sigue jejejejejej

______________________________________________________________________________________

Maka POV

Suspire pesadamente.

Había estado alrededor de 10 minutos intentando abrir las malditas puertas del estupido ropero, las cuales no se abrían, también había intentado gritar, pero solo se lograba escuchar un débil "Hump", por lo que dudaba que alguien lo escuchara con tanto ruido.

Me recargue en una de las paredes del lugar. Tenia ganas de llorar, por rabia, por dolor, por frustración…

Por sentirme totalmente inútil en estos momentos.

¿Cómo estarían los demás? Por lo que sabia éramos los segundos en pasar, ¿habían logrado atrasar nuestro turno? ¿Ya habían pasado? ¿Tan siquiera estaban buscándome?

Volví a suspirar mientras que un sollozo escapaba de mi garganta.

¡Claro que no estarían buscándome! ¿Para que? Solo era una inútil, y tal vez por mi culpa ellos aun no han pasado.

Tonta, tonta y más tonta.

Estaba apunto de resignarme para siempre, cuando una voz llamo mi atención.

- ¡Maka! ¡Maka! ¡¿Dónde estas? – grito Soul a todo pulmón.

Sentí como si pudiera escuchar el coro de los ángeles, ¡estaba salvada!

- ¡Maka!

Intente gritarle, pero como siempre no salía ningún ruido alto de mi garganta, así que recurrí a mi única alternativa que me quedaba… golpear las puertas.

Comencé a lanzarme contra ellas, por suerte mía lograba hacer un ruido alto, lo suficiente para que Soul pudiera escucharme. Y gracias a Dios así fue, ya que escuche un par de pasos acercarse al lugar en el queme encontraba.

- ¡¿Maka? ¡¿Eres tú?

¡¿Quién mas puede ser?

- ¡¿Dónde estas?

¡¿Dónde crees tú?

Seguí golpeando las puertas del armario, solo que ahora con más fuerza.

Sin duda, esto me dejaría un moretón mañana…

Tome impulso para volver a golpearlas, y justo cuando me lancé contra ellas, estas se abrieron, haciendo que cayera encima de Soul, quien por suerte logro atraparme a tiempo.

- ¡Maka! ¡¿Estas bien?

- ¡Mmmm! – gemí.

- ¿Qué?

- ¡Mnnnmmm!

- ¡No te entiendo!

Suspire mientras alzaba la cara para que el pudiera ver el trapo que tapaba mi boca.

- ¡¿Y por que me no me dijiste que tenias eso? – me pregunto.

¿Eres idiota o te haces?

Soul me quito el trapo de la boca y comencé a escupir un poco de pelusa que se había metido en mi garganta. Mataría a Kim y a Jacqueline tan pronto las viera.

- ¿Quién te hizo esto? – me pregunto Soul mientras me desamarraba las manos.

- Kim y Jacqueline – le respondí mientras sobaba mis muñecas - ¿y el concurso? ¿ya pasaron?

- No lo se, tan pronto vi que no estabas con nosotros vine a buscarte – me dijo mientras me ayudaba a pararme.

- Entonces tenemos que ir rápido con los demás.

Soul asintió para luego emprender carrera hacia el escenario, yo lo seguí de cerca. Estaba súper nerviosa y le corazón me latía desenfrenado.

Ellos están bien, ellos están bien… Me repetía mentalmente, intentando calmar este miedo que comenzaba a inundar mi pecho.

Llegamos a la parte en la que todas las bandas se reunían, suspire aliviada al ver a los demás ahí, cada uno tenia un semblante preocupado, el cual se alivio al vernos a mi y a Soul.

- ¡Maka! ¿Qué paso, donde estabas? – me pregunto Liz.

- Un par de brujas me encerraron – murmure.

- ¿Qué paso? ¿ya pasaron? – pregunto Soul preocupado.

- Si, ya pasamos – respondió Kid.

- ¿Ya pasaron? ¿Pero quien fue la que canto? – pregunte.

- Chrona – respondieron todos a coro mientras señalaban a una asustada Chrona.

- ¿Qué le paso? – pregunto Soul.

- Cuando acabo de cantar todos comenzaron a aplaudirle, y ella comenzó a decir "¡no se lidiar con los aplausos!", y se fue corriendo del escenario – dijo Tsubaki.

- Pero por suerte nadie la vio irse, ya que Shinigami-sama nos había despedido antes y todos se encontraban distraídos – dijo Liz.

- ¿Y ya anunciaron a los ganadores de la primera ronda? – pregunte.

- Aun no, apenas esta terminando de pasar la ultima banda – dijo Black Star.

Escuchamos como el escenario se llenaba de aplausos mientras que la última banda entraba a los camerinos. Respire nerviosa mientras que esperaba a que Shinigami-sama diera la orden de pasar al escenario.

Mire a mi alrededor solo para tranquilizar mis nervios, pero esto no ayudo mucho ya que me encontré con la mirada burlona de Kim, Jacqueline, Ox y Harvar. Una parte de mi se enfureció tanto que sentí que me abalanzaría contra ellas para matarlas – literalmente – pero la otra parte se quedo estática en su sitio, con el temor inmovilizando mi cuerpo.

- ¿Pasa algo Maka? – me pregunto Soul.

- N-no, nada… - murmure mientras negaba levemente con la cabeza.

Pero la verdad es que si pasaba algo. Las miradas burlonas de Kim lograban asustarme y darme cuenta de lo inútil y tonta que era. ¿Cómo me había podido dejar engañar por ellas? ¿Cómo era posible que por mi culpa casi no pasaran los otros? ¡Por mi culpa todo se iba a echar a perder! ¡Por mi culpa los sueños de los demás se iban a desmoronar!

- ¡Bien, recibamos a todas las bandas con un fuerte aplauso para luego decir a los 5 finalistas! – dijo Shinigami-sama.

Nerviosos, salimos hacia el escenario. Las personas aplaudían o gritaban porras a su banda favorita.

- Profesor Stein, ¿nos haría el favor de decir el primer lugar? – pregunto Shinigami-sama.

- Lo que hago para que me dejen disecar el próximo año… ejem… bueno, el primer lugar es para… The Break – anuncio mientras que tres chicas gritaban emocionadas e iban a recibir las medallas por parte de Marei-sensei.

- Bien, ahora, Sid-sensei, ¿podría decir a los últimos 4 lugares? – pregunto nuevamente Shinigami-sama.

- Bien, en quinto lugar están Clamor, es cuarto lugar están Powwow, en tercer lugar están The Pixies – Kim y los otros nos miraron burlonamente mientras iban a recibir sus medallas – y en segundo lugar están… - todos nos sujetamos las manos nerviosos, sentía como si mi corazón fuese a salirse por los nervios – Soul Eater.

Suspiramos aliviados mientras que íbamos con Marie-sensei por nuestras medallas, pude ver como a lo lejos Ox y su grupito nos mandaban miradas asesinas.

- ¡Gracias a las demás bandas por participar! ¡Les daremos a las bandas finalistas 15 minutos para prepararse, así que mientras disfruten el intermedio! – anuncio Shinigami-sama.

Todos regresamos tras bambalinas. Black Star se dejo caer sobre unas cajas mientras suspiraba pesadamente junto con Kid, Soul, Liz y Patty.

- Eso estuvo cerca… - murmuro.

- Si, ¿se imaginan si Chrona no hubiese querido pasar? ¡Estaríamos muertos! – dijo Liz.

Baje la mirada mientras me mordía el labio.

Era verdad, ¿Qué hubiera pasado si Chrona no hubiera querido pasar? Ahora mismo estaríamos descalificados, y todo por mis descuidos.

Hubiéramos perdido por mi culpa.

- Voy por un poco de agua, ¿me acompañan? – pregunto Kid.

Todos asintieron mientras lo seguían hacia los camerinos, yo en cambio me quede en mi lugar sin mover un músculo.

Estábamos en la final – por suerte – pero aun así me seguía sintiendo nerviosa.

¿Qué pasaría si me caía, o me trababa a mitad de la canción? ¿Y si no les gustaba? ¿y si por mi culpa todos perdíamos? ¿Y si…?

- Vaya, vaya, pero miren que tenemos aquí, si es Albarn, ¿disfrutaste tu tiempo a solas? – murmuro Kim mientras que Jacqueline se reía.

No les respondí, simplemente las ignore, ya bastaba con que yo misma me hiciera ver mis defectos.

- ¡Oh! ¡Al parecer le comió la lengua el gato! – dijo Jacqueline burlona.

- ¿Qué quieren? – les respondí fríamente,

- Nada, ¿Qué acaso no podemos desearle suerte a nuestros contrincantes? – pregunto Kim.

- Es verdad, por que si que necesitaran suerte, sobre todo tu Maka, digo… no ah de ser fácil pararse frente a toda esa gente, la cual te esta viendo y chocando en todo lo que haces…

- Tienes razón Jacqueline, ¿Qué pasaría si te cayeras a mitad de la canción? O peor aun, que esta se te olvidara al principio y te quedaras helada frente a todos mientras que la música continúa…

- Perderías, y no creo que eso le guste a Soul y a los demás, ¿verdad?, ellos que tanto se han esforzado durante este largo año para llegar hasta aquí…

- Y que vengas tú y eches todo a perder…

- ¡Ya cállense! – les grite mientras apretaba los puños, intentando evitar que las lagrimas saliesen de mis ojos.

- Pero es la verdad Maka-chan, debes admitirlo, eres una fracasada, no sirves para nada, por tu culpa perderán, todo su esfuerzo y todos sus sueños desaparecerán, ¿y por que?, por que fuiste tan estupida como desmayarte frente a todos – susurro Kim cerca de mi oído, para luego alejarse y sonreír con autosuficiencia – disfruta de la derrota, Albarn.

- ¡Continuemos con el Concierto! – Anuncio Shinigami-sama desde el escenario - ¡demos la bienvenida al primer lugar de los finalistas, The Break!

Todos aplaudieron mientras que Kim y Jacqueline me sonreían maliciosamente, para luego desaparecer entre la multitud que había en el lugar.

Me deje caer en una de las cajas mientras que los sollozos escapaban de mi garganta, pero para mala suerte mía las lagrimas no acudían a mis ojos, ¡Cuánto necesitaba llorar para desahogarme!

Kim tenía razón, yo echaría todo a perder, el esfuerzo de los demás… sus sueños… todo…

Todo iba a ser mi culpa…

- Maka, ¿estas lista?, somos los siguientes – me dijo Soul con una sonrisa.

Negué lentamente con la cabeza mientras que trataba de dejar de sollozar.

- ¿Pasa algo? – me pregunto preocupado.

- No…

- Maka, dime, se que algo te pasa.

- Y-yo… yo no puedo Soul…

- ¿Qué no puedes?

- ¡No puedo pasar, no estoy lista!

- ¡Claro que si! Hemos estado ensayando…

- ¡Pero aun así no es suficiente! ¿Qué no ves? ¡Soy una inútil, se que echaré todo a perder!

- ¡¿Qué? ¡¿Estas demente o que?

- ¡No puedo Soul! ¡Kim tiene razón, soy una perdedora! – le dije mientras intentaba que las lagrimas no salieran de mis ojos.

- ¡¿Acaso estas loca? ¡¿Cómo puedes creerle a una víbora como Kim?

- ¡Por que ella tiene razón, se que algo va a salir mal! ¡se que me desmayare o algo por el estilo!

Soul frunció el ceño molesto mientras que me sujetaba de los hombros y me agitaba.

- ¡No creas lo que te dice ella! Mira Maka, tu eres mucho mejor que Kim, ¿entendido?, tu has tenido el valor para hacer cosas que en un pasado no hubieras hecho, te has enfrentado al miedo en varias ocasiones, tu tienes algo que Kim jamás tendrá, y eso es coraje.

Lo voltee a ver a los ojos, ya no podía retener las lagrimas, por lo que estas caían libremente por mi cara.

Sonreí.

- Gracias Soul.

Soul me sonrió.

- De que… ahora… ¿cantas conmigo? – murmuro mientras me tendía su mano.

Asentí torpemente mientras aceptaba su mano, Soul me ayudo a pararme y juntos nos encaminamos hacia los demás. Todos me miraron preocupados al ver mis ojos rojos.

- ¡Maka-chan! ¿Sucede algo? – me pregunto Tsubaki preocupada.

- No, descuida, estoy bien – le dije con una sonrisa.

- ¡Despidamos a The Break con un aplauso y recibamos al segundo lugar, Soul Eater! – dijo Shinigami-sama emocionado.

- ¿Lista? – me pregunto Soul dulcemente.

- Si – murmure.

- Recuerda que yo estaré aquí contigo, siempre.

- Siempre – repetí.

Y juntos nos encaminamos hasta el escenario seguidos de Black Star, Kid y Patty.

Suspire nerviosa mientras volteaba a ver al publico, todos tenían su vista fija en mi y en los demás. Mama me sonreía junto con papa, al igual que la mama de Soul, Wes y Sam.

Sonreí.

Ya nada podría salir mal.

- ¡1… 2… 3! – anuncio Soul mientras marcaba el paso junto con Black Star.

La música de la guitarra de Patty y Soul se mezclo con los discos de la batería de Black Star, para luego unirse la melodía del bajo de Kid, y al final, Black Star y Soul aceleraron el paso, marcando un ritmo mas prendido.

Volví a suspirar cuando llego mi turno para cantar junto con Soul.

"MO-BU iro no fukai yoru takaku unaru a no tsukiga Ah tataeru

kudzake chitta gareki kuzu niou yatsu no tamashi ga So yonderu

Yami ni ikiru futatsu no sadame

watashi no te to ore no ude ga

hibiki aeba ima shake up! shake up!

Makuro ni kasoku hachou no soul style

mamorinuku tame tsuyuku nareru

heiwa to seiga wa death of the rule

akai shibuki wa suukou na yaiba

kizuna umareshi toki negai wa todoku fight out! fight out!"

Mire a Soul de reojo con una sonrisa, la cual el me correspondió mientras seguía tocando, me arme nuevamente de valor cuando volvió a ser mi turno para seguir cantando…

"Kaze ni RO-BU hirugaeshi konya momata kakenukeru Ah makenai wa

matta nashi ni saa ikou chuu wo maeba exciting So kanjiru

Tomoni mezasu futatsu no sadame

anata no me to omae no me wo

shinjiaeta nara shake up! shake up!

Masuto ni hiyaku muteki no cool scythe

yuuki ga koko ni kakusei suru

shouri no megami wa death or life

kuroi chishio ga nie tagiru yaiba

kizuna umareshi toki tsunagaru sympathy fight out! fight out!"

Kid comenzó a tocar seguido de la batería de Black Star, para luego dejar paso junto con Patty al solo de guitarra de Soul.

Sabía que lo lograríamos…

Suspiramos nerviosos cuando regresamos detrás de bambalinas, fuimos recibidos por los brazos y gritos alegres de Tsubaki, Liz y Chrona.

- ¡Estuvieron sensacionales haya! – grito Liz.

- ¡Sin duda alguna ganaremos! – dijo Tsubaki.

- ¿Eso creen? No se hagan falsas ilusiones - murmuro una voz chillona a nuestras espaldas.

Todos nos volteamos molestos para ver a Kim y a su grupito, quienes esperaban a que Shinigami-sama les dijera que pasaran al escenario.

- ¿Ahora que quieres Kim? – le pregunte molesta.

- No, nada, simplemente no quiero que se hagan ilusiones del primer lugar, ya que nosotros seremos quien lo ganemos.

- Rómpete una pierna Kim – murmuro Tsubaki molesta.

- ¡A continuación, el tercer lugar, The Pixies! – anuncio Shinigami-sama.

- Adiós perdedores – dijo Kim mientras pasaba a un lado de nosotros junto con Jacqueline y los demás.

- No, enserio, rómpetela – siseo Tsubaki, para luego meterle el pie a Kim justo en la entrada de las bambalinas, haciendo que se cayera de cara al suelo.

Pero justo antes de caer, Kim se sujeto de Jacqueline, la cual no aguanto su peso y se cayo junto con Kim.

Todos comenzamos a reírnos de ellas, mientras que Ox y Harvar las ayudaban a pararse.

- ¡¿Estas loca o que? ¡¿Qué te pasa? – grito furiosa.

- Ups, perdón… ¿pero sabes? Todos te están viendo – murmuro Tsubaki con falsa inocencia mientras señalaba hacia le publico.

A Kim se le subieron los colores al rostro mientras que entre risas nerviosas se dirigió hacia los micrófonos, seguida por los demás.

- ¡Esa es mi chica! – grito Black Star mientras abrazaba a Tsubaki, quien se sonrojo a mas no poder.

- Fue un ataque de ira – murmuro apenada.

- Recuérdame nunca meterme contigo Tsubaki – murmuro Liz mientras que los demás nos reíamos.

Fuimos a tomar un poco de agua y a relajarnos un poco mientras que esperábamos a que las otras bandas terminaran de pasar.

Estuve jugando con mi vaso nerviosa, el corazón me palpitaba fuertemente contra mi pecho y sentía mi estomago gruñir a causa de los nervios, Soul puso su mano sobre la mía para evitar los temblores que esta tenia, para luego darme una gran sonrisa, la cual logro tranquilizarme.

Esos fueron los 20 minutos más largos de mi vida, hasta que al final, Shinigami-sama volvió a llamarnos a todas las bandas al escenario.

- ¡Bien chicos, alumnos y padres, el momento de la verdad ya llego, diremos quien es el ganador del concurso y con ello, la mejor banda de todo el Shibusen! ¡Redoblen tambores por favor! – pidió Shinigami-sama.

Hero – quien estaba cerca de la batería –, agarro las baquetas y comenzó a tocar los tambores… pero estuvo así unos 10 minutos, hasta que al fin Shingami-sama se harto y le dio un buen Shinigami-chop, dejándolo semiinconsciente en el piso.

- Bien, en tercer lugar tenemos a… ¡Clamor! – grito mientras que las cuatro chicos se dirigían a tomar el trofeo de plata a manos de Marie-sensei – en segundo lugar tenemos a… ¡The Break! – Las tres chicas fuero a recibir su trofeo de bronce, mientras que nosotros nos mordíamos las uñas por los nervios - ¡y en primer lugar esta…!

Apreté con fuerza la mano de Soul, quien miraba nervioso hacia Shingami-sama, vi como también los demás se abrazaban o se agarraban de las manos igual de nerviosos que nosotros.

Shinigami-sama ya estaba alargando mucho el suspenso.

- ¡The Pixies!

Sentí como el alma se me iba al suelo.

¡¿QUE?

Jacqueline y Kim nos mostraron la lengua mientras se encaminaban hacia Merie-sensei, pero al dar el segundo paso, Shinigami-sama carraspeo un poco.

- ¡Oh, parece que me eh equivocado, el verdadero ganador es… Soul Eater!

Todo el público comenzó a gritar y a aplaudir fuertemente, yo en cambio sentía como si estuviera en otra dimensión.

Habíamos ganado…

¿Habíamos ganado...?

¡SI! ¡Habíamos ganado!

Confeti comenzó a caer sobre nuestras cabezas mientras que Marie-sensei junto con Nygus-sensei nos entregaban el trofeo del primer lugar junto con un ramo de rosas. Liz, Chrona, Patty, Tsubaki y yo comenzamos a gritar y a brincar de la emoción mientras que Kid, Soul y Black Star chocaban las manos y se reían a carcajadas.

En el publico, mama y papa se abrazaron mientras que papa lloraba felizmente, y para sorpresa mía, el papa de Soul estaba llorando igual que el mío mientras que Elizabeth le daba palmaditas en su espalda y Wes y Sam grababan el momento con una videocámara. Kid sujeto a Chrona de la cintura y la hizo girar sobre si para luego besarla apasionadamente, después de que se separaron ambos se sonrojaron a mas no poder y se abrazaron, Black Star también beso a Tsubaki, para luego comenzar a gritar que el era el mas "big" de todos y subirse al techo, Liz y Patty se abrazaban mientras brincaban y gritaban y yo por mi parte estábamos que feliz.

¡Lo había logrado! ¡Había logrado superar mi miedo escénico!

Para sorpresa mía, Soul me sujeto de las mejillas y me beso en los labios, yo solo le correspondí mientras lo abrazaba por el cuello alegremente.

¿Quién dijo que los finales felices no existían?

Continuara…

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pingui
User Del Mes
User Del Mes
avatar

Mensajes : 630
Fecha de inscripción : 05/04/2011
Edad : 26
Localización : mar del plata

MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    Miér Jul 06, 2011 1:47 am

como q me colgue un poco en leerlo XD

muy bueno..!
se va poniendo mas feliz la historia Razz
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sing With Me? (cantarias conmigo?)    

Volver arriba Ir abajo
 
Sing With Me? (cantarias conmigo?)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Quién lo quiere conjugar conmigo...
» CASATE CONMIGO - MARY BALOGH
» Un juego Peligroso...¿Lo juegas conmigo? Ya la conti!!
» no tengo una mina pero estoy bien conmigo mismo
» !VENTE CONMIGO CHIQUILLA!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Ciudad Anime! :: Variado :: Cuentos & Historias-
Cambiar a: